DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre

Este es el DIARIO de como fueron nuestras 3 semanas por libre en NICARAGUA en 2018 a pesar de la dudas. ¬ŅPor qu√©?… Porque aunque ten√≠amos los billetes comprados desde febrero para un viaje en octubre, en abril estallaron revueltas y protestas contra el gobierno Ortega-Murillo.

Contactamos con gente que estaba viajando en esos momentos por allá, y en Septiembre, un mes antes de nuestra fecha de salida, decidimos que era el destino que nos apetecía y que queríamos ir a verlo y vivirlo por nosotros mismos. Así que Nicaragua… ¡allá vamos! Viajamos del 12 de Octubre al 03 de Noviembre del 2018, con clima lluvioso, pero con calor… así la lluvia se lleva mejor.

Pasamos en Nicaragua 22 días con el de llegada y el de salida, más otro de escala en Miami. Desde aquí llevamos los vuelos intercontinentales, y en esta ocasión compramos también los vuelos internos para viajar a las Corn Islands. Además, contactamos con una casa particular que ofrece alojamiento para las primeras noches en León. El resto del recorrido y transportes, como siempre desde allá.

En este viaje por Nicaragua m√°s la escala en Miami nos gastamos cada uno un total de 1250 euros. 525 en vuelos intercontinentales, 160 ‚ā¨ en los vuelos internos, 120 en en transportes p√ļblicos (buses, minibuses, minivans, triciclos, pangas, lanchas…), 225 ‚ā¨ en alojamiento y el resto en comida, compras, excursiones y dem√°s.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, NBA, American Airline Arena, Miami

Ese es el recorrido con base en la ciudad de Granada y a continuación el DIARIO de 3 semanas por libre en NICARAGUA:

D√ćAS 1 Y 2:¬† RUMBO A NICARAGUA, PERO ANTES CHURROS Y NBA

El d√≠a 11 de Octubre Salimos de Bilbao, esta vez en avi√≥n. Sacamos las tarjetas de embarque en el aeropuerto, nos da ya las de ma√Īana de Madrid a Miami. En el aeropuerto de Madrid llamamos al hotel y viene un minibus, tardamos unos 15 minutos en llegar hasta el hotel.

Al día siguiente nos despertamos pronto, vamos a la plaza del pueblo de Barajas que ayer nos dijeron en recepción que hay churrería. Compramos 2 porras y 6 churros con 2 chocolate para los 2 por 6 eur. Cogemos el traslado gratuito del hotel al aeropuerto. Al pasar el control policial, nos toca a los dos prueba de explosivos.

El vuelo flojo, poca comida‚Ķ Desde esa comida a la ‚Äúcena‚ÄĚ pasan m√°s de 5 horas en que no pasan ni con agua.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Avión de Madrid a Miami

YA ESTAMOS EN MIAMI

Al poco aterrizamos, y desde que salimos del avi√≥n hasta que pasamos el control policial pasan apenas 20 min‚Ķ ¬°incre√≠ble! Vamos a los mostradores de American Airlines y preguntamos a ver si podemos sacar las tarjetas de embarque de ma√Īana, nos dicen que sin problema y las sacamos en las m√°quinas situadas enfrente de la puerta 5.

Con las tarjetas de embarque ya en mano, vamos al Mia Mover, un tren como el que hay en Madrid para llegar a la T4 sat√©lite, que te lleva de la zona principal del aeropuerto hasta la √ļnica parada del recorrido, donde est√°n las oficinas de alquiler de coches, el metro y los buses. All√≠ un chico de seguridad del metro nos ayuda a sacar los billetes (m√°s bien lo hace √©l todo, no parece tan dif√≠cil) y entramos al metro. 6 paradas nos separan del Historic Downtown que es la nuestra. En el metro fr√≠o, y fuera un calor de la leche.

Preguntamos al de seguridad del metro si sabe a qué hora empiezan a funcionar los buses, y en 10 minutos nos hace un resumen del funcionamiento, horarios y frecuencias de metros y autobuses. Muy majo. En menos de 10 min andando estamos en el hotel, otra carambola de oferta porque es de bastante lujo. La puerta principal está de obras, hay que entrar por un lateral.

Nos da la tarjeta y subimos a la habitaci√≥n‚Ķ ¬°qu√© locura de botones para encender las luces! ¬°No hay quien lo entienda! Ba√Īadores puestos, subimos a la piscina, Katz en albornoz del hotel ūüėé. Las vistas son impresionantes, muy bonitas.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Saioa, Five Guys, Miami

PRETEMPORADA, PERO ES LA NBA

Una ducha y nos vestimos para ir a cenar y al partido de la NBA. El American Airlines Arena está muy cerca del hotel, se ve ya bastante gente por los alrededores, incluyendo mucho control policial. Llegamos al Bayside, un centro comercial junto al American Airlines, y vamos directos al Five Guys. Pedimos 2 hamburguesas y una de patatas, además de un vaso rellenable. Katz coge unos cacahuetes, ya que hay cajas y cajas y son gratis. Las hamburguesas muy ricas, pero llenan un montón y quedamos petados.

Vamos andando a la NBA. En la entrada al estadio hacen control de seguridad. Llegamos r√°pido a nuestros sitios, est√°n muy bien ubicado, se ve genial. Est√° curioso de ver el partido, animando con m√ļsica, c√°maras hacia el p√ļblico en tiempos muertos‚Ķ muy yanqui todo.

Y la gente… ¡se pone de comida hasta arriba! ¡Qué cantidades! Ganan los Miami Heat a los Atlanta Hawks por 119 a 113. Lo mejor es poder ver a jugadores conocidos como Dwyane Wade y Vince Carter, y la camiseta de Michael Jordan retirada en lo alto del pabellón a pesar de que nunca jugó en los Heat. Acabado el partido, al hotel y a dormir que llevamos más de 21 horas desde que nos despertamos en Madrid.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre NBA, American Airline Arena, Miami

D√ćA 3: DE MIAMI BEACH A LE√ďN DE NICARAGUA

Como despertamos pronto, salimos pronto del hotel. Objetivo: Miami Beach. Vamos a la parada del bus, al poco viene una chica a la que Katz pregunta si tiene cambio, pero no lo tiene. El caso es que el precio por billete es de 2.25 usd por persona, y hay que meterlo en una máquina… si no tienes el dinero justo, no devuelve cambio.

Tenemos que meter 5 usd para pagar el billete, así que mejor llevar el importe exacto o toca dejar propina aunque no quieras. Mientras vamos en el bus (el 110), una de las chicas nos cuenta que es de Honduras, de La Ceiba. Llegamos a la calle Washington Avenue, que es donde hemos visto que tenemos que bajar. Para avisar de que el bus tiene que parar no hay un botón, sino que hay que tirar de un cable que rodea al bus por las ventanillas… ¡curioso!

Panoramica, Vistas desde la Terraza, Hotel ME Miami, Miami

LOS VIGILANTES DE LA PLAYA EN MIAMI BEACH

Entramos en una tienda a comprar una chorrada para tener cambio para el bus de vuelta. Y ahora s√≠ a la playa, est√° muy cuidada y limpia, hay gente entrenando, haciendo yoga, nadando‚Ķ ¬°y eso que son poco m√°s de las 8 de la ma√Īana!

Las casetas de los vigilantes de la playa de colorines como las de la tele ūüėĄ. Volvemos a la parada a coger el bus al aeropuerto. Cuando estamos llegando a la parada vemos que llega el 150 que es el nuestro, es la ruta directa entre el aeropuerto y Miami Beach.

Y empezamos a correr, y cuando estamos llegando a la parada el bus se va‚Ķ hasta que un se√Īor le avisa y nos espera, as√≠ que una carrerita m√°s y nos montamos. En menos de media hora estamos en la parada del aeropuerto. MIA Mover hasta √©l, y all√≠ preguntamos d√≥nde est√° el control policial para pasar a nuestra puerta de embarque.

Katz, Pano, Miami Beach, Miami

DE PASEO POR EL AEROPUERTO DE MIAMI

Por cierto, curioso que en las pantallas del aeropuerto, los vuelos vienen ordenados alfabéticamente por ciudad de destino y no por hora de salida. Llegamos al control y lo pasamos sin problema. Toca caminar un poco, y nos encontramos con un food court, donde compramos cosas ricas que comemos en el avión.

El vuelo es de menos de 3 horas, nos da tiempo a mirar por la ventanilla el mar con unas islas y vistas espectaculares.

Coche de policia en Miami Beach, Florida, Estados Unidos

POR FIN LLEGAMOS A NICARAGUA

Vemos cómo empezamos a adentrarnos en la Nicaragua verde verde. El control policial más o menos rápido, hay que pagar 10 usd de tasa de entrada por persona.

Justo al salir est√° la oficina de turismo, donde hacemos alguna consulta y nos dice que el agua se puede beber, as√≠ que cogemos agua de una fuente que hay y pasamos por el cajero, que curiosamente deja sacar tanto c√≥rdobas como d√≥lares. Sacamos 11.000 c√≥rdobas y a salir‚Ķ otro control de equipajes, donde nos hacen ir a otra ventanilla para que revisen la c√°mara‚Ķ nuestra mini c√°mara‚Ķ ¬Ņpues entonces los que lleven una buena de verdad?

Nada m√°s salir del aeropuerto nos ofrecen taxis, que rechazamos y vamos hacia la parada del bus. Llega, y arranca cuando a√ļn no hemos llegado‚Ķ Katz le hace se√Īas y para junto a nosotros. Al Mercado Roberto Huembes. Es m√°s de media hora de bus con calor, y de pie. Cuando llegamos nos reciben los colores del mercadillo.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, Terminal Huembes, Managua

EN RUTA HACIA LE√ďN

Preguntamos y vamos hacia la parada del siguiente bus, destino la UCA. Esperamos 10 minutos y llega, nos metemos a presión. Este trayecto es más corto pero sube mucha más gente, así que todo el trayecto lo hacemos como sardinas en lata. Cuando llegamos a nuestra parada me bajo como puedo. Y veo cómo se cierran las puertas y Katz sin bajar.

Al poco se vuelven a abrir y sale. Vamos donde nos dicen que están los buses a León, y a esperar. Este trayecto lo hacen minivans. En la segunda que viene entramos, vamos muy cómodos, no las cargan como las chapas de Mozambique. Cuando se detiene para dejar a gente, Katz mira en el maps.me y ve que estamos cerca de la casa donde vamos. Pero para cuando preguntamos no hay tiempo de reacción, ya que arranca de nuevo.

