DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre

DIARIO: Dos semanas en EGIPTO por libre

Cuando terminamos las tres semanas en EGIPTO por libre en 2015 sabíamos que regresaríamos. Lo cumplimos unos pocos años después y aquí esta el Diario de dos semanas en EGIPTO por libre. El primer viaje fue muy especial y queríamos que este también lo fuese, por lo que decidimos visitar algunos lugares un poco menos habituales. Con la experiencia del anterior periplo trazamos un itinerario que incluía Meidum, Tell El Amarna y Abydos, además de otros lugares a los que deseábamos regresar y explorar en mayor profundidad. No pudimos evitar repetir El Cairo, Saqqara, Luxor, Dendera y Hurgada 😍.

Inconscientes de nosotros pensamos en hacer todo en transporte público y sin reserva previa de conductor ni guías. Decimos que inconscientemente porque no sabíamos que las leyes de cada gobernación o provincia son diferentes. El turismo por libre no es tan sencillo como pueda parecer. Montarte en un autobús, visitar el lugar, encontrar hotel y continuar al siguiente punto está muy controlado en las zonas menos habituales. No a la hora de coger el bus o furgoneta, pero sí cuando te cruzas con policías y militares en los controles que te paran y te plantan una escolta. Así nos comimos tres días casi completos acompañados por policías de un sitio a otro entre El Cairo y Luxor. ¿Cómoooorrr? Pues sí, lo puedes leer más abajo 😊

Viajamos del 5 al 21 de diciembre de 2021, con bastante calor pero fresco por la noche y más frío en la costa del Mar Rojo. Nos hemos movido en bus, furgonetas y tren. En este viaje a EGIPTO nos gastamos cada uno un total de 1.331 euros. 329 en vuelos y el resto en guías, comidas, alojamientos y visitas.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre

Así cuenta Saioa en el DIARIO las dos semanas en EGIPTO por libre:

DÍA 1: CAÓTICA LLEGADA NOCTURNA A GIZA Y PRIMER DÍA EN EL CAIRO

¡Por fin de nuevo en Egipto! ¡Qué ganas teníamos de volver a visitarlo! La llegada es bastante fácil, en la ventanilla que nos indica la policía compramos el visado (25 eur), y cambiamos algo de dinero, todo rápidamente. Según se pasa el control donde pegan el visado al pasaporte y ponen el sello, se baja al piso de abajo que es la recogida de equipaje. Ahí hay un puesto de Orange para comprar tarjetas de datos para el móvil, cosa que hacemos no vaya a ser que la llegada sea como la vez anterior y necesitemos usarlo. Pero esta vez hay suerte y en la salida está esperando el traslado que hemos contratado por Booking. La forma de conducir en Egipto no ha cambiado, venga luces, claxon, adelantar por donde se pueda… vaya, no hay normas.

Llegamos a la zona de Giza cerca de las Pirámides, donde hemos cogido el alojamiento esta vez. Aunque no se ve nada, con la oscuridad que hay se intuyen algunas pirámides. No hay forma de encontrar el hotel, un rato después vemos que nos han cancelado la reserva, y aunque llamamos a Booking no nos dan solución. Un chico nos quiere ayudar, habla inglés y tiene un hotel, pero sale 30 USD la noche. Mientras lo pensamos y viendo que viajamos barato, nos lleva a casa de su primo que nos deja quedarnos gratis a dormir en su sofá.

Muy agradecidos porque son casi las 3 de la mañana, la casa es humilde pero esta bastante bien. Caemos rendidos. Nos levantamos temprano, ya que hoy hemos quedado con Gamal para visitar el Museo Egipcio. Cuando Katz abre la puerta del salón al balcón flipamos con las vistas de las Pirámides que tienen desde esta casa, ¡flipamos! Ahora sí, estamos en Egipto.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre Mc methad, Katz y Saioa, casa particular, Giza

COMPRAMOS EL CAIRO PASS EN EL MUSEO EGIPCIO

Intentamos encontrar un hotel con maps para dejar las mochilas antes de ir al centro, pero es complicado porque hay muchos con nombres muy parecidos y difíciles de encontrar andando. Así que para ir tranquilos, decidimos llevarnos las mochilas y a la tarde buscaremos hotel. Negociamos un taxi para ir al centro, empiezan pidiendo una barbaridad y Katz consigue bajar a 120 libras egipcias, menos de 5 euros. Durante los atascos por todos los lados para llegar al centro, aprovechamos para reservar hotel con Booking, es lo bueno de tener internet.

Para entrar al Museo hay que pasar dos controles de seguridad. Según se entra a mano izquierda están los lockers, son gratuitos, únicamente una propinilla. A mano derecha la taquilla, donde también se puede comprar la «Cairo Pass«, el pase para ver todo en El Cairo durante 5 días. Esperamos a Gamal que llega tarde, y cuando viene después de presentarnos y explicarnos un poco lo que vamos a hacer y ver, entramos a hacer la «Cairo Pass«. Un poco mal gestionado, sólo hay una persona que la hace y aún no ha llegado. Cuando viene, nos hace seguirle dentro del Museo a un despacho y allí nos hace las tarjetas. Tarda un buen rato.

El museo una maravilla, se nota que se están llevando cosas al nuevo museo y hay espacios vacíos, pero el recorrido que nos hace Gamal está bastante bien para ver lo más importante. Por fin conocemos la máscara de Tutankamón, que la vez anterior estaba en restauración y nos la perdimos. Al terminar nos da una hora para nosotros solos que se pasa muy rápido, es una locura todo lo que hay aquí dentro. Con un 1% de lo que tienen aquí, en otro país te hacen un museo entero.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Yuya y Tuyu, Interior Museo Cairo, Cairo

CON GAMAL HASTA GIZA

Gamal nos propone ir en metro hasta Giza, ya que él vive allí y también va en esa dirección. En el metro muchísimo calor. Al salir del metro, hay que coger una minivan a la zona de las pirámides. Allí nos recomienda un restaurante para cenar, y quedamos para mañana que va a ser un día intenso con todo lo que queremos ver.

Mochilas a la espalda llegamos al hotel, donde Mayed nos cuenta mil cosas en un minuto. Es como un AirBnb, ya que nuestra habitación está en una casa familiar donde viven Mayed, su mujer e hijos. Eso sí, la habitación tiene baño privado, está bastante bien por el precio. Y desde lo alto del edificio se pueden ver las Pirámides.

Le preguntamos si podemos comprar pan alrededor y va él a buscarlo, aprovechamos a pedirle falafel también. Estamos rendidos y cenamos en el alojamiento. Lo pasamos mal para no dormirnos, conseguimos aguantar hasta las 7 que es el espectáculo de luces. Lo vemos desde la azotea. A las 8 y poco nos acostamos derrotados, hay que descansar que mañana hay día interesante.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Gamal y Saioa, Piramidion de Amenemhat III Piramide Negra, Interior Museo Cairo, Cairo

DÍA 2: VISITAMOS SAQQARA, DASHUR Y MENFIS A FONDO

A las 6.30 tenemos el desayuno incluido en el precio ya esperando, un huevo frito para cada uno, falafel, té y quesitos. Un poco extraño desayunar eso, sobre todo teniendo en cuenta que cenamos anoche también falafel, pero este está recién hecho, es casero y riquísimo. Vamos andando hasta donde quedamos ayer con Gamal, viene el taxista a buscarnos y juntos vamos donde Gamal, que nos ha comprado falafel para que desayunemos. ¡Vamos a acabar con la cara verde de tanto falafel!

