DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre 56

DIARIO: Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre

El diario de tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre tiene un poco de todo. Siendo los dos países que nos faltaban por visitar de Centroamérica no esperábamos muchas sorpresas. Planificamos tres semanas por libre con bastante temor por los precios. Tanto Panamá como Costa Rica tienen fama de países caros y es por algo. Nuestra ruta por libre empezaba en Ciudad de Panamá para después visitar ambas costas del país con una parada en la zona montañosa de Boquete.

Cruzamos a Costa Rica para visitar la zona caribe de Puerto Viejo y cruzar hasta el otro extremo del país con la idea de ver el famoso Parque Nacional Corcovado. Finalizamos las tres semanas en Costa Rica y Panamá por libre explorando la capital y algunos volcanes de sus alrededores.

Viajamos del 25 de Noviembre al 19 de Diciembre de 2023, con mucho calor, salvo en Boquete de Panamá cuya temperatura era ideal. Hemos usado transporte público, transbordando de pueblo en pueblo y cogiendo alguna lancha cuando ha sido necesario. En este viaje a PANAMÁ y COSTA RICA nos gastamos cada uno un total de 1.578 euros. 540 en vuelos y el resto en transportes, excursiones, comidas y alojamientos

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre Katz y Saioa, Frontera Changuinola, Panamá Costa Rica

MAPA DE LA RUTA DE TRES SEMANAS POR LIBRE EN PANAMÁ Y COSTA RICA

DÍA 1: SALIMOS DE BILBAO A PANAMÁ

Salimos de Bilbao hacia el aeropuerto temprano, son las 7:45 am. Haremos Bilbao-Madrid-Panamá a la ida y la vuelta desde San José de Costa Rica. Nos dan las tarjetas de embarque, y en el segundo vuelo nuestros asientos no están juntos. La compañera de Katz va dormida todo el viaje, y el que tengo yo al lado igual. Yo duermo bastante, y me da tiempo a ver 3 pelis. La comida de Iberia está aceptable, aunque escasa.

Llegamos a Panamá y se forman muchas colas para poner el sello de entrada, coger huellas, fotos etc… Luego hay que rellenar un papel para un segundo control. Ahí declaras que no llevas más de 10000 dólares, pasas las mochilas por una cinta y listo, fuera del aeropuerto. Nada más salir está un puesto de SIM y de tarjeta de transporte público. Compramos una por 5 dólares que viene cargada con 2 euros, así que bien.

Al salir del aeropuerto por la puerta que hay al lado se coge un bus gratuito que te deja en el metro. El metro es nuevo y está muy limpio. Tiene dos líneas por lo que es fácil de ubicarte. Bajamos en vía Argentina que es la nuestra, y nos ponemos a andar buscando el Panama Experience Hostel. Damos muchísimas vueltas, viene mal en Maps.me y nadie sabe de él. Al final después de unos 40 minutos lo encontramos aquí. Salimos a cenar algo por la zona. Caemos en el Pío Pío, una cadena de pollo barato en todas sus formas. Además Katz aprovecha a comer un tamal. Agotados nos vamos temprano a dormir.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Navidad, Panama City

DÍA 2: PRIMER DÍA EN CIUDAD DE PANAMÁ

Nos preparamos para el desayuno incluido en el hostel. Un café con fruta y un par de tortas fritas con sabor a churros. Comenzamos a caminar hacia Panamá viejo. Hace muchísmo calor y un sol tremendo. La entrada cuesta 12 dólares así que se nos quitan las ganas. La ruinas de Panamá viejo datan de los siglos XVI y XVII y se ven en parte desde fuera. Las vemos desde la verja y nos acercamos a ver las casas coloniales que yo he visto en fotos.

Nos metemos por unos barrios chulos con casitas bajas de colores, pero aunque damos alguna vuelta y hasta entramos en una iglesia, no vemos esas casas coloniales. Tras un buen rato por el corregimiento de Victoriano Lorenzo, llegamos andando hasta el metro de San Miguelito. Aquí hay bonitas vistas de ciudad de Panamá. Tenemos idea de visitar el Canal de Panamá así que nos dirigimos a Albrook. En la estación de transbordo hay un centro comercial y repetimos en Pío Pío. Para variar pedimos unas lentejas y algunos snacks.