La √ļltima parada deja en la otra punta del pueblo. Nada m√°s bajar empiezan a ofrecemos taxis, hostales, triciclos‚Ķ de hecho el triciclo nos lo dejan por 20 cdb cada uno, pero nos vamos andando. Nos encontramos con una celebraci√≥n de camino, est√° chulo el pueblo, y bastante limpio.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre León

CASA DE LA ESPERANZA EN LE√ďN

Llegamos a la calle donde nos indica que est√° la Casa de la Esperanza. Pero ah√≠ no vemos ninguna indicaci√≥n‚Ķ hasta que desde una casa nos dicen‚Ķ ¬Ņbuscan la casa de la Esperanza? ¬°Aqu√≠ es!¬†Nos presentan a toda la familia, y vamos a la habitaci√≥n. Muy sencilla, pero nos quedamos. Nos duchamos (no hay agua caliente) y cambiamos de ropa a algo m√°s fresco.

Vamos a dar una vuelta al centro, a ver la Catedral y los alrededores. Seg√ļn vamos caminando empieza a llover un poquito, pero para enseguida. Hay un mont√≥n de puestos alrededor de la Catedral, entramos a verla pero nos echan que est√°n cerrando. Damos una vuelta a la plaza, compramos una bolsita de yuca frita que est√° muy rica, y nos cogemos una hamburguesa a compartir de unos puestos que hay en una calle cercana.

No hay mucho más que hacer, ya ha oscurecido, así que nos vamos caminando tranquilamente para casa, que nos espera la cena. A medio camino se pone a llover, y llegamos calados. Nos secamos un poco y ¡a cenar! Ensalada de repollo, arroz blanco con pimientos y cebolla, y pollo rebozado. Está riquísimo.

Charlamos un poco y nos vamos pronto a la habitaci√≥n. Katz consulta v√≠a WhatsApp a una empresa para hacer el Cerro Negro ma√Īana, quedamos con ellos en que ma√Īana lo hacemos aunque reconfirmando sobre las 6.30, ya que no deja de llover. Tenemos mucho sue√Īo, y aunque intentamos aguantar nos dormimos muy pronto.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, Esperanza, nieta y Saioa, León

D√ćA 4: EL VOLC√ĀN CERRO NEGRO EN TRINEO

Nos despertamos como a las 4, hacemos tiempo hasta las 7 que hemos quedado en que desayunaremos, y a las 7 estamos como un clavo en la mesa del desayuno. Pl√°tano verde, revuelto de huevo con cebolla y pimientos, un trozo de queso y 3 lonchas de mortadela con pan. Katz adem√°s gallo pinto. Muy rico.

Es acabar el desayuno y llegar el coche para la excursi√≥n. Vamos a coger r√°pido las cosas que necesitamos, y montamos. Con una parada de por medio para comprar agua (llevamos 2 litros para los 2, en lugar de los 2 para cada uno que recomiendan), empezamos la ruta. Van con nosotros el conductor y el gu√≠a que nos acompa√Īar√° arriba. Un poco serios, dicen que antes de la crisis de juntaban al d√≠a all√° arriba de Cerro Negro unas 300 personas.

Llegamos a donde comienza el ascenso, y es donde me doy cuenta de que con tanta prisa nos hemos olvidado la cámara en casa… ¡qué mala suerte! Desde aquí se ve el Volcán inmenso, negro, precioso. Mochilas y tablas a la espalda, empezamos a andar. Sólo estamos nosotros 3. Al poco de empezar a subir ya se empieza a ver el contraste de colores: los verdes intensos de los árboles y palmeras de los alrededores, el negro de la lava caída del volcán.

A mitad de camino hacemos una peque√Īa parada desde donde se ve el interior del cr√°ter del volc√°n‚Ķ hay fumarolas y de vez en cuando huele un poco a azufre.¬†Seguimos el ascenso, esta segunda parte es m√°s suave. Cuando llegamos arriba dejamos las tablas y vamos al otro lado junto al cr√°ter. La arena quema, hay varias fumarolas. ¬°Es precioso!

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Pano, Subida al Volc√°n Cerro Negro

AHORA TOCA BAJAR EL VOLC√ĀN CERRO NEGRO ¬°SOBRE LA TABLA!

Katz va el primero, y va perfecto, parece f√°cil y todo‚Ķ pero yo no le cojo el truco, me caigo 2 veces antes de pillar un poco la direcci√≥n correctamente, pero en ese momento comienza la bajada con mayor inclinaci√≥n y adem√°s es m√°s dif√≠cil frenar, as√≠ que voy un poco desbocada hasta que llegando a donde Katz me vuelvo a caer, esta vez con voltereta y todo ūüėĀ

Nos quitamos los buzos que te dan para no ensuciarte, que se agradecen, pero a√ļn as√≠ acabamos con arena de lava hasta en los o√≠dos. Totalmente recomendable la subida a Cerro Negro por sus paisajes, la bajada ya para mi gusto es m√°s chorrada‚Ķ si volviese subir√≠a de nuevo, pero bajar√≠a andando por el otro lado del cr√°ter que es el que usan cuando hay viento.

De aqu√≠ al centro de Le√≥n a por una cervecita que entra en el precio, probamos las 2 del pa√≠s, la To√Īa y la Victoria. Me quedo con la Victoria.¬†De aqu√≠ a la agencia a por nuestras camisetas que tambi√©n entraban en el precio, a mi no me queda ninguna as√≠ que 2 para Katz. Y nos dejan en la casa, donde nada m√°s entrar nos saca Esperanza la c√°mara olvidada. Ducha bien merecida, y vamos a dar un paseo hacia el centro.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Cima del Volc√°n Cerro Negro

LLUVIA Y M√ĀS LLUVIA PARA PASEAR POR LE√ďN

Empieza a llover nada más salir, así que Katz saca el paraguas. Cuando llegamos al centro la lluvia es más intensa, nos ponemos a resguardo pero tenemos que salir porque el agua nos alcanza. Aunque tienen muy buen alcantarillado, es imposible sumir tanta agua como cae. Al cabo de un buen rato, decidimos ir poco a poco hacia casa aprovechando que ha bajado la intensidad.

Llegamos calados a casa, les ha entrado agua en la cocina y están limpiando. Poco después ya estamos sentados esperando a la cena. Hoy toca caldo, que es un guiso con plátano verde, yuca, patata, carne… está muy rico pero la costilla no me gusta nada de nada. A Katz tampoco. Estamos un rato de charla con Esperanza y el chico de Honduras. Y de nuevo pronto a la habitación y a dormir muy temprano.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Lluvia, León

D√ćA 5: LAS PE√ĎITAS,¬†PONELOYA Y LA CATEDRAL DE LE√ďN

Hoy es el día en que nos vamos hacia Granada, pero no nos queremos quedar con las ganas de visitar las playas cercanas a León, así que después de desayunar una tortilla francesa con cebolla, queso, mortadela y pan dulce, recogemos las mochilas y cogemos lo necesario para la playa.

Vamos andando al Mercadito, que est√° como a 10 cuadras de la Catedral. All√° agarramos el bus que va hacia Las Pe√Īitas y Poneloya, y en una media hora llegamos a la zona del Bar La Roca, que nos ha recomendado Esperanza porque dice que el agua es m√°s tranquila. A√ļn as√≠, la mar est√° agitada, es playa de surf. Es largu√≠sima, y estamos solos. Una hora despu√©s nos montamos en el bus de vuelta a Le√≥n.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Playa Las Pe√Īitas, Le√≥n

SOBRE LA CATEDRAL DE LE√ďN

Cuando llegamos a la terminal, cogemos un triciclo para llegar hasta la Catedral. ¬°Menuda sudada se pega el chaval!¬†En la plaza de la Catedral compramos un raspado, que es hielo raspado (tienen el bloque de hielo all√≠ y ves t√ļ mismo c√≥mo lo raspan) con sirope de leche (es como leche condensada) y sirope de grosella. ¬°Menudo descubrimiento! Muy rico, y con el calor que hace entra genial.

Subimos a ver las c√ļpulas de la Catedral, en mi opini√≥n visita prescindible. El blanco refleja much√≠simo a estas horas, se necesita llevar gafas de sol, y hace mucho m√°s calor que abajo. Compramos cosas para picar, incluyendo unos lichis que aqu√≠ llaman mamonchinos. Volvemos a casa, nos duchamos, y nos despedimos de todos.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, En las c√ļpulas de la Catedral, Le√≥n

DE LE√ďN A GRANADA EN NICARAGUA

Pasa justo la ruta a la terminal, y la cogemos. Ah√≠ conocemos a una se√Īora que nos cuenta la f√°bula del sombrero del T√≠o Nacho, que siempre se lo olvidaba por ah√≠. Cogemos el interlocal a la UCA de Managua, aunque esta vez sentados detr√°s del todo se hace m√°s inc√≥modo. Nos comemos las cosillas que hemos comprado antes‚Ķ ¬°qu√© ricos los mamonchinos!

Una vez en Managua nos hacen salir rápido, y de la misma entramos en otro minibus a Granada. En este minibus Katz se da cuenta de que ha olvidado en el otro la visera que traía… ¡qué mala suerte! Este bus tarda como hora y media en llegar a Granada, vamos a buscar la oficina de turismo pero no la encontramos.

Vamos a buscar hotel. Yo he mirado los 2 m√°s baratos en booking, y vamos al que tiene precio con desayuno incluido. Nos deja habitaci√≥n con ba√Īo compartido (pero que ser√° para nosotros solos porque no hay nadie ocupando la otra habitaci√≥n) por 10 usd. Est√° de lujo, se nota que en otras circunstancias es m√°s caro.

Salimos a pasear y empezar a ver la ciudad, la verdad es que es preciosa. Cenamos una fritanga que nos recomienda Carlos del hotel. La fritanga es pl√°tano verde o guineo, tajadas de pl√°tano frito, ensalada de repollo y carne (de res, pollo o cerdo). Est√° muy rico y bastante cantidad.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Saioa, Catedral, Granada

D√ćA 6: SIN BUNBURY EN LA PULPER√ćA DE LUCITA, MASAYA

Como siempre estamos pronto despiertos, oímos llover. A las 6 decidimos ir a dar una vuelta antes del desayuno que empieza a las 7.30. Llueve bastante, pero la ciudad es tan bonita que se disfruta de todas formas. A las 7.30 estamos ya en el hotel, el desayuno consiste en huevo revuelto con cebolla y pimientos, y con gallo pinto para Katz.

Esperamos un poco a ver si deja de llover, pero como no lo hace salimos con el paraguas. Bajamos por el centro hasta el Parque Central. Llueve bastante. Seguimos por la calle la Calzada, a un lado de la Catedral, que se supone que es la zona más guiri de la ciudad, ya que hay bares, restaurantes y cafés, y agencias de tours.

De momento hay poco abierto, as√≠ que continuamos la calle hasta el malec√≥n. Hay vacas de paseo por la playa que forma el lago. Nos para Jorge para vendemos la excursi√≥n por las isletas, tambi√©n luego nos para otro se√Īor que dice que pertenece a la cooperativa, y cuando estamos observando el lago revuelto, se acerca otro m√°s. Es una l√°stima ver c√≥mo est√°n todos sin trabajo al no haber turismo.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Pano, Vacas, Malecón, Granada

ENTREVISTA BAJO LA LLUVIA EN GRANADA DE NICARAGUA

Cuando nos vamos se nos acerca este √ļltimo a pedirnos algo que no entendemos, nos dice que esperemos un momento y vuelve con 4 chavales, 3 chicos y 1 chica, que nos quieren hacer una entrevista para su trabajo de graduaci√≥n. Nos la hacen y charlamos un poco, 2 de ellos quieren estudiar arquitectura, otro relaciones internacionales y ella derecho‚Ķ ¬°menudos cerebros estos chavales!