Primero vamos a Saqqara, a un par de tumbas junto a la pirámide de Titi que están muy chulas. Gamal contesta todas nuestras preguntas con una sonrisa, hace que todo sea mucho más interesante porque entiendes un poco más lo que estás viendo. Luego, entramos en la Pirámide que es de las fáciles por su corto acceso. Por dentro sorprende, ya que al estar medio derruida por fuera, no esperas encontrarte dentro el sarcófago ni las pinturas del techo, ni jeroglíficos en la pared. A pesar de ser nuestra segunda visita es preciosa, no decepciona.

Panorama del templo de Saqqara, Egipto

DENTRO DE LA PIRÁMIDE DE UNAS EN SAQQARA

Seguido vamos a la zona de la Pirámide de Zoser o la Pirámide Escalonada, aunque no entramos en su recinto y nos dirigimos rápido hacia la Pirámide de Unas, ya que cierran a las 11. La otra vez que estuvimos no se podía entrar a esta Pirámide, pero ahora sí. No vamos a desaprovechar la oportunidad, y además Gamal nos recomienda no perdérnosla. Y no me extraña: preciosa, acceso fácil y con sorpresa dentro. Merece la pena totalmente ir con guía de los que están fuera y darle una propinilla, si quieres spoiler puedes ver nuestro vídeo de Saqqara.

Después de esta pirámide y antes de entrar en la de Zoser, entramos a la preciosa tumba de Mereruka. Él era canciller del faraón Teti y gobernador de Menfis. La verdad es que la cabeza nos empieza a dar vueltas con tantos nombres y tanta información, ¡pero es que estamos en sitios que tienen miles de años! Y se conservan tan bien que es de locos.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, comp 2015-2021, Piramide de Unas, Saqqara

LA PIRÁMIDE DE ZOSER, LA JOYA DE SAQQARA

Por último continuamos hacia la entrada a la Pirámide de Zoser, que la otra vez tampoco se podía entrar Esta vez con el Cairo Pass lo incluye, así que vamos a aprovechar a visitar todo lo posible. El interior de la Pirámide Escalonada es muy sencillo, no hay escaleras exceptuando las primeras de entrada, el resto es un pasillo largo, recto, con columnas… nos ha gustado mucho. No hay grabados, no hay pinturas, pero te haces un poco a la idea de lo enorme que es la pirámide caminando erguido hasta la zona del sarcófago. También lo puedes ver en el mismo vídeo del día de Saqqara.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, Pano, Piramide de Zoser, Saqqara

REPETIMOS LA PIRÁMIDE ROJA DE DASHUR

Como la otra vez vimos el Sarapeum, ya hemos hecho al completo Saqqara para escribir Qué VER en SAQQARA más allá de la PIRÁMIDE ESCALONADA. Esta vez preferimos tener más tiempo en Dashur, así que al taxi dirección a Dashur. En la zona de la Pirámide Roja hace muchísimo viento y al estar nublado es una pena porque no se ve ese color rojizo del que disfrutamos en nuestro anterior viaje. Eso sí, estamos solos, así que no importa. Gamal nos espera con el taxista, ¡sabe lo que hace! jeje. Primero hay 135 escaleras por el exterior de la Pirámide para llegar a la entrada. Después, una rampa hacia abajo de 140 escaleras que dan a otras escaleras y 47 hacia arriba. Un pequeño túnel y ahí se encuentra la cámara principal y su característico olor a azufre.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Pano, Piramide Roja, Dahshur

POR PRIMERA VEZ DENTRO DE LA PIRÁMIDE ACODADA EN DASHUR

Al salir ya nos están esperando y vamos hacia la Pirámide Acodada. Después de alguna explicación, Gamal nos deja solos de nuevo para explorar su interior. Esta sí que es durilla, pero se puede hacer. Al inicio, hay 66 escaleras en el exterior para llegar a la entrada. Una rampa de bajada con 220 travesaños, que parece no tener final, te lleva a una estancia donde toca subir 23 escalones altos. A continuación, 63 escaleras suben hasta un túnel que hay que cruzar a gatas, el cual va a dar a un pasillo en el que también hay que andar agachado. 32 escaleras después está la cámara principal, aunque sus únicos moradores ahora son los murciélagos.

Una vez fuera de la Pirámide la rodeamos viendo la Pirámide Negra a lo lejos, que no se puede visitar. Hay otra pirámide más pequeña junto a la Acodada a la que nos dicen que no se puede entrar, aunque yo había leído que sí. No insisto porque llevamos buena tunda de pirámides, y escaleras, hoy.

Saioa, Piramide Acodada, Dahshur

MENFIS Y GIZA DE NOCHE PARA TERMINAR EL DÍA

De nuevo al coche y a Menfis, donde nos reencontramos con la estatua colosal de Ramses y la única Esfinge de Hatsepsut. Este Museo es bastante interesante, tiene muchísimas cosas en los jardines deteriorándose con el paso del tiempo, pero con todo lo que hay en Egipto esto son nimiedades. 

A la vuelta en Giza, vamos a comer al restaurante que nos recomendó Gamal. Pedimos un poco sin saber: cordero, babaganus, hummus, encurtidos… muy muy rico todo, y por 120 egp. De camino al hotel pasamos por una panadería y compramos dos tortas de hojaldre, nos comemos una y la otra la dejamos para el desayuno de mañana.

Según entramos en el alojamiento Mayed nos trae corriendo 3 batatas que ha comprado para nosotros, la probamos pero no tenemos hambre así que la dejamos para mañana, una pena comerla fría pero seguro que estará rica igualmente. Rato de descanso en la habitación, y sobre las 19:15 salimos para ver desde la verja las Pirámides y la Esfinge iluminadas. Un mini paseo y a descansar… ¡pedazo día tenemos mañana!

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Coloso de Ramses II, Museo de Menfis collage

DÍA 3: GIZA, LAS PIRÁMIDES MÁS FAMOSAS DE EGIPTO

Ayer preguntamos y nos dijeron que la entrada más cercana que tenemos a las Pirámides de Giza, la que está junto al Pizza Hut, se abría a las 7:30 de la mañana. Por ello, le pedimos a Mayed desayunar a las 6:30. A esa hora lo tiene preparado y de nuevo es falafel 😊. A las 7:15 estamos en la puerta de Giza, y aunque al final entramos unos 10 minutos más tarde, somos los primeros. Entrar al recinto de Giza sin nada ni nadie que se interponga entre las pirámides, la esfinge, y tú, es muy emocionante.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, comp 2015-2021, Interior Piramide de Keops, Giza

Hace «solo 6 años», pero es una maravilla ver la Esfinge de nuevo, las Pirámides, entrar en ellas, pasear sin rumbo… hasta que se desata una tormenta de arena. A pesar de la tormenta de arena vamos hasta los view points desde donde se ve la panorámica de todas las pirámides, o lo que nos deja entrever la arena… Estamos hasta las 4 en el recinto, pero con frío, viento y arena a tope, tenemos más arena en el cuerpo que estando en la playa. A las 4 salimos por la otra entrada, la entrada principal. Sólo nos ha faltado por ver una tumba que no encontramos, pero el resto lo hemos visto ¡hemos disfrutado a tope a pesar de la tormenta!