Albrook es el fin de la línea de metro y la terminal de autobuses. Antes de salir de Bilbao ya estábamos al tanto de los tranques. Los tranques son bloqueos y cortes de carreteras producidos por protestas. En este caso se debían a la concesión del gobierno de Panamá de la explotación de una zona protegida a una minera canadiense. Llevan con el país bastante paralizado más de un mes así que aprovechamos a preguntar cómo está el tema para ir hasta Soná y Santa Catalina. Nos confirman que están saliendo buses pero sólo por las noches.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Bus, Panamá Viejo, Panama City

A VER DE GRATIS EL CANAL DE PANAMÁ

Hay un bus directo desde Albrook hasta el Canal de Panamá en Miraflores. Cuando vemos que la entrada cuesta 18 dólares por persona nos damos media vuelta, no nos interesa tanto jeje pero…

Un taxista nos dice que desde un lugar próximo, Pedro Miguel, se puede ver gratis. Nuestro conductor de bus nos lo confirma y se ofrece a acercarnos hasta la parada que lleva allí. No está muy lejos y en apenas 10 minutos llega el bus a Pedro Miguel. En 10 minutos estamos en un extremo del Canal de Panamá. Se ven los barcos a través de una verja, pero el canal sólo se ve parcialmente. Hay niños con banderas de Panamá y familias pasando la tarde. Compramos un raspado de uva por 1,5 dólares, y nos cogemos el bus de vuelta a Albrook.

Ha sido un acierto lo de Pedro Miguel la verdad. Ya en Albrook, aprovechamos a preguntar por las tarjetas SIM y compramos con +móvil. Una de una semana datos ilimitados por 7 dólares. Nos vamos de vuelta al hotel y echamos la tarde en la pequeña piscina del jardín. Para cenar vamos hasta vía Argentina, junto al metro. Allí cenamos unas empanadas y damos el día por terminado.

0030. Saioa, Canal de Panamá, Mirador Pedro Miguel, Panama City

DÍA 3: PARQUE NATURAL EN CIUDAD DE PANAMÁ

Desayunamos en el hotel, hoy tocan dos tortitas y salchichas que ha ido Katz a comprar al súper. Se le olvida quitar un segundo plástico que las recubre y dan mucha grima la verdad. Cómo será el plástico que no se ha derretido en la sartén.

Justo hay unas chicas de Donosti en el hotel y decidimos compartir un Uber hasta el Parque Natural Metropolitano. El Metropolitano es el único Parque Natural en una urbe metropolitana en Latinoamérica. La entrada cuesta 4 dólares por persona, y tardamos más de 3 horas en recorrer todos los senderos. No hay muchísima vida pero para ser urbano no está mal. Vemos un ñeque, un ciervo, pájaros, monos tití… y los miradores desde donde se ve la zona de rascacielos.

Tenemos que ir vía Albrook nuevamente y aprovechamos a comprar el billete de bus a Sona para las 20:30. Seguidamente cogemos el metro al 5 de mayo para ver el Casco Viejo de Panamá. La zona cercana al metro es un caos, con muchos puestos de venta ambulante, edificios que se caen… sin embargo la ciudad antigua está super cuidada. Todo parece muy turístico, de postal, sin viviendas particulares. Entramos a preguntar precios a un restaurante griego y en la tele están poniendo… el Athletic contra Osasuna en directo, alucino.

De vuelta al hotel comemos pizza en una cadena y descansamos en el hotel hasta la hora de salir. Dejamos el hotel y  cogemos el bus de las 20:30 a Sona sin contratiempos en la estación de Albrook.

0044. Katz, Parque Metropolitano, Panama City

DÍA 4: TRANQUES, SONA Y SANTA CATALINA

Pensábamos que teníamos 8 horas como mínimo de trayecto nocturno en bus pero al final lo hacemos en 7. Llegamos a Sona sobre las 3:20 de la madrugada, y nos dejan en la parada sin un alma alrededor. Nos dicen que el bus hacia Santa Catalina sale a las 7 de este mismo lugar. Hacia las 4 am se empieza a ver alguna persona y preguntamos por los buses.

Nos dicen que debido a los tranques, los buses para Santa Catalina están saliendo del otro lado del río. Nos ponemos las mochilas y caminamos unos 10 minutos. Atravesamos el tranque a pie y ahí está el bus que sale a las 5:30. El tranque tiene a unos cuantas personas vigilando, con suministros de agua y comida y la música a todo volumen. La carretera está bloqueada y se ve que algunos camiones y vehículos están parados desde hace días.

0193. Carretera Panamericana, Boquete

UN DÍA EN SANTA CATALINA

Nuestro bus es bastante grande y vamos dormidos casi todo el viaje. Nos deja justo frente al hostal que habíamos reservado por el camino. Son las 7:10 de la mañana y aún no podemos entrar en la habitación, pero nos tumbamos en la hamaca y echamos una siesta mañanera.