Nos despedimos, estamos ya empapados. Vamos hacia el centro, donde pasamos un buen rato de soportal en soportal esperando que baje la intensidad de la lluvia. Katz aprovecha a comprar la camiseta de f√ļtbol de Nicaragua. Es ya casi la 1 y no parece que vaya a cambiar el tiempo.

Estamos un rato en el hotel buscando info y haciendo tiempo, pero como la lluvia no para decidimos ir a Masaya‚Ķ a la b√ļsqueda de la Pulper√≠a de Lucita que nombra Enrique Bunbury en su canci√≥n.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Bomberos, Granada

PERO ¬ŅDONDE EST√Ā LA PULPER√ćA DE LUCITA?

La pulpería de Lucita está en Masaya, así que caminamos 10 cuadras hasta la terminal de la que salen los chicken a Masaya. Justo se acaba de ir y nos toca esperar un rato. Sale a las 3.05, y los 15 minutos que nos dicen que tarda en llegar a Masaya se convierten en 45. Una vez allí nos dicen que hay 10 cuadras al Parque Central (esas son las indicaciones que nos han dado para encontrar la Pulpería), así que caminamos de nuevo.

Se nota que no estamos en una ciudad turística, hay bastante más basura por las calles. Una vez en el Parque, buscamos el super Palí y tomamos la calle de su costado izquierdo. 3 cuadras más allá… ¡la Pulpería de Lucita! Nos acercamos, y les decimos porqué estamos aquí, están muy contentos. Dicen que hay gente que se pasa de vez en cuando a visitarla.

En la Pulpería de Lucita, Masaya

LUCITA NO EST√Ā EN LA PULPER√ćA

A Lucita no podemos conocerla porque no est√° en estos momentos, pero conocemos a su marido Vallardo y a su ‚Äútierna‚ÄĚ (la hija m√°s joven). El se√Īor muy majo, nos cuenta su historia con Lucita, c√≥mo se conocieron‚Ķ ¬°llevan casi 60 a√Īos juntos! Me emocion√≥ bastante la verdad. Adem√°s nos cuenta c√≥mo iba Bunbury, se sentaba en un banquito con su guitarra y se pon√≠a a tocar y anotar en una libreta.

¬°Desde aqu√≠ muchas gracias por su ratito y sus recuerdos Se√Īor Vallardo! Volvemos r√°pido a la terminal, ya que el √ļltimo bus es a las 5.30. Sobre las 6.15 estamos ya en Granada, vamos a cenar a un restaurante que hemos visto esta ma√Īana que ponen burritos. Y pronto para el hotel, donde tras una buena ducha y rehacer maletas nos acostamos.

Vallardo el marido de Lucita, Katz y Saioa, Pulpería de Lucita, Masaya, Nicaragua

D√ćA 7: BUSES Y BARCA HASTA EL CASTILLO

A las 5.40 me despierta Katz. Está comprando unos trenes que necesitamos en el siguiente viaje, y la venta se acaba de abrir, así que… ¡ya tenemos todo para el próximo viaje! Mochilas a la espalda, vamos hacia la terminal para coger el minibus a Managua. De camino paramos por una panadería, donde compramos suministro para el desayuno de hoy.

El minib√ļs va a la UCA, de camino Katz le pregunta a un chaval que va a su lado, y le dice que s√≠ hay autobuses a la terminal Mayoreo, desde donde salen los buses a San Carlos. As√≠ que nos bajamos en la UCA, y preguntando nos enteramos que tenemos que cruzar la calle y agarrar ah√≠ el bus 110 hasta la √ļltima parada que es el mercado.

No esperamos ni 5 minutos y llega el bus, tarda un buen rato en llegar al Mayoreo. Una vez allí nos deja justo enfrente de donde salen los buses a San Carlos. Justa va a salir uno, así que mientras yo voy a comprar los billetes, Katz va a comprar alguna cosilla para picar. Son las 9.15.

El bus va haciendo varias paradas, el tiempo va cambiando continuamente, pero predomina la lluvia. El paisaje es increíble, todo tan verde… precioso. A las 14.15 hace una parada. El bus llega a las 15.40, y directos bajamos y entramos en la terminal de lanchas. El próximo bote es en 15 min. Compramos los tickets y mientras esperamos Katz va a comprar unos mamonchinos.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, chucherías varias, Bus de Managua a Puerto San Carlos

EN BARCA POR EL R√ćO SAN JUAN HASTA EL CASTILLO

El trayecto en barca es muy chulo, aunque se agradece una chaquetilla fina. Empieza a llover y bajan unos pl√°sticos de los laterales. Se hace de noche en la barca, y la √ļltima parte nos acompa√Īan rayos y truenos, da un poco de yuyu. Cuando llegamos a El Castillo llueve bastante.

As√≠ que con paraguas en mano vamos r√°pido hacia el alojamiento con el que habl√≥ Katz el otro d√≠a consultando el tiempo.¬† El Nena‚Äôs Lodge, al final nos dejan una buena tarifa y el hotel est√° bien as√≠ que nos quedamos. Sigue lloviendo sin parar, as√≠ que dejamos la decisi√≥n de realizar el tour para ma√Īana a primera hora.

Salimos a buscar alg√ļn sitio donde cenar, pero o no nos convence lo que dan, o con la crisis est√°n cerrados. Al final compramos 2 panes y chicharrones de cerdo en una pulper√≠a, pero cenamos poco‚Ķ son todo grasa.¬†Nos vamos a dormir pronto, con el sonido de la lluvia golpeando el techo de fondo‚Ķ

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por librePano, Puerto San Carlos

D√ćA 8: INUNDACIONES Y RESERVA INDIO MA√ćZ

El primero en salir de la habitación es Katz, y me avisa que salga rápido. La calle está inundada, la gente sacando las barcas y achicando el agua de ellas. Está todo precioso, y la gente nada preocupada. Así que hablamos con Seyla, la que gestiona el hotel, y decidimos desayunar aquí y hacer el tour Bartola hoy. Nos presta unas botas de agua, y la barca nos viene a buscar a la puerta de casa.

El paseo en barca muy chulo, vemos varios tipos de p√°jaros, aunque no caimanes ni el p√°jaro t√≠pico de aqu√≠. Durante el recorrido a pie, empezamos buscando y encontrando ranitas venenosas rojas y verdes, que seguimos encontrando durante el resto del camino. Nos explica diferentes usos de plantas, conocemos las que llaman las ‚Äúnavajitas‚ÄĚ, que se te pegan y al quitarlas te dejan corte (yo llevo varios), y aunque en el √ļltimo tramo se pone a llover un poco ni nos importa‚Ķ ¬°es todo tan bonito que merece la pena con creces!

Ya acabando, a√ļn no hemos visto ni monos ni perezosos, una pena‚Ķ hasta que de repente miro a un √°rbol y ah√≠ est√°‚Ķ ¬°un perezoso! ¬°Qu√© gracioso! Vemos termitas y Seyla nos dice que saben a zanahoria‚Ķ ¬°Katz se atreve y prueba una!¬†Luego otro peque√Īo recorrido en barca, donde vemos un mono a lo lejos, y vuelta al pueblo. Lo que iba a llevar unas 3.15 horas, al final han sido como 5.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, √Ārbol gigante, Reserva Indio Ma√≠z, El Castillo

PASEO POR EL PUEBLO INUNDADO

Es la hora de la comida y tenemos hambre, as√≠ que despu√©s de pensar c√≥mo ir a buscar alg√ļn restaurante, lo hacemos como la gente de aqu√≠: descalzos. Vamos de un restaurante a otro, hasta que nos quedamos en uno donde la se√Īora Eva nos pone tostones con pollo frito y a Katz le saca un cuenco de arroz y otro de jud√≠as.

Para cuando acabamos de comer son las 5, y tanto la cooperativa del cacao como la fortaleza han cerrado. Así que damos otra vuelta más por el pueblo, y de vuelta al hotel mientras Katz se está duchando aparece Seyla a invitarnos a su celebración de cumple.Vamos a casa de Seyla y ya le están cantando… incluso canciones que nosotros desconocemos.

Nos comemos un trozo de tarta, que es como bizcocho con dulce de leche por encima. Y la sobrina nos ense√Īa el trabajo de la escuela, este s√°bado celebran el d√≠a de la Hispanidad (o d√≠a de la raza), y est√°n elaborando un vestido de lo m√°s trabajoso pegando y cosiendo ma√≠ces. Luego nos quedamos de charla con Seyla hasta las 9 o as√≠ y a dormir.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, El Castillo

D√ćA 9: FORTALEZA DE EL CASTILLO

Cuando nos levantamos, el agua ya ha bajado y vuelve a haber calles normales. Nos vamos a pedir un caf√© donde Eva, al que acompa√Īamos con unos picos que compramos ayer. Luego vamos hacia la cooperativa Hijas del Cacao, donde compramos 2 tabletas de chocolate y cacao, y donde nos el chico que nos atiende nos muestra el proceso del chocolate.

Siguiente parada la Fortaleza, la entrada son 45 Córdobas que se hacen baratas, ya que una chica viene contigo explicando y guiándote por la zona. Cuando acaba nos quedamos dando una vuelta nosotros solos hasta que se pone a llover y nos ponemos a resguardo. Las vistas desde la Fortaleza son preciosas. No nos cansamos de hacer fotos a mariposas e intentarlo con los colibríes.

Después descanso en el hotel, y salimos a comer. De aquí subimos a la loma de Nelson, la cual no es nada especial, la Fortaleza tiene incluso mejores vistas… pero merece la pena la subida ya que vemos ardillas, mariposas y colibríes.

Descanso en las mecedoras del hotel con un poquito m√ļsica y tranquilidad. Un √ļltimo paseo por el pueblo, donde compramos unos picos y un nacatamal. Nos duchamos y organizamos mochilas para ma√Īana, que hay que madrugar bastante.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Saioa, Pano, Castillo de la Inmaculada Concepción, El Castillo

D√ćA 10: A TIEMPO PARA VER LA LAVA DEL VOLC√ĀN MASAYA DE NOCHE

A las 4.35 suena la alarma, nos levantamos y salimos r√°pidos hacia el puerto, la barca sale a las 5.15 pero hay que estar a en punto all√°. Sale puntual, y de nuevo s√≥lo por tanto verde merece la pena el viaje. En el camino vemos garzas blancas y azules, las golondrinas compiten en velocidad con la barca‚Ķ ¬°y vemos monos! ¬°Los ara√Īa y los de la cabeza blanca! A las 7.15 estamos en San Carlos, justo llega nuestro bus. Sale puntual tambi√©n, a las 8.