Hay casi una hora andando hasta nuestro alojamiento, así que paramos en un restaurante con buena pinta. Cenamos dos crepes, una con shawarma de pollo y la otra rellena de salchicha con queso. Además nos pedimos casserole, que son unos macarrones con carne, tomate y especias. Todo buenísimo. Seguimos caminando al hotel para descansar, por fin. Ha sido un día intenso y duro, con más de 8 horas de no parar viendo pirámides y tumbas, y aunque cansados, estamos muy contentos de todas las horas pasadas allí. Una pena no haberlas disfrutado con sol, pero hay más días…

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, comp 2015-2021, Interior Piramide de Keops, Giza

DÍA 4: VISITAMOS LA PIRÁMIDE DE MEIDUM POR LIBRE

Desayuno a base de… ¡SÍ!, falafel. Cogemos las mochilas y salimos, que hoy queremos ver o llegar al menos a los alrededores de Meidum. A pesar de que hay viento, vemos el cielo azul y despejado. Un cambio de planes de último momento nos hace volver a dejar las mochilas en el alojamiento y caminar hacia Giza. Nos apetece disfrutar del complejo con sol y hoy hace bueno. Además con el Cairo Pass la entrada es ilimitada, así que volvemos a pasear entre las Pirámides de Giza y disfrutamos, hoy sí, de los miradores.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz, comp 2015-2021, Piramides de Giza, Giza

Sobre las 11 regresamos al hotel a recoger las mochilas y Mayed nos acompaña a coger una minivan que nos lleve al parking de donde salen las que van hacia Al Wasta. Momento de tensión cuando la minivan se aleja y Katz se da cuenta de que no lleva la sudadera, se lanza a correr detrás de la minivan pero no la alcanza. En esta terminal hay muchísimas minivans, además de mucho ajetreo de gente, vendedores… pero ningún turista. Somos la expectación de los que nos rodean.

Según se sale de El Cairo, se ven las pirámides quedando a mano izquierda. Una bonita despedida, o más bien un hasta luego, ya que tenemos que volver a coger el vuelo de vuelta desde aquí. Cuando llevamos algo más de una hora de ruta, y quedando aún un rato para llegar a Al Wasta, vemos a mano izquierda la Pirámide de Meidum, que es realmente nuestro destino.

SOLOS EN EL COMPLEJO DE MEIDUM

Pedimos al conductor que pare y nos deje ahí, ya veremos luego cómo hacemos. Seguramente tendremos que volver a esta carretera a esperar a otra van que pase, pero genial que haya pasado por aquí cerca ya que así no tenemos que desandar el camino. Empezamos a caminar hacia la Pirámide con nuestras mochilas por una carretera asfaltada y en compañía de tres chavales que van en moto. Se paran a hacerse fotos con nosotros.

Cuando llegamos a la entrada nos preguntan si venimos con tour, o con guía, que cómo hemos llegado… alucinan un poco y el poli nos dice que luego él nos acerca a alguna población a coger un bus. No entienden qué hacemos ahí nosotros solos, ni qué pensamos hacer después. Dejamos las mochilas en la caseta de la venta de tickets y vamos a ver la pirámide. Un chico se acerca y nos pregunta si queremos ver primero la mastaba. No teníamos ni idea de que había algo más para ver, así que estupendo.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, Piramide de Meidum

Abre una puerta en el suelo, y vemos un camino estrecho con arena en el suelo. Hay un túnel que recorrer agachado, una escalera de madera poco estable que bajar, y otro túnel más estrecho aún con una abertura final enana por la que hay que arrastrarse para pasar. Al final, un sarcófago con guardianes. Son murcielagos que abarrotan el techo y nos acojonan un poco.

Después de la «aventura» de la mastaba vamos a la pirámide de Meidum con otro chico. Una rampa con travesaños bastante larga va a dar a una escalera de madera, y ésta a la habitación donde estaba el sarcófago. Naturalmente, hay murciélagos. La subida cuesta un poco más, pero no es muy complicada. Rodeando la pirámide vemos un templo en uno de los laterales.

Mastaba llena de Murcielagos en Interior, Piramide de Meidum, Egipto

ESCOLTADOS POR LA POLICÍA EN EGIPTO

Una vez en la taquilla viene un patrol de militares, nos recoge y nos lleva a… ¡Un punto de control de tráfico de la poli! ¡Y nosotros pensábamos que nos llevaban a Meidum centro para que pudiésemos coger una minivan a Menia! Katz se pone a grabar, y enseguida empiezan a gritar y le hacen borrar el vídeo, no se puede grabar en esa zona. Luego nos meten en un cuarto sin explicarnos nada. Básicamente porque nadie habla inglés y nosotros tampoco árabe.

El tiempo ahí se hace eterno, por lo que entendemos están intentando encontrar un vehículo que nos lleve, y preguntan a cualquiera que paran en el control. Katz les pregunta en un par de ocasiones haber si hay algún «problem», a lo que ellos enseguida responden que no. Pero sigue pasando el tiempo y no nos movemos, se empieza a hacer tarde para recorrer todo el camino que queríamos hacer y pensamos que hemos sido demasiado ambiciosos. Después de más de hora y media nos montan en el mismo coche en que nos han traído y nos llevan a la pirámide, donde se paran hasta que llega otro coche y nos hacen cambiarnos. En este otro coche de policía destartalado, van dos polis y un tercero de paisano que se llama Omar y sabe muy poco inglés. De aquí nos llevan a otro punto de control de tráfico.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Sala del Control policial escolta policía

Y MAS POLICÍA

Esto ya parece una broma. Katz incluso llama a Gamal, nuestro guía en El Cairo, y le cuenta lo que pasa. Le da el teléfono al policía para que hablen. Cuando le dan el móvil de nuevo a Katz, Gamal le tranquiliza diciendo que estemos tranquilos, que lo están haciendo todo por nosotros para que todo sea más fácil… así que no queda otra que seguir esperando.

Casi una hora después de haber llegado a este otro control policial, llega una minivan para nosotros solos. Omar, el poli de paisano, no nos deja pagar y paga él. Montamos con el conductor y con Omar sin saber bien dónde vamos. Durante el trayecto, el policía nos ofrece dinero, porque piensa que viajamos pelados. Casi una hora después Omar se baja del coche y se despide de nosotros, otro poli se monta y continuamos. Así en cada pueblo, se van intercambiando policías hasta Beni Suef. Allí esperamos coger el tren a Menia.

En la entrada de Beni Suef, además del cambio de policías, un coche de la poli nos escolta con luces y sirenas hasta la estación de tren, donde entran con nosotros. Nos dejan pasar sin escanear mochilas ni nada y nos cuelan de todas las filas de gente esperando a comprar sus billetes. Pasamos directamente a la taquilla para comprar nuestros billetes de tren. Insisten en vendernos el de primera con aire acondicionado, que sale más tarde encima, y nosotros aseguramos que uno normal nos vale.

POR FIN EN RUTA HACIA MENIA

Son las 6 de la tarde, el tren sale a y media aunque llega más tarde. Nada más sentarnos, un chaval se sienta frente a nosotros y empieza a hablarnos en inglés. Un viaje en tren muy entretenido gracias a él, que nos ayuda un montón mirando hoteles y formas de llegar a Amarna. Cuando bajamos del tren, se nos junta un poli y menos mal que el chaval hace de traductor. Nos lleva a su oficina, nos pide datos, pasaporte, de dónde venimos, a dónde vamos… y nos acompaña al hotel que queremos. Tampoco hemos elegido mucho, el hotel más cercano a la estación para mañana intentar coger uno a primera hora. Según él, no podemos ir solos andando al hotel.