Pasamos el día vagueando entre la hamaca y la habitación con ventilador. Nos acercamos al super a comprar pasta y tomate y se nota que los precios son altos. Se nos va un poco de las manos la cantidad ya que compartimos con Pablo, el que gestiona el hotel, repetimos y aún así sobra. Damos un paseo hasta la playa, y a la tarde se pone a llover como si no hubiese un mañana. Santa Catalina es un pueblo muy pequeño marcado por el turismo de playa y el Parque Nacional Coiba.

Dejamos contratada una excursión snorkel a Isla Coiba y cenamos otra vez de súper. Bocadillos de atún con mayo. Durante la cena aparece el dueño de la «casa hotel». Encajaría perfectamente en un episodio de Españoles por el mundo, todo un personaje. Es una mezcla rara de hippie, vividor, empresario y prestamista. Nació en Córdoba, España, pero ha vivido en varios lugares y ahora tiene pensado «retirarse» aquí en Panamá. Aunque nos invitan a continuar la velada nos vamos a domir temprano.

0079. Pano, Mirador Isla Coiba, Santa Catalina

DÍA 5: UN DÍA EN ISLA COIBA

Pablo nos hace una arepa de huevo frito a cada uno y nos pone café para desayunar. Yo como una y media, y Katz se termina la pasta que sobró de ayer. Vamos a la oficina desde donde sale el tour a Coiba, que está a 5 minutos del hotel. Somos 10 personas, 2 alemanes, un grupo de españoles de Valencia e Iruña y nosotros. Nos dan máscaras y aletas y a la lancha.

Empieza a llover un montón y no para hasta que nos vamos acercando a la Isla de Coiba. Los dos primeros puntos de snorkel son en Isla Coco Grande e Isla Coco Chica. Están muy bien, con bastante coral, mucha vida de arrecife y algún que otro tiburón nodriza.

Luego paramos en Isla Coiba para comer y hacer un pequeño trekking de 40 minutos. Debido a las lluvias está demasiado embarrado así que lo cambian por una subida de 5 minutos a un mirador. Para las 12 y cuarto ya estamos comiendo. El menú es pasta fría con verduras y refrescos. La siguiente parada es Isla Ranchería o Coibita, donde nos dan una hora libre para disfrutar de la playa y algo de piña. De regreso hacemos otro snorkel.

0107. Saioa, Isla Ranchería, Santa Catalina

EN CONCLUSIÓN

En resumen, los puntos de snorkel son una pasada, vemos todo tipo de peces, tortugas grandes y tiburones que pasan junto a nosotros. Aún así, por los 75 dólares que hemos pagado entrada al PN Coiba incluida, el servicio nos parece bastante escaso. A la vuelta tenemos la fortuna de ver una ballena con su cría y algunos delfines por lo que tampoco nos importa mucho el precio. 

Cenamos en un pequeño restaurante junto al hotel. Se llama Niño Jesús, y cocina menús por 5 dólares. Yo pido pescado y Katz hamburguesa, con yuca y patacones que están de 10. Ahora a descansar.

0135. Cena, Restaurante Doña Saby, Santa Catalina

DÍA 6: ISLA SANTA CATALINA Y PLAYA ESTERO

Ambos nos despertamos con bastante dolor de espalda. De hecho yo la tengo hinchada de los golpes que me pegaba con la lancha al ir a Coiba. Desayunamos temprano una arepa con huevos revueltos, y nos volvemos a tumbar. Hoy nos lo tomamos con calma, vamos a ver la playa más cercana al hotel y un pescador nos ofrece transporte hasta Isla Santa Catalina, que se ve desde la propia playa. El pescador dice que se llama Calle. Curioso.

Nos hace buen precio así que vamos a la habitación a coger cosas de snorkel, y en bote a la isla. Nos indica que podemos ver peces a los lados y quedamos en que nos recoja en unas tres horas. Lamentablemente el agua está un poco revuelta y el snorkel no sale muy allá. 

Mi máscara se me está venga a empañar, y cuando Katz me va a dejar la suya, ésta se rompe. La visibilidad sigue sin acompañar y vamos hacia el otro lado de la isla. Katz se mete pero dice que es incluso peor y no se ve nada. Así que nos sentamos al relax, hasta que vemos venir a Calle con otros turistas, y aprovechamos para marcharnos.

0119. Katz, Pano, Isla Santa Catalina, Santa Catalina

PLAYA ESTERO

Queremos comer pero el restaurante de Niño Jesús aún está cerrado. Nos vamos a dar una ducha y vamos andando hacia la otra playa que está como a un kilómetro y medio. Nos equivocamos de camino, y empieza a llover a saco. Menos mal que es poco tiempo. Retrocedemos a la carretera principal y la seguimos hasta playa Estero, una playa salvaje de surf.