Por recomendaci√≥n de Seyla para llegar antes a Granada, no llegaremos a Managua (donde tendr√≠amos que coger 2 buses para llegar a Granada), sino que pararemos en Tipitapa y de ah√≠ tomaremos un bus destino Granada. El bus hace una parada de 10 min para comprar comida o usar el ba√Īo.

Cuando llega a Tipitapa nos avisan y bajamos, preguntamos y justo enfrente salen las rutas hacia Masaya… porque ¡sorpresa! ¡No hay para Granada directos! Así que cogemos el minibus a Masaya.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Barca de El Castillo a Puerto San Carlos

CONTIN√öA LA RUTA DE MASAYA HACIA GRANADA

Llegando a Masaya una chica nos recomienda bajarnos ahí en la carretera, porque dice que pasan continuamente buses a Granada, y así no tenemos que entrar a Masaya y esperar a que salga la ruta. Dicho y hecho, nos bajamos, y no pasan 2 minutos cuando veo venir una minivan dirección Granada. Le indico que pare, le digo que somos 2, nos sube las mochilas al techo y… nosotros medio colgando de la puerta porque no cabemos jajaja

Poco después se baja gente y ya nos podemos sentar. En Granada le decimos si nos puede dejar cerca de los bomberos, que ya les tenemos fichados y están junto al hotel. Al finla nos dejan un poco más lejos, pero en 15 minutos llegamos.

Dejamos las cosas en la habitaci√≥n, y vamos a una agencia que nos recomienda Carlos del hotel a ver si podemos ir al Volc√°n Masaya esta noche. La agencia est√° cerrada, as√≠ que cogemos el n√ļmero de tel√©fono que indican en la puerta y vamos a una pizzeria que vimos el otro d√≠a. Tienen WiFi, as√≠ que mientras reviso la carta Katz se mensajea con el de la agencia y queda con √©l a las 5 en el hotel. Hacemos hoy la excursi√≥n por 20 usd cada uno. Decidimos coger 2 slices sueltas cada uno (de 30 y 35 cdb) y nos lo llevamos para comer en el hotel.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz, Bus de Granada a Masaya

VER LA LA LAVA FLUIR HIPNOTIZA

Siguiente objetivo sacar dinero. Vamos pero a Katz le bloquean la tarjeta, así que saco yo. Y de vuelta en el hotel nos preparamos y llegan a buscarnos a la hora acordada.

El coche muy nuevo y limpio, Katz va preguntándole precios por si hacemos otra excursión pero nos dice que hablemos con la agencia. También nos explica que durante el día sólo dejan estar 5 minutos arriba del volcán, y que tenemos suerte porque por la noche dejan 15. Así que a las 17.45 estamos entrando con nuestras pulseras (es la entrada) al recinto.

Despu√©s de una carretera de 5 km llegamos al parking donde s√≥lo hay otros 3 coches, y humo que sale de un agujero. Nos acercamos a verlo‚Ķ ¬°qu√© pasada! Es incre√≠ble, recomendable la visita. Al final estamos casi una hora sin que nos digan nada, hasta que nos echan porque van a cerrar. De las 7 personas que estamos viendo el Volc√°n, todas somos de Espa√Īa.

Vuelta a Granada, y directos al hotel.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Volc√°n Masaya, Masaya

D√ćA 11: LA LAVA DEL VOLC√ĀN MASAYA DE D√ćA

Paseo a la panader√≠a, como la panader√≠a el Carmen est√° cerrada vamos a la Mar√≠a Elena y compramos varias cosas, para mi un curas√°n de chocolate ūüėč. Volvemos a desayunar en el hotel nuestro dulce y el plato de gallo pinto (mi parte para Katz) con huevos revueltos.

Hacemos tiempo después para ir a hacer una ruta en coche por la ciudad que incluye Carlos por reserva, iremos con un chico surcoreano. La visita está entretenida, nos explica la historia de la ciudad. Y luego por nuestra cuenta vamos a la Plaza Central, donde hablamos con un taxista y quedamos con él a las 15 para que nos lleve al Volcán por el día y nos deje en el aeropuerto. Me compro un raspado rico rico.

Hace mucho calor, vamos andando hasta la antigua estaci√≥n de trenes. En el pa√≠s hab√≠a una gran l√≠nea f√©rrea, hasta que el gobierno vendi√≥ todo, incluyendo los ra√≠les. Luego paseo al puerto y su malec√≥n, y por √ļltimo vuelta a la Plaza Central donde nos pedimos un vigor√≥n mixto (yuca cocida con piment√≥n + cerdo + ensalada de col + cueros). Compramos 2 bolsitas de yuca frita para el viaje, y otro raspado mientras vamos andando a ver si han abierto la panader√≠a.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Logo Salimos de Bilbao, Camión, Granada

DE NUEVO AL VOLC√ĀN MASAYA

Est√° cerrada, pero la caminata merece la pena ya que nos paramos a charlar un rato con 2 se√Īores muy majetes. Y al hotel, cogemos mochilas y esperamos al se√Īor que nos llevar√° al Masaya. Nos va contando cosas sobre los √ļltimos meses, y chistes y an√©cdotas. Primero vemos el museo del volc√°n, y las vistas que hay desde su terraza. Y luego estamos junto al cr√°ter casi 1 hora, hasta que empieza a caer una tromba de agua.

El taxista nos deja en la puerta de la casa de Airbnb que hemos reservado para esta noche. La casa es enorme y muy lujosa, en nuestra habitaci√≥n caben 2 de las de nuestra casa. Salimos y compramos en pulper√≠as dulces para el desayuno. Y a dormir que ma√Īana toca madrug√≥n.

DIARIO: Tres semanas en NICARAGUA por libre Katz y Saioa, Volc√°n Masaya, Masaya

D√ćA 12: LAS ISLAS DEL MA√ćZ, EL CARIBE NICARAG√úENSE

A las 4 de la ma√Īana ya estamos despiertos, vamos a comernos el bizcocho con merengue pero las hormigas se nos han adelantado, as√≠ que va a la basura directo. En unos 15 min llegamos al aeropuerto, ponemos las mochilas a la cola, y unos 15 min despu√©s facturamos los primeros al vuelo hacia Corn Island. En una ventanilla tenemos que pagar una tasas.

El control policial… flojo. Pasamos con la botella de agua sin problema. En la sala de espera estamos cerca de hora y media, el aire acondicionado a tope. Nos toca un avión de los grandes, una pena, me hacía ilusión coger una avioneta. En menos de 1 hora hacemos escala en Bluefield, donde baja y sube gente, y en otros 45 min estamos en Big Corn Island. Mochilas en mano, salimos a coger taxi al puerto.

Cobran 1 d√≥lar por persona, sin taxis compartidos. En el taxi viene con nosotros una pareja de Managua que va a pasar 3 noches en esta isla. Nos deja en el puerto, vamos a preguntar para comprar el billete de la panga a Little Corn Island y nos dicen que hasta las 4.30 nada, han quitado la de la ma√Īana por poca gente.¬†No sabemos qu√© hacer, el se√Īor que tiene una peque√Īa pulper√≠a en el puerto nos recomienda una zona para hacer snorkel.

Katz con las tarjetas de embarque, Aeropuerto de Managua

BIG CORN ISLAND, UN TROCITO DE CARIBE

As√≠ que all√≠ que vamos andando con las mochilas. El color del agua es espectacular. Llegamos a un sitio que parece chulo, nos llaman desde una casa y nos preguntan si necesitamos algo. Al final acabamos bebiendo una cerveza a las 9.30 de la ma√Īana, y dejando la mochilas en su casa toda la ma√Īana mientras nosotros estamos en la playa de enfrente, yo intentando echarme una siestecilla y Katz haciendo snorkel.

A las 2 recogemos‚Ķ y menos mal porque empieza a llover. Nos acercamos a una panader√≠a que est√° a 5 minutos , donde nos encontramos con la pareja nicarag√ľense con la que coincidimos antes en el taxi.

Llueve cada vez más fuerte y no para, así que nos echamos una carrera a donde nuestras mochilas, y al poco pasa el bus que rodea la isla. Nos montamos y por 20 córdobas estamos en el puerto. Vemos una tienda que rellena botellas de agua, y por 10 cdb rellenamos la nuestra de 2 litros.

En el puerto, mientras hacemos tiempo a que empiecen a vender los billetes de la panga, comemos en la pulper√≠a del se√Īor un s√°ndwich y un hot dog a compartir. Adem√°s compramos un pastel de lim√≥n a una se√Īora que est√° riqu√≠simo. Compramos los billetes, y mientras esperamos a embarcar Katz charla con unos guiris que esperan tambi√©n.

Katz y Saioa, BIG Corn Island

LLEGAMOS POR FIN A LITTLE CORN ISLAND

Los 3 guiris viven de momento en la isla, y uno de ellos conoce al due√Īo del √ļnico centro de buceo de la isla que sigue abierto. Le avisa por WhatsApp para que nos esperen y nos informen a nuestra llegada. El trayecto es divertido, la panga da muchos botes, moj√°ndonos en alguno de ellos.

Cuando llegamos, hay una chica que nos da precios de buceo, pero el alojamiento es caro en el centro y para que salga gratis tienes que contratar un paquete de 5 buceos que sale una pasta. Así que vamos a mirar al Grace, que vi por Internet que era el más barato de la isla, y está al otro lado. Cruzando la isla por el camino nos encontramos con decenas de luciérnagas volando, quietas… ¡una pasada!

Ya en el lado este de la isla, los hoteles que nos vamos encontrando est√°n cerrados, en el Grace tienen fiesta montada y nos dicen que sigamos m√°s adelante. Llegamos al Sunrise Paradise Carlitos Place, y nos deja la caba√Īa a 10 usd. Le pedimos verla, y su marido Carlitos nos la ense√Īa, b√°sica pero nueva con ba√Īo privado en primera l√≠nea de mar. Un chollo, nos quedamos.

Saioa, Pano, Carlitos Place, Little Corn Island

D√ćA 13: LITTLE CORN ISLAND‚Ķ UN PEQUE√ĎO PARA√ćSO

Nos despertamos pronto, y vamos a andar por la orilla. Nos encontramos con Aaron (uno de los guiris que conocimos ayer) que vive cerca y nos invita cuando queramos a un café. Seguimos un poco más, y cuando ya no se puede seguir sin entrar en pleno bosque, nos damos la vuelta. Paramos a tomar el café en casa de Aaron, y echamos ahí como una hora. Vamos a nuestro hotel, y desayunamos.

Luego cogemos las máscaras y nos vamos a andar por la calle principal, la playa es una pasada y el mar como un plato. Nos encontramos con Elvis, el hermano de Carlitos, o más bien nos encuentra él. Nos ofrece snorkel en barca. Continuamos la calle hasta que se acaba el asfalto y seguimos por un camino hasta que vemos una zona que podría estar bien para hacer snorkel. Yo me quedo en la orilla porque hay muchas algas y Katz se va más adentro, pero ya en la orilla se ven muchos peces.