El hotel muy cutre, pero no queremos andar más a estas horas, así que nos quedamos. Son más o menos las 9:30 de la noche. Cuando salimos a comprar cena es un poco raro, nos preguntan que dónde vamos, pero como no nos entendemos nos vamos y compramos ya desayuno para mañana. A la vuelta insisten en saber a qué hora saldremos por la mañana, y les decimos que a las 9 por decir.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Abderahman, Katz y chicos, Tren de Beni Suef a Menia

DÍA 5: AMARNA, LA GRAN OLVIDADA

Nos levantamos y bajamos a desayunar lo que compramos ayer en unas mesas de la planta baja… ¡menuda revolución cuando nos ven! Como les dijimos que salíamos a las 9 y son las 8, nos dicen que no podemos. Además, un trabajador del hotel que llega y sabe inglés nos dice que un chico que está ahí nos va a acompañar durante todo el día de hoy, vayamos en taxi o en tren.

Decidimos ir en taxi, que luego nos dejará en Mallawi para coger el tren y aprovechar el día. Antes de salir del hotel, y explicando que necesitamos parar a comprar una sudadera para Katz, el del hotel le ofrece una suya que no usa a buen precio. Perfecto, porque así no tenemos que perder tiempo luego en comprar y no se congela ahora, que es temprano y hace frío. El viaje en coche es como atravesar el desierto cruzando pequeños pueblos.

Panorama de la antigua ciudad de Amarna, Egipto

Tell el Amarna es donde se edificó la nueva capital de Egipto por orden de Ajenatón o Akhenatón, marido de Nefertiti, a mediados del siglo XIV a. C.. Al llegar a Amarna lo primero que vemos es la Tumba Real, bastante amplia para estar excavada en el suelo. Muy cómoda de visitar, aunque bastante deteriorada. A continuación vamos a ver una estela grabada en la pared de una montaña que impresiona. Seguimos hasta las tumbas de los oficiales, que están en un alto desde donde se puede ver la extensión que rodea a esta antigua ciudad. Es puro desierto. Lo último que vemos es el Gran Templo de Atón, del que sólo se conserva una columna y media, esto tenía que ser colosal. Casi 3 horas de visita que no están mal, pero no es una visita imprescindible para un primer viaje a Egipto.

Saioa, Pano, Columna, Amarna

EN CARRETERA CON ESCOLTA POR EGIPTO

Nos llevan a la estación de tren de Mallawi, donde nos hacen entrar en la oficina de billetes y nos dicen que hay uno a las 16:00 por 201 egp. Nos están dando el de aire acondicionado seguro. Le decimos que no, que es mucha espera, a ver si es mucho problema ir en minivan. Al final dicen que sí podemos coger el minivan, y justo enfrente de la estación está la parada de las minivan. Por supuesto, tanto nuestro poli personal como el de la estación, que se ha sumado a él, nos acompañan hasta que sale.

Poco después en un control policial paran el minibús, nos preguntan de dónde somos, de dónde venimos y a dónde vamos, y se van… Poco después se junta un coche de la poli a la minivan escoltándonos de nuevo. Alucinamos. La verdad es que, ingenuos de nosotros, no pensamos que era por nosotros. Pero cuando llegamos a Asiut y al bajar nos está esperando la poli, y nos meten en su coche para un tramo de 200 metros, empezamos a creerlo.

Nos metemos en un coche familiar con tres asientos para nosotros, y el coche de la poli delante, cómo no. Al poco de arrancar paramos. Estamos parados esperando y nosotros no sabemos qué, pero nos imaginamos que todo esto es culpa nuestra. Unos 10 minutos después arrancamos con un coche de la poli delante. Unos chavales sentados detrás hablan con nosotros en inglés, y nos buscan un hotel barato. Dicen que el más barato de la ciudad de Suhag, nuestro destino final de hoy. La chica además nos escribe el nombre de la estación donde salen los minivan, El Balyana.

Panorama de las Estelas de Tell El Amarna, Egipto

HOTEL CON VISTAS AL NILO EN SUHAG

Dejan a todos en una estación a la entrada de Suhag. Ella nos dice que es esa misma desde donde tenemos que coger mañana el transporte, y nosotros sin salir del mismo coche con la poli delante, nos llevan a ese hotel que nos han buscado. Cuando llegamos y nos ven entrar la poli ya se va, no sin preguntarnos los planes de mañana y quedarse tranquilos cuando les decimos que iremos a Abydos y luego a Luxor.

Preguntamos y el hotel cuesta 650 egp, 25 euros, mucho para lo que solemos coger, pero no hay ningún otro alrededor. Conocemos en recepción a un chaval de España, Sergio, que curra en Luxor de arqueólogo y está de finde visitando la zona con sus compañeros. Reservamos, y al subir vemos que la habitación es enorme, con vistas al Nilo. Además mañana tenemos el desayuno incluido, así que amortizamos los 25 €. Salimos a cenar y paramos en un puesto de crepes como los del otro día, dos chavales muy majos las hacen. Son enormes, y nos regalan una patatas. Unas delicias que nos comemos en la habitación.

Panorámida del Nilo, Vistas desde Hotel, Sohag, Egipto

DÍA 6: ABYDOS, TEMPLOS, FARAONES Y EXTRATERRESTRES

La habitación enorme pero poco equipada, la manta era muy pequeña y he tenido los pies fuera toda la noche. Bajamos al desayuno: hay queso, puré de patata, alubias y berenjena. Un desayuno atípico pero suficiente. Con las mochilas a la espalda nos vamos andando a la estación de las minivan  cruzando un mercado de camino. Nada más llegar sale la minivan, genial. Nos lleva hasta El Balyana, donde la poli nos hace bajar en un control. Nos pregunta dónde vamos, y ellos paran un tuktuk para que nos lleve a Abydos. En la entrada avalancha de niños para selfies.

Pano, Templo Seti I, Abydos

Estos templos de Seti I y Ramsés II una pasada, de locos lo bien conservadas que hay algunas pinturas y lo bonito que es. Una pena que no se puede bajara al Osireion, la supuesta tumba de Osiris. Pero ya se ve desde arriba que es impresionante. Todo es más grande de lo que pensábamos, así que nos tiramos aquí bastante tiempo disfrutando del colorido de las pinturas, de los trinos de los pajarillos que se cuelan en el templo, de los juegos que hacen las luces que hay a través de las ventanas… Lo más conocido de este Templo es el famoso «ovni» de los extraterrestres y el helicóptero. Tan famoso que incluso en la entrada del recinto te explican y desvelan el «misterio». Si quieres puedes leer sobre este y todos los dioses de Egipto en nuesto árbol genealógico de los dioses de Egipto.

Detalle jerogríficos extraterrestres Interior, Templo Seti I, Abydos, Egipto

TAXI Y TREN DE ABYDOS A NAGA HAMMADY

Cogemos un taxi compartido hasta la estación de tren de El Balyana, aunque la misma poli de antes nos hace bajar en su control, y nos hace continuar andando a la estación, escoltados por un policia claro. ¿He dicho ya que esto es de locos? En la estación, tenemos que esperar hasta las 3 que sale un tren a Naga Hammady y de allí coger otro a Luxor, porque la alternativa es uno VIP que sale a las 5. La espera la hacemos en un cuarto fresquito acompañados por el policía y su fusil. Ya estamos acostumbrados y se agradece el fresco y el baño que hay.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre Delfines en hurgada 1

TREN DE NAGA HAMMADY A LUXOR

El tren hasta Naga Hammady más básico, asientos más duros, mucho polvo, la gente alucina, somos la sensación del trayecto. Fotos con niños, me llama la atención la seguridad con la que me aprieta la mano al despedirse una chica a la que apenas se le ven los ojos. Ni puedo imaginar su edad. Al bajar, un chico llamado Ammar le habla en inglés a Katz. No sabe mucho pero nos ayuda a entendernos con la gente de la estación. Compramos billetes para el tren que sale a Luxor a las 17:15, apenas 20 minutos después. Ammar, que es muy majo, se queda con nosotros esperando. Su nombre significa luna en árabe, lo cual tiene bastante sentido ya que es albino.