Nos tenemos que conformar con ver playa Estero desde la distancia porque para llegar a ella hay que cruzar un río y estamos vagos para descalzarnos. Regresamos y cenamos en el bar de Jesús Niño. Toca pescado para mí y hamburguesa y cerdo asado para Katz. Recogemos y organizamos todo, que mañana cambiamos de sitio y no sabemos si vamos a poder llegar. Habíamos contratado un shuttle, transporte, de Santa Catalina a Boquete por 35 dólares cada uno. Pero aunque acaban de levantar los tranques y ya se puede pasar no hay muchos turistas. Sólo nos ofrecen la posibilidad de transporte privado por 100 dólares así que lo cancelamos y lo intentaremos en transporte público.

0133. Saioa, Pano, Playa El Estero, Santa Catalina

DÍA 7: CAMINO A BOQUETE

A las 6 estamos en pie, hoy la arepa de desayuno es de huevos revueltos con queso. Sobre las 7 am pasa el bus a Sona frente a nuestra Guest House. Cuando queda poco para llegar a Sona vemos pasar en la otra dirección el que tenemos que coger a Santiago, un bus grande. Nos da mucha rabia perderlo así, ya que no sabemos cuándo será el siguiente. Pero hay suerte. Ambos autobuses se detienen, varios pasajeros salimos del nuestro y montamos en el otro. Genial.

Llegamos a Santiago y toca esperar 1 hora a que salga el minibús a David. Aprovechamos a ir al baño que cuesta 25 centavos y está bastante sucio. Katz se confunde y va al de chicas… El trayecto de Santiago a David es incómodo. Tengo el culo del cobrador en mis rodillas dando calor, y 3 pantallas de TV con videoclips reggaetoneros. Por suerte nada más llegar a David, cogemos las mochilas, preguntamos, y en menos de 5 minutos salimos para Boquete. ¡Menuda suerte!

Llegamos a Boquete a las 15:15 tras 8 horas de transportes, pero por 18 dólares cada uno. En shuttle habrían sido unas 5 horas. No vemos ningún alojamiento económico por internet, así que nos toca buscar hotel andando. Preguntamos en uno frente a la plaza y no está mal, pero vamos a preguntar más. El siguiente que vemos está muy limpio y bien, nos lo dejan a 24 dólares la noche y nos quedamos sin dudarlo.

Terminale de bus de Santiago, Panama

PRIMERA CENA EN EL SABROSÓN DE BOQUETE

Hablamos con dos chicas francesas que se van mañana y nos cuentan los senderos que han hecho. Nos recomiendan un restaurante para cenar y para allá nos dirigimos. De camino nos encontramos con el conductor del bus que nos ha traído a Boquete, que es muy majo, y nos recomienda otro. Es el Sabrosón y con ese nombre no podemos resistirnos. Allá vamos. La comida está rica, y nos sale por unos 10 dólares los dos. Compramos también un cuero de cerdo gigante y unos plátanos fritos en un puesto callejero. Cena de 10.

Se nota que esta zona de Panamá está a los pies de la montaña y es más fresca. Hoy dormimos con pijama, sabana y manta.

Sabrosón, Desayuno, Boquete

DÍA 8: ENCERRADOS EN EL HOTEL

Me despierto por unos ruidos a las 3:15 de la mañana. Las dos chicas francesas se iban hoy pero es demasiado temprano para su shuttle y que yo sepa no hay nadie más alojado. 

Al levantarme aún están aquí las chicas francesas y se supone que su shuttle llega en media hora. Cuando bajamos a la planta baja, la puerta que da acceso está cerrada y no tenemos llave. Katz se descuelga por la barandilla e intenta entrar por la principal para abrir esa puerta que comunica las dos plantas, pero también está cerrada. Sólo tenemos dos llaves, la de la habitación y la de la puerta de acceso a la planta de arriba, no entiendo nada.

Llamo a las francesas, y les pregunto a ver si ellas tienen alguna llave extra pero tampoco. Alguien nos ha encerrado en el hotel 😅. Dejamos a las chicas contactando con los dueños del hotel y nos vamos a desayunar descolgandonos por una barandilla.

Repetimos en el Sabrosón que tiene menú desayuno por 2,50 dólares. Incluye café, huevos revueltos y dos hojaldres fritos. De regreso al hotel las puertas están abiertas y el misterio resuelto. Nos habían encerrado unos amigos de los dueños que habían venido por la tarde. Se levantaron temprano para ver amanecer desde el volcán Barú y cerraron las puertas que se supone debían estar siempre abiertas.