Saioa, Columpio en la playa en Pelican Beach, Little Corn Island, Caribe,Nicaragua

Cambiamos de sitio de snorkel y vamos m√°s cerca del centro. Muy chulo, vemos muchos peces y una estrella de mar bien gorda. De aqu√≠ al hotel a comer. Encargamos, Katz pollo y yo pescado con mantequilla y ajo, y nos lo preparan mientras nos duchamos. El pescado incre√≠ble, se nota que es fresco. Vuelta hacia el centro, donde nos encontramos con Aaron y Angie, y vamos al bar con WiFi a tomar algo. Preciosa puesta de sol. Katz se da un ba√Īo en la playa sobre las 6 cuando ya no hay sol, y marchamos al hotel.

Puesta de sol en el caribe de Nicaragua, desde Pelican Beach, Little Corn Island

D√ćA 14: NADANDO CON TIBURONES EN LITTLE CORN ISLAND

Malísimo tiempo durante la noche, empezó sobre las 11 con mucho viento y luego continuó con lluvia, rayos y truenos. Pero no rayos como los de casa, sino que eran 10 ó 12 rayos seguidos casi sin parar, unos segundos tranquilos y volvía a empezar.

Desayunamos unos caf√©s con unos panecillos que hace Marble y vamos hacia el centro, que hemos quedado con Elvis para ir a hacer buceo. No vamos muy convencidos porque llueve a ratos, pero al final sobre las 8.30 salimos en la barca despu√©s de empujarla de la playa al agua. Vamos con el cu√Īado de Elvis, que ser√° el que nos acompa√Īe haciendo snorkel.

Vamos a la parte norte, y nos explica que por las tardes se acercan las tortugas y las rayas a comer. Nos echamos al agua y‚Ķ ¬°tibur√≥n! Vemos varios, y un mont√≥n de peces‚Ķ pero es agotador, va muy r√°pido. A√ļn as√≠ ha merecido la pena, muy bonito.¬†Volvemos a tierra, y vamos a darnos una ducha y cambiamos de ropa.

Cogemos el atajo (o lo que ellos dicen que es un atajo, a nosotros se nos hace m√°s largo) y es mala decisi√≥n‚Ķ est√° embarrado y con charcos. Hoy comeremos en el centro en el restaurante de Brigitte, la mujer de Elvis, con Aaron, Angie y otras 2 chicas que est√°n alojadas en el hotel Ensue√Īos.

Snorkel, Tiburón, NURSE SHARK, Little Corn Island

TARDE DE RELAX EN LA PEQUE√ĎA ISLA DEL MA√ćZ

Tenemos que hacer una parada en el camino al restaurante, ya que empieza a llover muy fuerte. Katz se pide pasta con vegetales, que son espaguetis con guisantes, zanahoria, pimiento, cebolla, tomate y tostones. Yo langosta con ajo y mantequilla, que incluye adem√°s un plato con arroz y tostones.

Nos quedamos de charla, y sobre las 5 nos despedimos, nosotros vamos con las 2 chicas hacia el norte para ver cómo es… hasta que me doy cuenta y le pregunto a Katz si no son las chicas que estaban en la cima del Cerro Negro con nosotros… ¡y si! Ellas tampoco se acordaban de nosotros jaja

Llegamos hasta el campo de béisbol donde acaba el camino y ellas siguen hacia su hotel, nosotros hacemos un par de fotos y regresamos, comprando por el camino en la panadería un trozo bollo de banana, una galleta de jengibre y una cajeta de coco, además de un pan de leche de coco a un chaval. De vuelta al hotel, volvemos a ver luciérnagas… ¡qué bonitas!

Katz y Saioa, Little Corn Island

D√ćA 15: SNORKELEANDO BAJO LA LLUVIA EN LITTLE CORN ISLAND

Nos levantamos y empieza a llover. Hacemos tiempo y desayunamos las cosillas que compramos anoche. Hace mal tiempo, ha refrescado y llueve bastante a ratos, así que las primeras horas son de tranqui.

Al final nos movemos sólo para quedarnos tomando algo en el bar restaurante Los Delfines, haciendo tiempo para otro snorkel a las 14.30. Sobre esa hora vamos para el restaurante Brigitte, donde dejamos las cosas que no vamos a usar en el snorkel para que no se mojen, sigue lloviendo.

El snorkel muy chulo, al final no llueve mucho mientras estamos haciendo snorkel, vemos más peces, más tiburones… y buscamos una tortuga que Elvis ve desde la barca, pero no hay forma. Así que después regresamos al hotel, donde cenamos, yo hoy me pido pescado en salsa de tomate pero me gustó más el del otro día. Vuelta a la habitación y a dormir temprano.

Acompa√Īante de snorkel, Katz y Saioa, Little Corn Island

Aquí con Sidney, nuestro guía de snorkel ⬆.

D√ćA 16:¬† M√ĀS SNORKEL EN LITTLE CORN ISLAND, HOY MANTAS RAYAS

Hoy sale un d√≠a muy bueno, as√≠ que despu√©s de desayunar decidimos ir andando hasta las playas del norte.¬†El camino es muy malo, y con lo que ha llovido estos d√≠as est√° todo embarrado.¬†Cuando llegamos la playa se ve bonita pero sucia y con poca arena en esta √©poca, vemos a las chicas que se alojan en el Ensue√Īos y aprovechamos a ver el hotel, donde tenemos que resguardarnos de la lluvia.

Intentamos ir a la conocida playa de Otto Beach, que est√° hacia la izquierda, pero por el hotel de lujo Yemaya no nos dejan pasar y por la playa hay que descalzarse y no nos apetece, parece igual que la del Ensue√Īos. As√≠ que volvemos al Ensue√Īos, y decidimos regresar a la zona de nuestro hotel intentando bordear por la costa norte y este.

Encontramos una zona con un hotel cerrado super bien arreglado, donde Katz aprovecha a ba√Īarse, y al final yo tambi√©n me meto y vemos estrellas de mar y una raya peque√Īaja y de tonos verdes que se camufla con las algas. Sin vestirnos, cogemos las cosas y seguimos m√°s all√°, donde hay una mansi√≥n azul de donde sale Elvis. La familia propietaria le contrata para que la cuide mientras ellos no est√°n. Nos dice que ah√≠ enfrente hay buena zona de snorkel, as√≠ que dejamos las cosas y nos echamos al agua.

Snorkel, Manta raya, Little Corn Island, NICARAGUA

DESPEDIDA DE LITTLE CORN ISLAND CON MANTAS RAYA

Muchos peces… ¡hasta que en el regreso vemos una manta raya muy grande! Así que nada más salir, volvemos al agua de nuevo con la gopro, a ver si conseguimos volver a verla pero con poca esperanza… ¡hasta que veo a mi lado izquierdo 3 mantas rayas nadando juntas! ¡Qué respeto dan, son enormes!

Además luego vemos una gris, casi ya saliendo… remoloneamos un poco pero al final salimos y vamos hacia el centro del pueblo, pasamos por la panadería y volvemos a nuestro hotel a cenar otro pescadito rico con ajo y mantequilla para mi y un gallo pinto con un tamal para Katz.

Nos hacemos una foto con Marvor, Carlitos, y su hija, y para la habitaci√≥n. Decidimos ir a despedirnos de Aaron y las chicas, estamos un rato con ellos mientras contemplamos la luna que est√° incre√≠ble. Hacemos las mochilas de nuevo, y dejamos todo listo para salir ma√Īana bien temprano.

Carlitos Place, Katz y Saioa, Little Corn Island

D√ćA 17: AGUAS¬†CRISTALINAS EN BIG CORN ISLAND

Madrugamos mucho, que hay que coger la √ļnica panga que sale de la isla hacia la Big Corn Island. Las chicas del Ensue√Īos se acoplan a nuestro plan de hoy. La idea es coger el bus de la isla y hacer el recorrido circular completo. As√≠ que a las 6 estamos ya esperando a la panga, nos apuntamos en la lista y compramos los boletos.

Se supone que sale a las 7. Hay un mont√≥n de gente esperando, muchos de ellos ni√Īos. Un se√Īor italiano que tambi√©n va a coger la panga, y due√Īo de un restaurante en la isla, nos dice que los ni√Īos van en otra panga diferente, as√≠ que nos quedamos tranquilos. Llega una panga, se montan a potroll√≥n los ni√Īos, y a√ļn no se por qu√© nos acercamos‚Ķ hasta que nos dicen que dejemos las mochilas en un lado, que ellos las embarcar√°n en bodega ahora, y que montemos.

¬ŅQue montemos? Pues no s√© c√≥mo‚Ķ yo me hago hueco como puedo en el banco de delante, pero Katz a√ļn no ha entrado. Al final, ya que las amenazas a los ni√Īos que ocupan el segundo banco para dejarle un hueco no surten efecto, se mete y se sienta apart√°ndoles como puede. Ha habido sobreventa de billetes, y hay gente con boleto que se queda en tierra.

Los ni√Īos van por primera vez en el a√Īo a jugar un partido de beisbol a Big Corn Island, y la idea m√°s adelante es ponerles una panga exclusiva, pero de momento hoy casi nos la l√≠an. Bajamos en el puerto, y cuando preguntamos por el bus nos dicen que hoy no funciona, no entendemos muy bien si por ser fin de semana o porque est√°n arregl√°ndolo.

Pano, Puerto, Little Corn Island

ESPERANDO AL AVI√ďN EN LA PLAYA

As√≠ que pillamos taxi al aeropuerto, donde pedimos facturar las mochilas, y aunque a√ļn no podemos facturar nos permiten dejarlas en un lado. Libres ya de mochilas, lo primero buscamos alg√ļn sitio para desayunar.

Después del mega desayuno, y con ayuda del Maps.me, nos dirigimos a la Long Beach cruzando la pista de aterrizaje. Nada más pisar la playa vemos que es de estas aguas de anuncio, cristalinas, arena fina y blanca… las chicas se quedan en el primer chiringuito que vemos. Nosotros quedamos aquí con ellas más tarde pero nos vamos a recorrer la playa hasta el final, a pesar del calor que hace.

Cerca del final, y cerca también de un puesto policial, nos metemos al agua. Está buenísima. Cuando empiezan a llegar lanchas de policías nos movemos hacia el chiringuito. En realidad este chiringuito es el bar de playa de un hotel de lujo en Long Beach, donde alquilar la hamaca sale 10 usd por cada una, consumiciones aparte. Dos bancos acolchados con mesa en medio, 20 usd a descontar en consumiciones.

Y unas mesas con sillas junto al bar, gratis… así que pedimos una cerveza que bebemos rápidamente, y otra más para que dure un poco. Y nos metemos al agua de nuevo, precioso el sitio hasta que me pica una medusa. Salimos y nos duchamos en una ducha para clientes del hotel (nadie nos dice nada), y la picadura de la medusa va dejando de escocer y va desapareciendo poco a poco.