El tren de Naga Hammady a Luxor más cómodo que el del otro día a Menia, aunque sin lujos ni aire acondicionado. Los chicos van viendo fútbol y gritando cuando hay gol. Llegamos a Luxor y vamos a un hostal que hemos fichado cerca de la estación, el Jamaica Luxor. Omar, el recepcionista, es un vacilón jeje. Las habitaciones son sencillas pero muy muy limpias y nuevas, perfecto. Vamos a buscar un restaurante donde estuvimos hace 6 años pero no lo encontramos, así que al final cenamos en uno cualquiera. Katz se pide koshari y yo pizza oriental de gambas. Además, casserole, el plato de macarrones con tomate y carne. Esta vez de pollo.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre, Ammar Estación de tren NAGA HAMMADY

DÍA 7: LUXOR PASS Y HATSEPSUT, EL WEST BANK DE LUXOR

Lo primero después del desayuno es ir al templo de Karnak a sacar la «Luxor pass«. La oficina para ello está a mano izquierda después de la maqueta central. Tardamos un rato, nos piden 3 fotocopias del pasaporte, 2 fotografías y fotocopia del «Cairo pass», por la que nos quiere cobrar 50 y al final le damos 5. Un rato después tenemos nuestros «Luxor pass» con descuento por haber comprado el «Cairo pass». Aunque en un principio íbamos a aprovechar a ver el templo de Karnak, vemos que están entrando muchísimos grupos así que decidimos madrugar mañana e ir ahora a la orilla oeste de Luxor.

Vamos al ferry público para cruzar a la otra orilla, el West Bank. Ahí se nos acercan varias personas ofreciendo taxi y guía de la zona. Finalmente salimos con Khaled, que nos llevará al Valle de los Reyes por 40 egp. Según hacemos el trayecto, le consultamos precio de todo el día y quedamos en hacerlo todo con él.

En el Valle de los Reyes nos pasamos 3 horas, vemos todas las tumbas incluyendo la de Seti I, que es espectacular, no en vano sólo ver esta tumba cuesta 100 USD. También entramos en la de Tutankamón, donde está su momia, aunque no es de las más bonitas mola por la historia que hay detrás. Acabamos un poco saturados de tantas tumbas y pinturas, ya que las tenemos todas incluidas con la «Luxor pass» entramos en todas y es un poco empacho.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Pano, KV17 Tumba de Seti I, Valle de los Reyes, Luxor

TEMPLO DE SETI I, CASA DE HOWARD CARTER y HATSEPSUT

De aquí Khaled nos lleva al Templo de Seti I, tan poco visitado que estamos solos. No es muy grande, pero es un placer pasear en soledad, algo bastante difícil en Luxor. La casa de Howard Carter está bien como paréntesis de ver relieves, pinturas y columnas. Está igual que la dejó cuando vivía aquí y descubrió la tumba de Tutankamón, un lujo para 1922. Por último visita del templo de Hatsepsut, el más diferente y tambien precioso. Conocido como Djeser-Djeseru o «el sublime de los sublimes«, el templo de La Faraona de faraones nos atrapa una vez más y somos los últimos en salir del recinto, un broche estupendo para acabar el día.

De nuevo ferry para cruzar al lado este donde tenemos el hotel, vamos a un puesto de la calle y compramos cosas variadas: patatas, berenjenas y fritos varios. Baratísimo, gastamos 55 egp más 10 de una bolsa con 3 panes de otro puesto, eso sí, acabamos saturados de tanto aceite. Lo que queda se lo dejamos Omar que agradece no tener que hacer la cena hoy. Menos mal, porque es demasiada comida y para mañana no creo que aguante.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, Templo de Hatshepsut, Luxor

DÍA 8: TEMPLOS DE KARNAK Y LUXOR EN PROFUNDIDAD

Madrugón con desayuno para llevar, y cogemos un Careem, Uber egipcio, al templo de Karnak. Desayunamos en un banco antes de entrar. El complejo es enorme, nos dijeron que esta visita se hace normalmente en hora y media o 2, nosotros estamos 5 horas y salimos muertos de tanto patear, pero es que recorremos todo el complejo de punta a punta, con todos sus templos interiores.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, comp 2015-2021, Templo de Karnak, Luxor

De aquí vamos andando al Museo de Luxor, donde primero nos sentamos a ver una mini peli de 7 minutos donde explican cosas que vamos a ver dentro del Museo. La vemos dos veces seguidas porque estamos tan agotados que no queremos levantarnos de la butaca. Yo me quedo dormida con la voz de Omar Sharif, el narrador del corto. El museo está muy bien organizado y nos gusta pero cierra a la 1 y casi nos tienen que echar.

Panorama, Lago Sagrado, Templo de Karnak, Luxor

Vamos al Museo de la Momificación, pero abre de 8 a 13 y de 17 a 20. Así que decidimos ir a descansar un rato a la habitación, para después ir a comer un par de casseroles ricas. Una de pollo para mí y de carne para Katz, la cantidad bastante buena para el precio. Además pedimos un crepe de patatas que no está muy allá, suena mejor de lo que es luego. También una pizza de champiñones que sólo probamos y se viene al hotel con nosotros para mañana. Compro además un hojaldre grande para tener de desayuno.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Pano, Templo de Luxor, Luxor

Vamos al Templo de Luxor, donde vemos atardecer, y visitamos el Museo de la Momificación. Es pequeño, pero organizado y muy interesante de ver. Queríamos hacer la excursión del globo pero no hay mañana, así que ya veremos si lo intentamos para pasado. De momento lo único que necesitamos es descansar.

DÍA 9: MEDINET HABÚ, TUMBAS DE ARTESANOS, NOBLES Y MUCHO MÁS

Madrugamos para visitar el Templo de Luxor sin gente, ayer nos dijeron que abre a las 6. Estamos a las 6:30 pero nos dicen que hasta las 7 nada, así que toca esperar un ratito a la fresca. Lo bueno es que estamos toda la visita del templo solos, no es tan grande como Karnak pero sí precioso. Y nos lo pateamos enterito, incluso lo rodeamos por fuera, empezamos fuerte el día. Regresamos a desayunar al hotel, y cogemos un Careem hasta el ferry público para no caminar más de lo necesario, que al final del día se nota el cansancio. Justo se escapa el ferry y hay una espera de 30 minutos. 

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz, Saioa y Khaled, Luxor

DEIR EL-MEDINA

Khaled, que ya está esperando al otro lado, nos lleva primero al Valle de los Artesanos. Es Deir el-Medina, que está en la entrada del Valle de las Reinas y cerca del de los Reyes de la antigüa Tebas. Contiene los restos del más importante poblado de obreros y artesanos del Antiguo Egipto. Su nombre egipcio es Set Maat, «El lugar de la Verdad». En él se pueden ver las tumbas de estos obreros que trabajaron en la construcción de las más grandiosas tumbas de los reyes. Estas tumbas, a pesar de no tener relieves, tienen unas pinturas chulísimas que están conservadas genial.