Hostal Arte Boho Boquete Panama

TREKKING Y SENDEROS DE BOQUETE

Hay multitud de senderos para explorar las montañas de Boquete: Los Quezales, que llega hasta Cerro Punta desde Boquete, La cascada perdida y las 3 cascadas que es uno de los más populares, el Pianista y Pipeline, además de la subida al Barú.

Decidimos ir a hacer el sendero Pianista. Cogemos un bus que nos deja justo al comienzo del sendero. El principio del camino es por caminos y pastos, hasta que se interna en el bosque. Los del hotel nos recomendaron contratar un guía a partir de aquí así que decidimos avanzar solamente si el camino no tiene pérdida. El camino se endurece un poco porque hay bastante subida y el suelo es de piedras, así que hay que ir atento para no tropezar. No encontramos ninguna bifurcación complicada y llegamos a la cima en unas 3 horas. La subida ha sido bastante bonita, cruzando ríos y arroyos, caminando por cárcavas y conociendo a Mariano, un señor que vive perdido en medio del monte.

Desde la cima se supone que estamos viendo a un lado el Caribe y al otro el Pacífico, pero hay que echarle algo de imaginación. El camino continúa hasta la provincia de Bocas del Toro y cuando empezamos a bajar nos encontramos precisamente a un panameño que se dirige hacia allí. Le quedan 8 horas de camino. Nosotros mejor regresamos a Boquete. La bajada se hace llevadera y en 2 horas y media ya estamos esperando al minibús que nos lleva de vuelta a Boquete.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Pipeline Trail, Boquete Katz y Saioa, Sendero El Pianista cima, Boquete

CAÍDA POR LAS ESCALERAS DEL HOTEL

En el pueblo están celebrando hoy, 2 de Diciembre, el Día de la Independencia. Aunque el día de la independecia de Panamá es el 28 de Noviembre, lo celebran hoy porque se suspendió debido a los tranques. Hay un desfile con un montón de chavales de diferentes colegios tocando tambor, marimbas y otros instrumentos. Regresamos al Sabrosón para comer, aunque hoy nos parece más escaso. De vuelta al hotel reservamos un tour de canopy para las 8 de la mañana.

Entre una buena ducha de agua caliente y descansar la piernas un rato se nos pasa el tiempo y ya es hora de cenar. Al bajar las escaleras hacia la planta de abajo, no veo el último escalón y me caigo rebotando en varias paredes. El tobillo me duele muchísimo, me da miedo haberme roto, pero lo puedo mover así que me relajo. Aviso a Katz y me pone hielo, pero ya se está hinchando.

Antes hemos visto que había ambulancias y puestos de socorro por el desfile así que nos acercamos a ver si me pueden mirar y decir cómo lo ven. Mala suerte, los desfiles casi han terminado y han quitado los puestos de emergencia. Al menos hay unos médicos de guardia en el hospital y la verdad es que me atienden super bien. Nos da una receta, y un volante para poder hacerme una radiografía por si no mejoro. Según nos dice los RX cuestan 13 dólares y los medicamentos de la receta poco más de 2. Nos despedimos de los médicos que son muy majetes, de hecho sigue la liga y nos da la enhorabuena porque el Athletic ha ganado al Rayo por 4-0.

El pie se me va enfriando y cada vez duele más. Katz va a la farmacia del propio hospital y le dan los medicamentos pero al ser festivo no hay caja para cobrar. Le dicen que tenemos que regresar el lunes para pagar. Y a pesar de avisarles que no sabemos si estaremos el lunes aún aquí, nos da los medicamentos igualmente. Volvemos despacio al hotel. Yo ceno un plátano, tomo el analgésico y me echo una crema. Katz va al súper a comprarse algo para cenar y yo me quedo con hielo para bajar la hinchazón. Obvamente avisamos para cancelar el canopy.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Sendero El Pianista, Boquete

DÍA 9: COJA A LOS CANGILONES DE GUALACA

Otra vez me despierto a las 3:30 am. Hay un grupo hablando alto junto a nuestras ventanas, con música alta y obviamente borrachos. Unas 2 horas después, Katz también se despierta por dos o tres golpes fuertes que no sabemos qué son. Oímos que uno de los chavales llama a la policía y les dice que les están tirando piedras. Normal, yo les hubiese tirado a ellos por la ventana. Al final Katz tiene que salir a gruñir un poco para que bajen el volumen. No han parado en toda la noche.