Katz y Saioa, en la avioneta de Corn Island a Managua

ESTA VEZ SI, LA AVIONETA DEL EQUIPO A

Así que recogemos, y quedamos con las chicas en vernos de camino al aeropuerto. Aprovechamos a ir al ATM que nos pilla al lado, y que está junto al camino que abren para cruzar la pista de aterrizaje andando o en bici.

Ya en el aeropuerto facturamos, y nos dicen que iremos en avioneta… ¡yuhuuuu! Aquí revisan las mochilas a mano por si te llevas (imaginamos) corales o alguna cosilla prohibida. El vuelo en avioneta está muy chulo, da un poco cosilla pero es entretenido, y el paisaje alucinante. Vemos incluso Ometepe desde las alturas.

Una vez en Managua, salimos del aeropuerto y preguntamos a una chica para coger el bus a la Terminal Roberto Huembes, para no tener que llegar hasta la UCA cogeremos desde allí un bus de los grandes a Granada. La chica se queda con nosotros hasta que llega el bus, y nos dice que cualquier problema o cosa que necesitemos su casa está junto a la parada. Muy majeta.

Katz y Saioa, en la avioneta de Corn Island a Managua

VUELTA A NUESTRO CAMPAMENTO BASE EN GRANADA

El trayecto en este bus como la otra vez, va hasta la bandera y hay que coger hueco como sea. Al final Katz y yo terminamos sentados, las dos chicas de pie. Nos van siguiendo en plan autómatas, se nota la fiesta de ayer y que apenas han dormido.

En el Mercado, nada m√°s entrar vemos el bus que indica Granada, as√≠ que seg√ļn nos bajamos vamos r√°pido y montamos.¬†Una vez en Granada ya estamos como en casa, vamos hacia el hotel El Arca de Noe a ver si tienen sitio, ya que no hemos contactado antes con Carlos, y s√≠ tienen 2 habitaciones, adem√°s a las chicas les hace nuestro mismo precio tambi√©n por ir con nosotros.

Salimos a cenar algo, y hay muchos puestos montados en la Plaza, donde cogemos dos tortas con queso (parecidas a las pupusas) y luego vamos a la pizzería y cogemos 2 slides. Estamos reventados, así que después de buscar info en internet sobre los sitios de la costa para ver desovar tortugas e intentar ponernos en contacto con alguno de ellos sin éxito, nos vamos a dormir.

Carlos, Katz y Saioa, Hostel El Arca de Noé, Granada

D√ćA 18: DE BUS EN BUS‚Ķ ¬°Y TIRAMOS A OMETEPE!

Desayunamos los ricos huevos revueltos que hace Marta, la cocinera del hotel. Katz intenta volver a llamar a los de la reserva de Chacocente, pero nada. Decidimos intentarlo de todas formas. As√≠ que, dejando la parte de la ropa que ya no usaremos aqu√≠ (volveremos a pasar la √ļltima noche en Nicaragua de nuevo a este hotel), cogemos las mochilas m√°s ligeras y vamos a coger un bus para Rivas, con la idea de bajarnos en Nandaime.

Una vez en la calle donde paran los buses, nos informan de que hay uno directo a Nandaime que sale en 10 minutos. Triunfada. Unos 45 minutos después llegamos a Nandaime, donde nos mandan a preguntar a un puesto de enchiladas por nuestro siguiente bus. Y menos mal que Katz aclara que queremos ir a El Astillero del Pacífico, porque debe de haber otro cerca de Rivas al cual nos mandaban…

Nos dicen que hay un bus que llega a El Astillero y que sale de aqu√≠ a las 14.30, pero son muchas horas de espera. Nos recomiendan ir a Jinotepe y desde all√° coger otro a El Astillero, y as√≠ llegar antes sin tanta espera. As√≠ lo hacemos, aunque a√ļn as√≠ tenemos una media hora en Nandaime que aprovechamos para dar una vuelta por el mercado.

Cogemos el bus a Jinotepe, a donde llegamos en algo más de media hora… pero… nos dicen que hoy al ser domingo no hay bus a El Astillero, que tenemos que volver a Nandaime y esperar al otro que había directo, aunque también dudan que opere hoy.

Saioa, Bus, Nandaime

S√öBITO CAMBIO DE PLANES, VAMOS A OMETEPE

Pues nada, nos montamos de nuevo al bus dirección Nandaime, y comentando la jugada decidimos, en un arrebato, cambiar el destino e ir a Rivas, ya que dudamos que podamos llegar hoy a El Astillero y además los de las tortugas no nos han respondido llamadas ni mensajes. Así que bajamos rápido del bus, y nos montamos en otro destino Rivas, ya que nos dicen que no hay minivan (o expresos) para allí. Allá vamos Ometepe…

Se supone que el bus sale dentro de poco, así que esperamos mientras los vendedores suben ofreciendo distintas mercancías… y de repente veo una minivan que pone destino Rivas. Katz baja rápido a preguntar y nos dicen que si, que van para Rivas y que con nosotros salen, así que volvemos a hacer cambio de bus y montamos en la minivan, cómodamente con nuestras mochilas en el maletero.

Algo así como hora y 20 minutos después estamos llegando a Rivas. Como les hemos avisado de que queremos ir a San Jorge a coger el ferry a Ometepe, nos paran lo más cerca posible. Casualidad se baja una chica con nosotros que va en nuestro sentido, y con la que andamos 5 minutillos y cogemos un taxi, que en lugar de cobrarnos 30 córdobas por persona que es lo habitual nos cobra 20.

Está lloviendo… ¡qué mala suerte! El taxi nos deja en el puerto, y preguntamos por el ferry. Hay uno que justo sale, y sino hay que esperar como hora y media al siguiente… así que echamos a correr cual Pekín Express, y conseguimos montarnos en este. Son bancos duros, hay una tele en la que ponen un programa tipo Impacto Tv donde todos se pegan unas leches del copón.

Volcán Concepción desde el Ferry de San Jorge a Ometepe

LLEGADA A OMETEPE

Se mueve un poquito, ya que hace muy malo y hay mucho oleaje. Katz sale a grabar un poco fuera y casi le pilla el agua de las olas. En media hora llegamos a Ometepe. Ha parado un poco la lluvia, sólo hay una pareja de extranjeros más. En el puerto un chico extranjero con una chistera y rastas nos recomienda un hostal, el Papagayo, que está junto a la gasolinera que hay ahí al lado junto al puerto.

As√≠ que vamos a verlo y no est√° mal, hay ya alojados unos cuantos turistas. No hay casi gente por la calle, entramos en una guesthouse que pon√≠an bien en Booking pero nos da miedo por los mosquitos, porque hay un espacio abierto entre el tejado y la pared. As√≠ que salimos y la misma se√Īora nos dice que ah√≠ al lado hay otro hostal.

Se llama Hospedaje Siero, la habitación está bastante bien y entra el desayuno. Y de precio es el más caro pero también la habitación está mejor, así que decidimos quedarnos aquí. Descargamos mochilas, y vamos hacia la calle principal a un restaurante italiano que hemos visto al pasar. Hoy cena de lujo, dedos de mozarella de entrante y pizza de pesto a compartir.

De vuelta en el hotel nos preguntan cu√°l de los 3 desayunos disponibles queremos ma√Īana, yo pido una tortilla con cebolla y pimiento verde, y Katz un gallo pinto. Vamos a dormir prontito de nuevo.

Katz y Saioa, Familia Hostel Siero, Moyogalpa, Ometepe

D√ćA 19: OMETEPE, TIRADOS CON LA MOTO DE NOCHE

Amanecemos y está lloviendo bastante ¡qué pena! Bajamos al desayuno y luego holgazaneamos en la habitación mientras esperamos que escampe. Sobre las 11 empieza a parar y sobre las 12 nos movemos… ¡ha dejado de llover! Bajamos hacia el Papagayo Hostel a alquilar la moto, que nos sale mejor de precio que en nuestro hotel, y de camino pasamos por una tienda de pacas a echar un ojo.

Nos traen la moto y los cascos, y ya motorizados pasamos por el supermercado Palí a por una botella de agua. Con esto, comenzamos con nuestra vuelta a la isla, o al menos a la parte de la isla que rodea el Volcán Concepción, ya que como vamos tan tarde no nos va a dar tiempo a mucho más.

Poco después de salir de Moyogalpa, vemos un cartel de entrada al Volcán Concepción y lo seguimos por cotillear. Ahí vemos un montón de pájaros de color azul con cresta muy chulos, que un chico que pasa por ahí nos dice que son urracas. Este mismo chico nos dice que cuando puede trabaja de guía subiendo al volcán, y que si queremos subir nos lo deja en 10 usd por persona.

Al pedirle un tel√©fono donde poder contactar con √©l, nos dice d√≥nde vive, que la verdad es ah√≠ al lado, y quedamos en que si queremos subir pasaremos por aqu√≠ a avisarle. Seguimos el trayecto en moto, y nos damos cuenta de que el panel no funciona. Pasamos camiones peque√Īos que hacen la recogida de pl√°tanos, motos que nos pasan, bicis, vacas con orejotas‚Ķ

Vaca, Camino de Moyogalpa a Altagracia, Ometepe

DANDO LA VUELTA A OMETEPE EN SCOOTER

Paramos en Altagracia, que en realidad tiene muy poco de turístico, son 2 calles. Entramos a una tienda de ropa de pacas, y Katz se compra 2 pantalones. Además en la plaza compramos 2 bolsitas de tajadas por si acaso. Seguimos la ruta, la siguiente parada es en la Playa Santo Domingo, que ahora está un poco comida por la marea. Hay unas vistas chulas del Maderas desde acá. Katz incluso se mete en el agua.

Siguiente parada, un ‚Äúview point‚ÄĚ que marca Maps.me, que nos lleva a una carretera privada por donde entramos a pesar de los ladridos de un perro. Damos un paseo por all√≠ intentando buscar el mirador, pero no lo encontramos. Quiz√°s en otra √©poca del a√Īo se pueda cruzar una plantaci√≥n que hay, pero ahora est√° muy crecido y no podemos, y nos marca que est√° por ah√≠.

As√≠ que volvemos a la moto, y paramos en otro punto que indica miradores: el hotel Zopilote. La subida es muy chula, por un camino verde con flores.¬†El hotel es un tipo ecolodge, con caba√Īas, y tiene dos miradores a los que hay que subir por unas escaleras que dan miedo. Yo me quedo abajo, Katz es el que sube y dice que tampoco es muy all√°.

El tiempo se nos echa encima y queremos ir a ver el atardecer a la Punta Jes√ļs Mar√≠a, pero al final llegamos cuando ya ha anochecido. A√ļn as√≠ entramos, por el camino de entrada un mont√≥n de luci√©rnagas, y echamos un ojo para saber ya d√≥nde regresar ma√Īana a tiro hecho. Ahora ya no hay nadie, todo cerrado.