Panorama, Valle de los Artesanos, Luxor

VALLE DE LA REINAS

La siguiente visita es al Valle de las Reinas, cuyo nombre egipcio es Ta Set Neferu, «El lugar de la belleza», y en árabe es Biban el-Harim. En él vemos todas las tumbas, incluida la tumba de Nefertari, que es una auténtica maravilla. Es otra tumba de las que cuesta una pasta entrar a ver sin el «Luxor pass», y realmente ha merecido la pena entrar.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz, Tumba de Nefertari, Valle de las Reinas, Luxor

MEDINET HABÚ, EL TEMPLO DE RAMSÉS III

Ahora vamos para Medinet Habú o templo dedicado a Ramsés III. Otra visita imprescindible, sobre todo por sus columnas enormes con pinturas aún visibles. Este ya lo visitamos en nuestro anterior viaje a Egipto y teníamos un buen recuerdo, que se confirma con la visita de hoy. A continuación nos vamos para la zona del valle de los Nobles que para aclararnos, comprende seis necrópolis: Qurnet Murai, Sheij Abd el-Qurna, Dra Abu el-Naga, El-Joja (que está junto al Templo de Hatsepsut y vimos de lejos), Asasif y El-Tarif. Estas dos últimas necrópolis no las visitamos aunque estaban incluidas también en el Luxor Pass.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Pano, Templo de Ramsés III Medinet Habu, Luxor

QUNAT MOREI

En Qunat Morei entramos en dos tumbas sencillas… Qurnet Murai es una necrópolis menos visitada que la de Sheikh Abd el-Qurna, pero que también sirvió como cementerio para los funcionarios de la administración del Imperio Nuevo en Tebas. Entramos en la tumba de Amenemonet (TT277) y en la de Amenemheb (TT278), Pastor de Amón-Ra. Terminamos entrando también en la de Amenhotep llamado Huy (TT40), quien fuera virrey de Kush durante el reinado de Tutankamón. Lo curioso de ello es que aquí en cualquier pueblo, o en cualquier lugar te puedes encontrar ya sean tumbas, restos de templos, cerámica… Egipto es alucinante. Este país da para un viaje de meses estando todos los días visitando cosas a saco.

Panorama, Necrópolis de Qurnet Murai, Luxor

RAMESEUM

Luego vamos al Rameseum, que se llamaba originalmente Casa del millón de años de Usermaatra Setepenra (Ozymandias), y que une la ciudad de Tebas con el reino de Amón. La cabeza caída es enorme, y las columnas también. Tuvo que ser espectacular. La visita de este templo la hacemos en soledad, igual que en nuestro anterior viaje hace unos años. Y es que cada vez somos más conscientes de que hay tanto para ver, que en un viaje de 1 ó 2 semanas hay que elegir y no se ve ni un cuarto. Nosotros que estamos intentando visitar aquí en Luxor todo lo que podemos, estamos agotados de tanta tumba y pintura, supongo que en casa lo procesaremos mejor, porque ahora mismo ya no recuerdo ni mi nombre.

Panorámica del Ramesseum, Luxor

MÁS VALLE DE LOS NOBLES

Enfrente del Ramesseum está el Valle de los Nobles, del que forma parte Sheij Abd el-Qurna y por el que por supuesto también pasamos y donde visitamos varias tumbas. La más llamativa es la de Ramose (TT55), con sus más de 300 m2 excavados en la roca. Pertenecía a Ramose, un visir de Amenhotep III y Akhenatón, por lo que tiene decoraciones tradicionales y amarnienses. Desde un lateral del Valle de los Nobles, en Dra Abu el-Naga, hay una vista chula del Templo de Hatsepsut desde la distancia.

Pano, Tumba de Ramose TT55, Dra Abu el-Naga, Valle de los Nobles, Luxor

TEMPLO DE MERENPTAH

La penúltima visita del día es el Templo de Merenptah, que está bastante derruido pero conserva dos conjuntos espectaculares. El primero es una réplica de la mal llamada «Estela de Israel». La estela fue descubierta en 1896 e incluye posiblemente la primera mención conocida de Israel como pueblo, no como país. Es gracioso que la primera mención sea dentro de una lista de los pueblos derrotados por Merneptah. El segundo son los Colosos de Amenofis III o Amenhotep III, recuperados y puestos de nuevo en pie en 2014 juntando sus más de 200 trozos desperdigados y encontrados por el Nilo y alrededores. Casi 13 metros y más de 100 toneladas cada uno. Espectaculares.

Saioa, Pano, Templo de Merenptah, Luxor

COLOSOS DE MEMNÓN

La última parada del día es en los Colosos de Memnón, que en realidad están a un lado de la carretera principal y no hay que pagar entrada. Las dos estatuas gemelas de los Colosos de Memnón muestran a Amenhotep III en posición sedente. Están mirando en dirección al río Nilo y al Sol naciente. Las dos estatuas situadas junto al trono, representan a su esposa Tiy y a su madre Mutemuia. Aunque es una pena que a excepción de los Colosos, apenas quedan restos visibles del templo de Amenhotep que estaba detrás. Son enormes.

De vuelta pedimos a Khaled que nos deje en algún restaurante económico y cerca del ferry, nos deja en el África. Más caro de lo que estamos comiendo, y peor comida, pero bien por cambiar. De regreso al ferry y al hotel a descansar.

Panorama de los Colosos de Memnon, Luxor

DÍA 10: EL TEMPLO DE DENDERA POR LIBRE

Después del desayuno vamos a la estación de tren con la idea de visitar hoy Dendera. Para ello, tenemos pensado coger un tren a Qena, y de ahí algún bus o tuk tuk hasta el Templo de Dendera. En la estación sólo nos venden un tren a 60 egp, no podemos ir en otro, ni tampoco en minivans. Somos turistas y dicen que no es seguro. Así que cogemos ese tren sin saber muy bien los horarios de vuelta, nos dicen que hasta casi las 6 no hay… veremos. El tren es cómodo, con bastante espacio y asientos mullidos.

Al salir de la estación en Qena, dos policías nos interceptan y no nos dejan continuar. Otra vez que nos dicen que no es seguro ir a nuestro aire en transporte público. No nos dejan ni negociar precios con los del tuk tuk, y tenemos que aceptar uno que ellos nos indican, eso sí bajando el precio porque al inicio nos quiere cobrar una barbaridad. Apenas 9 km separan Qena del Templo de Dendera. No sabemos muy bien qué haremos a la vuelta, porque aquí no hay nada, no hay tuk tuks o taxis para volver… pero luego nos apañaremos que ahora toca visitar el templo.