Apenas dormimos ya y Katz se va a comprar desayuno. Lo prepara en la cocina común y lo tomamos en el hotel. Tras una siesta mañanera, ya a mediodía, apoyo un poco el pie y parece que lo tengo mejor. Decidimos salir, comemos un helado, y como parece que puedo andar un poco, cogemos el bus a Los Cangilones de Gualaca. Es un sitio que nos apetecía conocer. 

0191. Saioa, Boquete

LOS CANGILONES DE GUALACA

Primero bus de Boquete a David. Al lado está sentada una estadounidense con intención de comprar casa en la zona. Va hablando con un chico que parece ser agente inmobiliario y es que esta zona de Panamá está plagada de jubilados yankis. En David agarramos un minibus a Gualaca que va con la música a tope, incluyendo hits como «la bilirrubina».

Paramos a la entrada del pueblo junto a la carretera que lleva a Los Cangilones. Los Cangilones de Gualaca son un pequeño cañón natural en una explanada de piedra. Por la grieta del cañón discurre el río Estí. Aunque vamos lentos por mi cojera llegamos en 20 minutos. Al ser domingo está lleno de gente y basura, una pena, porque el sitio está chulísimo. Katz se da un baño rápido y volvemos a coger el bus para David.

Aunque se nos hace largo, no esperamos más de 20 minutos y viene el minibús. El conductor y cobrador son dos chicos jóvenes que andan todo el rato mirando a las chicas, paran a saludar a sus amigos. Encima conduce fatal, creo que el peor hasta el momento. Tampoco tardamos en pillar el bus de David a Boquete. Se hace de noche durante el trayecto y nos sorprende que las luces interiores del autobús son de colorines.

Ya en el hotel nos hacemos un bocata de atún para cenar y a descansar hasta mañana.

0197. Los Cangilones de Gualaca

DÍA 10: SENDERISMO «DE RELAX» EN BOQUETE

Parece que tengo mejor el pie y decidimos hacer un ruta suave, la Pipeline trail. Vamos a desayunar fuerte en el Sabrosón con las tostadas de pan de molde que tenemos de sobra. En el mismo centro de Boquete cogemos el minibús hacia los Naranjos. Cuesta 2,5 dólares por persona y para en la entrada del sendero. Este trayecto está en una finca privada por lo que cobran 5 dólares por persona y hay que registrarse al entrar y salir.

Como su nombre indica, la Pipeline trail sigue una ruta marcada por una tubería que recoge agua de una cascada. El camino es bastante chulo y hay bastante sombra, aunque la belleza del paisaje se rompe por la propia tubería. Pensábamos que el camino eran unos 15 min por trayecto y terminamos andando casi 2 horas entre ida y vuelta. Lo mejor es una cascada un poco oculta al final pero con el pie así no puedo llegar. Hay que cruzar el río por unas piedras y Katz va solo. No vemos animales pero se escuchan monos por el camino.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Pipeline Trail, Boquete

DE BOQUETE A BOCAS DEL TORO

Recogemos todo al regresar y nos vamos seguido para Bocas del Toro vía David. El conductor nos dice que llegaremos a David en unos 30 minutos pero tarda 1 hora y 30 minutos. En David nos dicen que el minibús a Almirante tarda entre 2 horas y media y 3. Evidentemente ya no nos fiamos y tenemos dudas si podremos coger la lancha que lleva de Almirante a Bocas del Toro. Son las 14:30 y no sabemos si la última lancha es a las 18 o a las 18:30.

El bus hace una parada larga para merendar en Chiriquí Grande, no llegamos ni de coña. Más de una hora después llegamos a Almirante y nada más bajar del bus agarramos un taxi compartido por 1 dólar por persona. Nos deja en el muelle pero la última lancha era a las 18:00 y son las 18:25. Pero… hay suerte. Como somos bastantes guiris que queremos ir a Bocas van a montar una lancha especial y salimos en breve, aunque por el doble del precio normal. 10 dólares por persona.

Ya en Isla Colón de Bocas de Toro, tras preguntar en varios sitios, nos quedamos en hostel The Bocas Corner. La habitación es pequeña pero tiene un ventilador y está limpia. Y sobre todo barata, porque el resto no bajaban de 40 dólares la noche. Cenamos pollo frito en un puesto callejero cercano y a descansar. Antes de dormir Katz contacta por WhatsApp con una empresa de tours cuya publi hemos visto en recepción y dejamos contratada una excursión de snorkel para mañana.