Katz y Saioa, Volcán Concepción, Ometepe

LA MOTO SE PARA

As√≠ que salimos directos a avisar al chaval de que ma√Īana intentaremos subir el Concepci√≥n, cruzamos Mogoyalpa y aunque as√≠ de noche nos cuesta centrarnos, encontramos su casa r√°pido y quedamos con √©l en estar ma√Īana a las 4.45 AM en la parada del bus junto a nuestro hostel. Con esto ya hecho, nos vamos hacia el pueblo con la idea en nuestra cabeza de pasar por la gasolinera.

Queremos luego devolver la moto e ir al super a comprar provisiones para la subida de ma√Īana, adem√°s cena, ducha, etc, pero todo esto da igual, cuando una vez en la carretera y ya pasada la pista del aeropuerto, la moto se para‚Ķ ¬ŅPerd√≥n? ¬ŅQu√© pasa aqu√≠? ¬ŅSer√° que nos hemos quedado sin gasolina? No tenemos forma de saberlo, ya que no lo marca, y encima a√ļn queda una buena caminata.

Un se√Īor desde una casa nos dice que sigamos, que es casi todo cuesta abajo hasta el pueblo. As√≠ que nos montamos, y de noche cerrada y sin luces, con la linterna del m√≥vil iluminando la carretera, echamos a rodar‚Ķ da un poco yuyu, inercia pura, hasta que se para.

Saioa, Mirador, Hotel El Zopilote, Ometepe collage

LOS SAMARITANOS ESLOVACOS

No sabemos bien qu√© hacer, cuando vemos que estamos junto al hostel Life is Good y Katz entra a preguntarles si tienen gasolina que nos puedan vender. Tenemos suerte, los due√Īos del hostel son eslovacos, y mientras Katz se va con √©l a buscar gasolina al pueblo, yo me quedo dentro charlando con B√°rbara.

El hostel da muy buen rollo, se llama Life is Good. Cuando Katz vuelve y echa la gasolina, a la moto le cuesta arrancar, pero al final lo consigue y nos volvemos r√°pido al pueblo antes de que se vuelva a parar, por si no es un problema de gasolina que no lo tenemos muy claro. Llenamos el tanque en la gasolinera, y la devolvemos.

Luego pasamos por el super, donde compramos m√°s de lo que deber√≠amos, y despu√©s de dejarlo en la habitaci√≥n vamos a un restaurante cercano. Yo pido una quesadilla de vegetales al pesto, y Katz un burrito vegetal. Est√° buen√≠simo. Y con este intenso final de d√≠a nos vamos a dormir pronto, que ma√Īana toca madrugar y andar.

Rom√°n, B√°rbara, Katz y saioa, Hostel Life is Good, Ometepe

D√ćA 20: SUBIDA AL VOLC√ĀN CONCEPCI√ďN EN OMETEPE

Bajamos con las mochilas listas, y la puerta está cerrada. Intentamos buscar las llaves para no tener que despertarles para que nos abran, nos parece raro ya que ayer les avisamos de que salíamos temprano, pero oímos ruidos en la habitación y sale él con las llaves para abrirnos.

Vamos hacia la parada y justo baja en bici el chaval que nos hará hoy de guía. Vamos a la parada del bus, donde hay un par de chavales esperando y aprovechando a dormir mientras tanto, y en menos de 15 minutos está ahí. 15 minutos después nos bajamos junto a la entrada al volcán en que estuvimos ayer, el chaval va a llevar la bici a su casa y empezamos la ruta.

Katz y Saioa, Pano, Ceiba, Subida al Volcán Concepción, Ometepe

PRECIOSO CAMINO DE SUBIDA HASTA EL BALC√ďN DEL VOLCAN CONCEPCI√ďN

Al principio es descansado, camino llano aunque con piedras y ra√≠ces en el suelo, adem√°s Agust√≠n va rapidillo, aunque por aqu√≠ no me importa tanto. Vemos una caseta con pinta de abandonada, y nos cuenta que aqu√≠ antes se vend√≠an bebidas y comida a la gente que sub√≠a el Volc√°n. Ahora est√° cerrada. Empezamos la subida, y el camino cada vez es m√°s empinado, y m√°s estrecho. Vemos p√°jaros, insectos, much√≠simas mariposas, y casi arriba del todo alg√ļn mono.

Hay mucha humedad, pero poco a poco y descansando de vez en cuando conseguimos llegar al mirador, aunque es una mezcla de sensaciones, de orgullo al haber conseguido llegar hasta aqu√≠ y de decepci√≥n porque hay tanta niebla que no se ve nada.¬†Hace mucho viento, as√≠ que bajamos hasta una peque√Īa caseta abandonada que hay un poco m√°s abajo y comemos aqu√≠ un poco de jam√≥n y queso.¬†La bajada la hacemos m√°s o menos bien, con cuidado yo consigo llegar abajo sin caerme, Katz se resbala 2 veces.

En total hacemos la subida y la bajada en unas 5 horas y media, nos sentamos a esperar al bus hasta que viene Agust√≠n y nos dice que le acaban de avisar que ya no hay autob√ļs hasta dentro de 2 horas. As√≠ que no nos queda otra, empezamos a andar hacia el pueblo, haciendo autostop. Al final nos para una camioneta, nos subimos en la parte de atr√°s y nos deja casi junto al hotel, ¬°qu√© majos! Ducha y rato de tumbing e interneteo, estamos molidos.

Agustín, Katz y Saioa, Mirador, Subida al Volcán Concepción, Ometepe

HOY S√ć QUE VEMOS EL ATARDECER M√ĀS BONITO DE NUESTRA VIDA

Sobre las 3 decidimos movernos y aprovechar el resto de la tarde, preguntamos al del hotel precio del alquiler de una moto y nos pone en contacto con una empresa de su confianza. No queremos volver a coger al Papagayo ya que varias personas nos han hablado mal de √©l. As√≠ que va Katz a recoger la moto, y nos vamos hacia la Punta Jes√ļs Mar√≠a, hoy s√≠ vamos a ver el atardecer. No podemos evitar el pararnos en la pista para hacernos unas fotos con el Concepci√≥n.

Nos pedimos una cerveza de litro en el bar de la punta, y Katz se mete al agua. Yo me pongo a hacer fotos y vídeos, es espectacular el sitio y los colores. Cuando anochece cogemos la moto de vuelta al pueblo, seguimos viendo muchísimas luciérnagas por el camino. Volvemos al restaurante de ayer a cenar, y a dormir.

El atardecer m√°s bonito del mundo, Volcanes Concepci√≥n y Maderas desde Punta Jes√ļs Mar√≠a, Ometepe

D√ćA 21: ¬ŅRODEAR OMETEPE CON UNA SCOOTER?

Como hoy tenemos la moto aparcada en el hotel, desayunamos (Katz una tortilla y yo tortitas) y nos preparamos rápido para salir pronto y aprovechar el día. Hoy vamos a ir a rodear el Volcán Maderas, a ver qué hay por allí.

En el Charco Verde, sitio turístico que nos han recomendado, nos paramos y bajamos para preguntar en qué consiste, precio y si hay entrada sólo del mariposario. Llamo al tiembre varias veces y no viene nadie, así que entramos al mariposario. ¡Es un pasada qué bonitas y grandes son algunas mariposas!

Cuando salimos viene el chico, y nos cobra el total de la entrada aunque no hagamos el paseo del Charco Verde. Le preguntamos si podemos volver luego con la misma entrada si nos da tiempo y nos dice que sí, así que intentaremos hacer un hueco. En el cruce de la otra parte de la isla, tomamos la carretera de la izquierda para bordearla (y bordear a su vez el Volcán Maderas) de arriba a abajo.

Al poco se acaba el asfalto y empieza una carretera horrible, con baches, hoyos, tierra, charcos, piedras‚Ķ Yo creo recordar, por el mapa que vimos en el hotel, que es toda as√≠ hasta completar casi el c√≠rculo, Katz cree que no as√≠ que continuamos. Al rato paramos en la ciudad m√°s grande de esta parte, Balg√ľe, que no son m√°s que unas casas a lo largo de la carretera. Pens√°bamos que ser√≠a un poco m√°s grande tipo Mogoyalpa, pero nada que ver.

Katz, Rodeando el Volc√°n Maderas, Ometepe

VA A SER UN D√ćA LARGO

Compramos en una tienda un par de bolsas de tajadas, porque esto se prevee largo. Un poco más allá echamos gasolina en una casa que vende, sacando en una botella de plástico la cantidad que quieres. Y seguimos la ruta. Desde luego la gente debe pensar que estamos locos con esta moto los 2 y por esta carretera, pero no pensábamos que era tan mala, imaginábamos que sería como la que va a Altagracia, pero esto es muuuucho peor.

Y tampoco vamos a volver para atrás porque en realidad ya no sabemos en qué punto estamos, y para dónde hay menos trayecto, si para delante o para atrás… La carretera se pone peor por momentos… ¡qué cuestas! ¡Pobre moto! Eso sí, las vistas espectaculares. Unas horas después… si, si, ¡horas!… llegamos a la zona de San Ramón, donde hay unas cascadas que tengo anotadas y quiero ver.

No encontramos la entrada, y cuando dejamos atr√°s el ‚Äúpueblo‚ÄĚ y seguimos sin ver la entrada, damos media vuelta para comprobar si nos lo hemos pasado.¬† Y as√≠ es, porque el cartel s√≥lo lo tienen visible si vienes desde este lado (claro, es que ning√ļn turista viene desde el otro, s√≥lo nosotros).

Preguntamos hora de cierre, y tiempo que se tarda en subir y bajar. Nos dicen que entre subir y bajar serán unas 3 horas desde la entrada, así que Katz va a una pulpería a coger agua y algo para picar, y compramos las entradas. Empezamos la ruta, hace sol y calor, a ver si lo hacemos pronto.

Katz, Escarabajo, Mariposario, Parque Charco Verde, Ometepe

EL CHARCO VERDE DE OMETEPE NO MOLA MUCHO

Seg√ļn subimos bajan unos chicos, a los que Katz pregunta si merece la pena y cu√°nto se tarda‚Ķ ¬°llevan desde las 8.30 de la ma√Īana y es la 1! 4 horas y media desde la puerta de entrada, no pens√°bamos que nos iba a llevar tanto, y aunque iban unos chicos delante nuestro a empezar la ruta, nosotros volvemos para preguntar si podemos usar la entrada ma√Īana, hoy nos rajamos.

Nos devuelven el precio de la entrada y nos dicen que abre a las 7 de la ma√Īana, as√≠ que ma√Īana madrugaremos para venir aqu√≠. Culos a la moto de nuevo, y aprovechamos que ahora tenemos tiempo ‚Äúde sobra‚ÄĚ para pasarnos por el Charco Verde a aprovechar la entrada que hemos pagado antes.

Por decirlo finamente, y en esta √©poca del a√Īo obviamente, quiz√°s en otra sea chulo, a nosotros nos parece un poco caca. Mucha vegetaci√≥n alrededor de una charca o mini lago, una peque√Īa playa en un lateral, y en media hora hecho.