Este Templo es una pasada, los techos tan bien conservados, tienen relieves con color del horóscopo y las columnas con la cabeza de Hathor, deidad a la que está dedicado el templo. Nuestras cabezas no hacen más que mirar hacia arriba, nos va a doler el cuello. Como ya conocemos el templo y sus escondrijos, vamos visitando todas las zonas, las salas y los recovecos.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, Comp 2015-2021, Templo de Dendera

LA TERRAZA Y EL EXTERIOR DEL TEMPLO DE HATOR EN DENDERA

Subimos la escalera hasta el techo del templo, donde hay una terraza enorme con un templete de columnas. Nos dicen que es un reloj solar pero no somos capaces de interpretarlo. Ni idea de cómo puede funcionar. Unas chicas me piden fotos. Entramos en la sala donde se ve la réplica del horóscopo, ennegrecida como la original de cuando vinieron los cristianos a cargarse todo. El original está expuesto en el Louvre de París.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Saioa, Comp 2015-2021, Templo de Dendera

Salimos y también lo recorremos por fuera, rodeándolo y visitando un templete dedicado a Isis que hay en su parte trasera. Además vemos el Lago Sagrado. Por supuesto recorremos el templo que hay a mano derecha según entras, la otra vez había una chica meditando aquí pero hoy estamos solos. No tenemos prisa en volver, el único plan del día era ver este Templo de Hator en Dendera, así que volvemos a entrar para deleitarnos de nuevo con esos colores azules del techo y las majestuosas columnas.

Pano de las columnas de Hator en el Templo de Dendera

Cuando ya decidimos irnos, salimos a la entrada a ver qué pasa, si viene alguien en tuk tuk y podemos ir a la estación de autobuses, que es muy pronto para tener que esperar al tren de las 6. Una minivan privada con unos turistas que vuelven a Luxor nos dicen que nos llevan a Luxor, pero nos piden una burrada, así que declinamos la oferta. Finalmente, los policías de la entrada del templo llaman a un tuk tuk y le encargan llevarnos a la estación de autobuses. No está muy lejos, cuando llegamos hay que esperar a que llegue la minivan y se llene para salir, aunque eso no parece un problema ya que somos bastante gente esperando.

REGRESO DE DENDERA A LUXOR

El chico del tuk tuk ahí sigue, esperando a que nos montemos y nos vayamos para largarse… ¡menudo marrón le ha tocado, obligado por la poli! Cuando llega la minivan se desata la locura, estamos más de los que cabemos, y empiezan los empujones… menos para nosotros, ya que nos han reservado los dos asientos delanteros. Me da un poco de vergüenza que nos traten diferente, pero si no montamos el marrón le cae al del tuk tuk, así que el viaje se hace muy cómodo. Cuando el conductor coge algo de confianza bromea y vacila sobre nosotros con los demás pasajeros. El trayecto es divertido y la carretera muy buena.

Cuando llegamos a Luxor vamos a comer al restaurante de estos días, yo me atrevo con un koshari y todo. Luego, como tenemos tiempo, Katz se anima a ir a la peluquería. El señor no entiende cómo quiere Katz el corte, así que hace lo que puede. Nos cobra 100 libras egipcias, creemos que la gente paga la mitad, pero bueno, somos guiris y tampoco es tanto, menos de 4 euros.

Nos ponemos en contacto por Whatsapp con nuestro conductor de Careem de ayer, que nos hace muy buen precio para montar en globo, y mañana sí salen, así que reservamos plaza. ¡Qué nervios! La otra vez no lo hicimos y me quedé con la espinita clavada… ¡Mañana la quitaremos!

Panorámica extrerior trasera del Templo de Dendera, Egipto

DÍA 11: EN GLOBO SOBRE LUXOR Y EN BUS A HURGADA

¡Ha llegado el día del viaje en globo! Nos vienen a buscar por el hotel en una minivan, y pasamos por otros hasta llenarla. Después, montamos a unas falucas para cruzar el río e ir al West Bank, que es desde donde salen los globos. Nos dan té o café y un bollito, se agradece a estas horas, hace frío. Cuando llegamos a la zona desde donde salen hay un montón de gente y globos hinchándose, está chulo ver el proceso. Nosotros somos casi de los últimos en salir, las vistas desde el cielo impresionantes. Por un lado el amanecer por detrás de la ciudad de Luxor y por el otro los templos que vamos viendo desde arriba: Hatshepsut, el Ramesseum, los Colosos… el vuelo muy tranquilo, no da sensación de vértigo ni de inseguridad. A pesar de que nuestro capitán tiene media cara quemada…

Pano, Globo, Luxor

Finalmente aterrizamos junto a Medinet Habú, una pena que esos últimos segundos hay que agacharse por seguridad y no ves el momento del «aterrizaje», pero el vuelo ha molado mucho. Nos dan nuestro diploma guiri de que hemos hecho ese vuelo en globo, y de nuevo a la faluca y al hotel. Con las mochilas a cuestas nos despedimos de Omar de recepción, muy majete, y vamos hacia donde salen los buses a Hurghada. Cogemos el siguiente que sale, son algo más de 4 horas de carretera por medio de la nada para llegar a destino. Aunque la carretera de Qena a Marsa Alam que cogimos la otra vez no tiene comparación, esta no está mal.

Panorama de Hatshepsut y West Bank desde el Globo, Luxor, Egipto

LLEGADA A HURGHADA

Llegamos sobre la 1 del mediodía a Hurghada, pero a la estación de bus. De aquí a nuestro alojamiento tenemos una media hora a pie, pero corre una brisa fresquita, así que lo haremos andando. Antes de nada revisamos horarios de los autobuses de aquí a El Cairo, para no tener que volver a preguntar. Y comenzamos la caminata, pasamos por zonas más comerciales, tiendas de barrio, mezquitas. Nos confundimos un par de veces de dirección, es difícil guiarse por estas callejuelas incluso con Maps.me.

Por fin llegamos a nuestro alojamiento, básico pero bien localizado. Nos sentamos con nuestro anfitrión, Khaled, a hablar un poco y preguntamos por excursiones que hacer. El hambre nos llama y salimos a la búsqueda de algo para llenar el buche. Apenas encontramos cosas abiertas, y alguno que vemos se columpia con los precios. Acabamos en un «restaurante» local donde pedimos unas chuletillas a precio de oro que son escasas y no muy buenas. En otro más allá cogemos patatas y berenjenas muy ricas a su precio justo.

El matarife de Hurgada, Egipto

Mientras hacemos el recorrido de vuelta al alojamiento vemos una panadería y entramos. Compramos donuts que tienen buena pinta… pero cuando los probamos ¡alucinamos! ¡Qué riquísimos están! ¡Brutales! Nos los acabamos y tenemos que entrar a comprar más para el desayuno. Una pasada. Sin mucho más que hacer, paseamos por la zona, vemos que apenas hay playas públicas en las que puedas entrar sin pagar. Entramos en un Centro Comercial que tiene a la entrada un acuario enorme, pero no hay nada que nos interese y hace frío dentro. Tampoco es que haga mucho calor en la calle, el vientecito no es muy agradable. Volvemos al alojamiento y decidimos contratar para mañana una salida para hacer dos inmersiones de buceo. Hoy ya sólo queda descansar.

DÍAS 12 y 13: POR LOS FONDOS MARINOS DE HURGHADA, BUCEO Y SNORKEL CON DELFINES EN HURGHADA

Desayunamos nuestros donuts artesanos favoritos y nos llevan en taxi hasta el embarcadero. El tour de buceo incluye bufet de comida. Sin saberlo hemos contratado un tour de lujo, la comida está genial y el buceo es muy tranquilo. Las aguas están muy claras y se ve mucha vida entre el coral. Nuestra ilusión era encontranos con algún dugongo o vaca marina pero no tenemos esa suerte. Aún así da gusto sumergirse en el Mar Rojo. Ya de vuelta reservamos a través de Khaled la típica excursión con delfines para el día siguiente. Vamos a por más donuts, charlamos un buen rato con nuestro anfitrión y nos vamos a descansar.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz, Saioa y host, Alojamiento, Hurghada

EL DÍA DE LOS DELFINES EN HURGADA

Hoy pasan a por nosotros pronto y nos dejan en una zona de lujo en Hurgada con bastantes hoteles y apartamentos. Entre ellos hay un acceso a un muelle y a nuestro barco. Está muy bien y los tripulantes son muy majos. Nos reúnen a todos abajo y nos explican un poco qué vamos a hacer y los horarios, y luego ya nos dejan a nuestro aire hasta que lleguemos al primer punto donde con delfines. Subimos a la cubierta de arriba y nos tumbamos sobre unas colchonetas. Hay muchísimo aire fresco, no está el día muy apetecible para meterse al agua.