The bocas corner, bocas del toro, panama

DÍA 11: TOUR Nº1 EN BOCAS DEL TORO

Sigo con el tobillo bastante tocado, pero aún así vamos a hacer un tour de Snorkel que no requiere mucho movimiento. Lo malo es que tenemos que ir andando hasta el embarcadero y me molesta bastante. El tour está bien pero tampoco es nada espectacular frente a otros lugares de snorkel. Más bien flojo en comparación con otros puntos del Mar Caribe o el golfo de Tailandia.

El tour de snorkel Nº 1 por Bocas del Toro, empieza por la Bahía de los Delfines, después Cayo Zapatilla, Cayo Coral e Isla Estrella. Se ven bastantes delfines en la bahía y la última isla que se visita después de comer está rodeada de estrellas de mar que se pueden a simple vista desde la lancha. Cayo Zapatilla es una isla de palmeras para tomar el sol y darte unos baños, por lo que en realidad sólo hay un lugar para hacer snorkel y tampoco es la bomba.

Nos llevamos algún snack para no tener que comprar comida en la «isla restaurante» y para las 16:30 ya estamos de regreso en el hostel. Katz compra unos flases de hielo para mi tobillo y pasamos la tarde descansando.

0279. Pano, Isla Estrella, Tour 1, Bocas del Toro

DÍA 12: LLUVIA DENTRO DE LA HABITACIÓN DE HOTEL

La noche ha sido bastante larga ya que ha caído una buena tormenta. Había tanto viento que la lluvia racheada entraba por uno de los ventanucos de la habitación y nos llovía encima de la cama. Habíamos pensado hacer hoy el tour de snorkel Nº2, pero Katz ha amanecido algo resfriado y el tobillo me molesta bastante. Por eso nos quedamos todo el día descansado en el hostel. Eduardo, el de los tours, se porta fenomenal y nos da toda la información y posibilidades para que aprovechemos el tiempo. Si quieres el contacto es +507 6035 8206, usa whatsapp.

0259. Delfín, Tour 1, Bocas del Toro

DÍA 13: DÍA EN BLANCO EN BOCAS DE TORO

Otra noche de tormenta pero al menos no ha llovido dentro de la habitación. Seguimos lesionados y enfermos por lo que nos tiramos otro día completo entre la cocina, la habitación y las calles que rodean el hostel. A ver si mañana estamos mejor porque queremos hacer el tour de bioluminiscencia. Nos dijo Eduardo, el chico de la empresa de tours, que se podía ver plancton bioluminiscente en algunas zonas de Bocas y no queremos perder la oportunidad. Lo vimos en la Laguna de Manialtepec en México y quedamos impresionados.

0273. Pano, Cayo Zapatilla, Tour 1, Bocas del Toro

DÍA 14: PLAYA ESTRELLA Y BIOLUMINISCENCIA EN BOCAS

Por fin se ha bajado un poquito la hinchazón del tobillo y parece que Katz está algo mejor del resfriado. Nos preparamos un desayuno potente y nos aventuramos a coger el autobús hasta Boca del Drago desde la que se puede ir caminando a Playa Estrella. Esta playa es famosa por la cantidad de estrellas de mar y perezosos que habitan en los árboles cercanos. Hay que cruzar toda la Isla Colón para llegar y se tarda sobre una hora.

Apenas hay 20 minutos de paseo desde donde para el bus en Playa Drago hasta Playa Estrella. Por desgracia apenas vemos un perezoso encaramado a lo alto de un árbol. Pero estrellas de mar todas las que quieras y más. Incluso paseando, encontramos una pequeña raya moteada en la orilla. El sitio está bonito pero la escasa zona de playa y los chiringuitos y lanchas con música estropean bastante el paisaje.

La acumulación de turistas no impide que pasemos un buen rato y la gente de los chiringuitos es muy maja. Especialmente el señor Roberto que vende pulseras y recuerdos y además tiene un ojo bien entrenado para los perezosos. Aguantamos un par de horas, suficiente para difrutar un poco de la zona. De regreso tenemos que agarrar un taxi ya que el autobús no tiene mucha frecuencia. Por 10 dólares estamos de vuelta en Bocas en media hora. Nos comemos una excelente pizza en el Hotel Posada Los Delfines y a descansar al hostel.

Playa Estrella.Bocas del Toro, Panama

EL TOUR DE BIOLUMINISCENCIA EN BOCAS DEL TORO

Parece que el tiempo nos da una tregua y podremos hacer el tour de bioluminiscencia. Compartimos lancha con unos ticos y tras media hora larga de lancha en la oscuridad llegamos al punto clave. Es una auténtica pasada y muy diferente al que vimos en México. Es muy difícil de explicar y sin una cámara especial no se pueden hacer fotos ni vídeo por lo que es una experiencia única.