Pano, Parque Charco Verde, Ometepe

PINCHAZO PARA REDONDEAR

Un poco decepcionados, nos subimos a la moto para ir hacia Jes√ļs Mar√≠a, cuando por el camino de salida de Charco Verde Katz para la moto mosqueado y me dice que baje. Hemos pinchado.¬†Volvemos con la moto a rastras hasta la entrada del Charco Verde y preguntamos si puede llamar a la empresa de alquiler de la moto. Nos dice que intentemos en el hotel que hay al lado, √©l no tiene dinero.

As√≠ que vamos al hotel, muy amables nos dejan hacer la llamada, y para hacer tiempo entramos de nuevo al mariposario. Ahora las mariposas empiezan a coger postura para dormir, as√≠ que hay pocas volando. De todas formas el tiempo se pasa r√°pido viendo las mariposas, y o√≠mos que viene alguien y llama. Es el chico del alquiler de motos, √©l va a gestionar todo y ya nos dir√° cu√°nto es el pinchazo luego, ahora nos ha tra√≠do otra scooter y nos vamos r√°pido hacia Jes√ļs Mar√≠a.

Pero lo √ļnico que conseguimos ver son luci√©rnagas, ya est√° oscuro y nos quedamos sin puesta de sol. As√≠ que pensamos qu√© hacer, y aunque pens√°bamos ir ma√Īana por la ma√Īana a la cascada y marcharnos de Ometepe luego, nos quedaremos una noche m√°s. Queremos volver a ver este espect√°culo del anochecer aqu√≠ de nuevo.

Saioa, Volcán Concepción desde pista de aterrizaje, Ometepe

DE VUELTA A DAR LAS GRACIAS Y CENA

De nuevo en Mogoyalpa, parada en el super a reponer, y en la gasolinera a repostar. Pasamos por el sitio de alquiler de las motos para que nos digan cu√°nto sale el arreglo del pinchazo pero el chico no est√° a√ļn, as√≠ que vamos al hostel Life is Good, que nos ayudaron el otro d√≠a, a tomarnos una cervecita con ellos. Les han llegado bastantes clientes, y est√°n cocinando un gulash t√≠pico eslovaco.

Charlamos un poco con ellos, y de repente entra el del alquiler de motos. Ven√≠a a llevarse un quad que tienen alquilado unos chicos de aqu√≠, y ha visto nuestra moto.¬†Sale Katz con √©l y vuelve con las llaves del quad. Lo hemos alquilado el d√≠a de ma√Īana para subir hasta el parking de la cascada San Ram√≥n y evitarnos parte de la cuesta. Nos despedimos de estos chicos tan majos‚Ķ

Y vamos al centro, donde despu√©s de dejar aparcado el quad junto al hotel, nos vamos a nuestro restaurante favorito. Le pedimos recomendaci√≥n, y Katz pide unos tacos vegetarianos son soya, y yo pollo en salsa de jalape√Īos. Los dos platos muy muy ricos. Volvemos al hotel y a dormir.

Cena, Moyogalpa, Ometepe

D√ćA 22: OMETEPE, HOY LA CASCADA SAN RAM√ďN PARA NOSOTROS SOLOS

Madrugamos, desayunamos y nos ponemos en marcha. Cerca de la entrada nos encontramos unas orugas preciosas. Llegamos a la Cascada sobre las 7.15 de la ma√Īana, compramos la entrada y a subir con el quad. La verdad es que el camino de subida al parking es muy malo, no se puede subir con scooter ni de co√Īa, y con otro tipo de moto tampoco lo veo‚Ķ

Katz y Saioa, de la Cascada San Ram√≥n a Punta Jes√ļs Mar√≠a, Ometepe

Llegamos al parking y aparcamos los primeros. Seguimos la senda, Katz va por delante llev√°ndose las telas de ara√Īa que cruzan el camino. Vemos mariposas, lib√©lulas, ara√Īas, sapos, ranas‚Ķ Hasta que llegamos al r√≠o. Ah√≠ toca subir por √©l y sus rocas, siguiendo unas flechas pintadas en rojo que al principio no vemos. M√°s adelante, otra flecha indica que hay que ir por un camino de tierra, a mano derecha del r√≠o seg√ļn vamos subiendo.

La primera imagen de la cascada es incre√≠ble. Preciosa. Despu√©s de unas fotos y mirarla y remirarla, nos ponemos el ba√Īador y nos metemos.¬†A mitad del camino de vuelta nos cruzamos con una pareja, y casi llegando al parking con otras personas m√°s. Cuando le√≠ sobre el sitio pensaba que era un camino m√°s sencillo. Ojo que no es que sea dif√≠cil, sino que me imaginaba algo as√≠ como asfaltado hasta casi la cascada y no es as√≠, est√° en un entorno muy bonito.

Despu√©s de esto nos vamos al hotel, desayunamos una tortilla rica que nos suben a la azotea, y la comemos a eso de las 12. Vagueamos un poco, y luego vamos a cambiar el quad por una moto‚Ķ s√≥lo queremos ir ya a ver anochecer a la Punta Jes√ļs Mar√≠a y el quad gasta mucho. En realidad s√≥lo lo necesit√°bamos para subir a la cascada, con √©l no estamos c√≥modos.

Katz, Cascada San Ramón, Ometepe

REPETIMOS EL ATARDECER M√ĀS BONITO DEL MUNDO EN LA PUNTA JES√öS MAR√ćA

Ya motorizados de nuevo, pasamos por una tienda de pacas donde Katz ha fichado un ba√Īador y se lo compra, luego ya direcci√≥n a la Punta. Unas cuantas fotos m√°s del Concepci√≥n. Aparcamos, cogemos una botella de litro de cerveza, y en el banco del otro d√≠a nos quedamos en ba√Īador ¬°y al agua!

Es una gozada, porque tiene una muy buena temperatura y no sales sucio del salitre. Y las vistas desde aquí… ¡de impresión! De vuelta a Mogoyalpa, duchados nos vamos a devolver la moto y pasamos por la pizzería que queríamos probar. La chica muy maja, y lo que nos sobra nos lo pone para llevar.

Ya tiene Katz desayuno ma√Īana. Nos despedimos de nuestros anfitriones.¬†Lucy nos dice que nos dejar√° en la cocina unas tortitas para que las llevemos y desayunemos en el ferry, queremos coger el de las 6 para aprovechar el d√≠a.

El atardecer m√°s bonito del mundo Saioa, Punta Jes√ļs Mar√≠a, Ometepe

D√ćA 23: ESP√ČRAME EN LA PLAYA DE SAN JUAN DEL SUR‚Ķ

Madrugón, cogemos las tortitas y al ferry, no tenemos que esperar mucho. Las vistas del amanecer sober Ometepe desde el lago impresionantes. A nuestra llegada en el puerto de San Jorge, cogemos un taxista para que por 30 córdobas nos lleve al bus para ir a San Juan del Sur. Nos cuenta que hoy es Día de Muertos, que los buses no funcionan del todo bien, blablablá…

Total, que nos come un poco la cabeza y a nosotros que tampoco nos parece mal para aprovechar el d√≠a, al final nos lleva √©l mismo hasta San Juan de Sur por 400 c√≥rdobas los 2. Y es que no nos pod√≠amos ir de Nicaragua sin ver esta ciudad que tambi√©n menciona Enrique Bunbury en ¬ęLa Pulper√≠a de Lucita¬ę.

Nos deja en el centro, junto a la terminal de buses, que es una calle donde están parados hasta que les toca salir. Preguntamos por los horarios para llegar a Granada, y nos vamos a conocer la ciudad. Nos vamos hasta el extremo izquierdo de la playa por el paseo que la bordea, y luego decidimos bajar y andar por la arena hasta el otro extremo.

Saioa, San Juan del Sur

EL CRISTO DE SAN JUAN DEL SUR Y EL √öLTIMO VIGOR√ďN

Allá arriba se ve el Cristo. Se nota que es una ciudad muy turística, hay muchísimos hoteles, bares y restaurantes. En uno de los bares entramos y nos pedimos un desayuno a compartir. Viene un café, huevos revueltos, bacon, patatas y una tostada de pan. El chico que nos atiende es muy majo, y nos dice que sin problema podemos dejar ahí las mochilas mientras vamos a ver el Cristo.

Katz, Saioa y camarero, Bar Bahía del Sur, San Juan del Sur

As√≠ que dicho y hecho, dejamos las cosas y nos vamos hacia donde nos ha dicho el chaval. Hay que coger una barca para cruzar al otro lado de un riachuelo. Compramos agua en una pulper√≠a, y con ello comenzamos la subida, ¬°y qu√© subida! La √ļltima cuesta es mortal, y con el calor que hace‚Ķ Desde arriba est√°n las conocidas vistas que aparecen en internet cuando buscas algo de esta ciudad. Toda la bah√≠a, la playa‚Ķ

Regresamos al bar, tomamos una cerveza, y nos marchamos contentos de haberla visitado. El trayecto en bus genial, sobre todo yo que con la mochila encima mío me hace de almohada y voy dormida casi todo el viaje. Cogemos primero uno a Rivas y luego desde ahí a Granada. En Granada, nos deja en medio del mercado, así que vamos entretenidos hasta el hotel.

Yo tengo ganas de comer por √ļltima vez en el viaje vigor√≥n, as√≠ que vamos y nos sentamos en el puesto del otro d√≠a. Empieza a llover una barbaridad, lo como r√°pido porque me estoy mojando. Compramos nuestras √ļltimas bolsitas de yuca y tajadas‚Ķ

Katz y Saioa, Vistas desde el Cristo de la Misericordia, San Juan del Sur

D√ćA 24: HASTA LUEGO NICARAGUA, FIN DE VIAJE

Desayunamos esos huevos revueltos y gallo pinto que tan ricos hace Marta, y nos despedimos de todos ellos con unas fotos de recuerdo. Tranquilamente nos vamos a coger el bus hacia El Empalme de Masaya, de ahí esperamos a coger el bus a Tipitapa. Finalmente un tercero de Tipitapa al aeropuerto que nos deja justo enfrente. Entre uno y otro compramos un raptor, que tanto oírlo y verlo y no lo hemos probado. Es una mierda de bebida energética.

Y poco más que contar, que las vueltas son siempre mucho más aburridas que las idas. Sólo decir que la comida no nos pareció tan mala como a la ida, que en Miami tuvimos un poco más de cola y de trámites que a la ida, ¡y que queremos volver a irnos de vacaciones!

Marta, Katz y Saioa, Hostel El Arca de Noé, Granada

Y ya sabes, si quieres hacernos un comentario puedes encontrarnos en Twitter, Instagram y Facebook, en todos nos llamamos @SalimosDeBilbao. Si te ha gustado este post puedes compartirlo en cualquiera de las redes sociales con los botones de aqu√≠ abajo ūüĎáūüŹĹ.

Compartir es amar ūü§ĚūüŹľ