Panorámica de la costa de Hurgada desde un barco, Mar Rojo, Egipto

Pero claro, ¿quién dice que no a snorkelear con delfines? Cuando les ven y paramos en la zona, nos avisan para que nos preparemos. Dicen que al agua y prefiero no pensármelo mucho. Katz como siempre es de los primeros en lanzarse, y le veo a lo lejos junto a los delfines. Yo también tengo suerte, porque se giran y pasan a mi lado, dándome la oportunidad de nadar cerca de ellos y observar sus juegos, hay uno pequeñín. Cuando se alejan yo me subo al barco, estoy congelada.

Hacemos una comida temprana que está riquísima, y luego paramos a hacer snorkel. Yo me lanzo a pesar del frío ya que Katz me lo recomienda, pero tampoco aguanto mucho tiempo. Eso sí, bastante coral y muchos peces de arrecife. Tenemos también merienda incluida, y una tarta que ha llevado una familia ya que es el cumpleaños de la hija. Después de cantarle el Cumpleaños Feliz en varios idiomas comemos cada uno un trozo, está muy buena.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre Delfines en hurgada 2

CON LOS GIRIS EN EL BANANA BOAT

Al final de la tarde acercan el barco a puerto, y allí hay actividades como el sofá boat y el banana boat. Yo paso de mojarme, pero Katz no se lo podía perder y ahí que se lanza a probar todo. Es muy gracioso verle pegar botes, pero son buenos con ellos y no les tiran al agua.

De nuevo en el alojamiento el host nos dice que van a venir luego a tomar algo unos chicos que le habían preguntado para alojarse y no han podido porque estábamos nosotros, así que cenarán todos juntos. Nosotros preferimos ir a hacer una comida fuerte ahora, pero quedamos en juntarnos luego con ellos. Vamos a la zona del otro día y nos pedimos una pizza y varias cosas más. Por supuesto, llevamos unos donuts.

Finalmente mañana nos vamos a El Cairo, pero decidimos repetir el tour de snorkel e ir luego del tirón a la estación de buses, así aunque lleguemos tarde, al menos habremos aprovechado el día. Estamos un rato de charla con la pareja de chavales. Son muy jovencitos, y están haciendo un viaje de un par de meses por Egipto. Luego nos retiramos que hay que coger fuerzas para volver a ver a los delfines mañana.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz, Excursión en barco, Hurghada

DÍA 14: MÁS DELFINES EN HURGHADA Y VUELTA A EL CAIRO

El día es muy parecido al de ayer, sólo que llevamos las mochilas con nosotros para irnos luego directos a El Cairo. Nos llevan al mismo punto de salida de la barca, la tripulación es la misma y nos saludan contentos de vernos allí de nuevo. Eso sí, nos advierten que hoy la salida es más sencilla, de hecho estamos más gente, y que habrá una comida más normal. No era tan de lujo como las anteriores pero aún así está muy rica. Vemos de nuevo delfines, tanto desde el barco como haciendo snorkel. El viento frío sigue soplando, así que yo agunto menos en el agua que Katz que consigue estar un buen rato con ellos en el agua.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre Delfines en hurgada 1

Después del banana boat y demás juegos acuáticos, llegamos a puerto y nos despedimos de todos. La verdad que han sido majísimos y muy respetuosos con el mar y los delfines. Nos llevan directos a la estación de buses en lugar de al alojamiento, y allí preguntamos horarios. Quedan bastantes horas para salir, así que vamos andando a 10 minutos hasta la parada de GoBus. Compramos los billetes ya que sale uno antes. Yo estoy resfriada de los cambios de temperatura.

El bus nos deja en la parte trasera del Museo del Cairo, así que con las mochilas a la espalda y la ayuda de Maps.me vamos andando al metro para ir a nuestro hotel de Giza. Como ya nos lo sabemos del otro día con Gamal, nos bajamos y cogemos una minivan compartida al centro de Giza, y allí buscamos el hotel. Nos cuesta un poco encontrarlo, ya que no está señalizado y son callejuelas interiores, pero finalmente lo conseguimos. La habitación está genial y tiene un balcón con vistas a las pirámides. Además tenemos el desayuno incluido.

DÍA 15: GIZA POR TERCERA VEZ

Nos levantamos y subimos al desayuno, que es salado y sencillo, encima hace muchísimo viento y frío, hay que tener cuidado de que no se vuelen las cosas. Vamos a comprar a la panadería y desayunamos fuerte, aunque subimos a la habitación para descansar un poco más. Cuando cogemos fuerzas para… ¡volver a Giza! Tenemos el día entero libre por delante, el avión no sale hasta la noche, así que nos apetece entrar una vez más y disfrutarlas a tope. ¿Quién sabe cuándo volveremos a verlas?

Panorámica de Abusir y Saqqara desde Giza, Cairo, Egipto
Desde la meseta de giza pudimos ver las pirámides de Abusir y Saqqara 😲

Los de la entrada nos reconocen y yo creo que alucinan un poco, no me extraña. No se cuantos frikis como nosotros se encontrarán 😁. Las paseamos de nuevo, disfrutando cada piedra gigante y cada cosa que se nos pasó las dos veces anteriores. Es que es un complejo tan magnífico y espectacular… Cuando nos «cansamos», o más bien cuando decidimos que es hora de salir para andar tranquilos, buscamos un restaurante para comer. Acabamos en uno que no nos mola nada, nos cobran a precio guiri total y encima no son muy agradables.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre. Katz y Saioa, Pano, Piramides de Giza, Giza

REGRESAMOS A BILBAO

Vamos andando a nuestro hotel de llegada a recoger la sudadera de Katz. Mahed nos avisó de que estaba allí y no se había quedado en la minivan como pensábamos. Y luego a la azotea de nuestro hotel, donde hacemos tiempo viendo ponerse el sol. Como no nos queda mucho más por hacer, cogemos un taxi al aeropuerto. Llegamos con tiempo por si hay algun rollo con el covid pero nada.

Panorámica de la Esfinge de Giza al atardecer, Egipto

El vuelo de vuelta sin pega de nuevo, todo bien. En el aeropuerto de Bilbao nos paran y nos hacen una prueba de antígenos por si acaso. Yo estoy constipada y un poco acojonada al hacérmela, pero da negativo. Ya en casa pensando en el siguiente… ¿dónde será?

Y ya sabes, si quieres hacernos algún comentario puedes encontrarnos en Twitter, Instagram y Facebook, en todos nos llamamos @SalimosDeBilbao. Te agradecemos mucho y nos ayudas si le das a seguirnos en Instagram u otra red social. Si te ha gustado este post puedes compartirlo fácilmente en cualquiera de las redes con los botones de aquí abajo 👇🏽.

DIARIO Dos semanas en EGIPTO por libre 2015 2021 Salimos De Bilbao

Compartir es amar 🤝🏼