En esta ocasión es como si te sumergieses en la vía láctea. Además, Katz llevó las gafas de buceo y se veía espectacular. A pesar de las lesiones, resfriados y tormentas, nos despedimos de Bocas del Toro con un gran sabor de… boca. Nos vamos felices a descansar que mañana nos vamos para Costa Rica.

0254. Tour 1, Bocas del Toro

DÍA 15: A PUERTO VIEJO, LLEGADA A COSTA RICA

Bocas del Toro está muy cerca de la frontera con Costa Rica y dejamos contratado el transporte hasta Puerto Viejo, del otro lado de la frontera, con la empresa de Eduardo. El trayecto no es muy largo e incluye la lancha, el bus hasta un lado de la frontera y la furgoneta hasta tu hotel en Puerto Viejo. Todo por 25 dólares, un regalo viendo los precios que hemos pagado hasta ahora.

La furgoneta te deja de un lado de la frontera y te explica lo que tienes que hacer al otro lado para sellar el pasaporte. Una vez hechos los trámites, otra van está esperando para llevarte hasta Puerto Viejo. Como no tenemos hotel paramos en uno que tenía buenos precios en internet pero no quedan plazas.

No nos queda otro remedio que contratar un AirBnB y agarrar un tuctuc hasta el hostel. El hostel de Erick Palmer es humilde pero la localización está genial, en medio de la jungla. Se escuchan bastantes pájaros y se ve algún que otro animalillo como ardillas o ñeques.

0349. Frontera Changuinola Panamá Costa Rica

PRIMEROS PEREZOSOS

El AirBnB de Erick está a una hora andando del centro y es el propio Erick quien nos acerca a Puerto Viejo. Por el camino para el coche para enseñarnos un perezoso encaramado a un árbol, nos quedamos flipados. Pasamos el día explorando Puerto Viejo y asustándonos con los precios del supermercado. Lo más curioso es que a la hora de comer, en Soda Mirna, nos cruzamos con una familia cuyo chaval va con la camiseta del Athletic. Creo que es la primera vez que nos cruzamos con bizkainos enfundados en la camiseta del Athletic.

Decidimos alquilar bicis para poder ir y venir del alojamiento al centro de Puerto Viejo y viceversa. De regreso vamos fijándonos bien en los árboles y vemos otros dos perezosos, y aunque no se mueven ni están muy cerca nos ilusionamos bastante con la idea de ver muchos más. Esta zona tiene fama por la gran densidad de perezosos así que cruzamos los dedos y nos vamos a descansar.

0352. Perezoso, Puerto Viejo

DÍA 16: CAHUITA  Y EN HIERRO A MANZANILLO

Nos toca madrugar para visitar el Parque Nacional de Cahuita. Es un área natural protegida a 16 km de Puerto Viejo. Así que toca pillar la bici hasta el centro de Puerto Viejo, y ahí coger el bus a Cahuita. El bus de la mañana llega puntual y en menos de una hora estamos en la entrada. El día no acompaña demasiado pero no termina de llover fuerte por lo que podemos hacer la visita sin mojarnos demasiado. La pena es que apenas vemos algún roedor, monos y varias mariposas. Los perezosos están muy altos y con llovizna ni se mueven.

Se supone que hay mapaches, nutrias, pizotes y vívoras pero nada. Hacemos el camino  desde la entrada por el pueblo de Cahuita hasta Puerto Vargas. Nos tiramos unas 4 horas para hacer 6 km y regresamos en bus a Puerto Viejo. Nos han recomendado el Café Gustitos para comer y la verdad que está genial. Buen precio, comida buena y abundante. De regreso con las bicis que más bien parecen hierros de altos hornos con ruedas. La idea es llegar a la playa de punta Manzanillo.

Apenas son 13 kilómetros hasta Manzanillo desde Puerto viejo pero se hacen eternos con los hierros que hemos alquilado. Unas bicis viejas y sin marchas. Para cuando llegamos a la playa ni nos apetece bañarnos. Hay un sendero que recorre la costa pero anochece temprano y no queremos ir en bici de noche. Compramos un par de cosas en el supermercado más cercano a nuestro AirBnB y nos vamos a descansar.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Parque Nacional Cahuita

DÍA 17: CAHUITA Y SAN JOSÉ

Mientras desayunamos tomamos la decisión de visitar nuevamente Cahuita y continuar el camino hacia San José. Cuando vamos a coger las bicis comprobamos que hay una pinchada. Nos toca andar una hora con las mochilas y las bicis a cuestas. Al menos el camino es tranquilo, está amaneciendo y no llueve. Una vez en Puerto Viejo dejamos las bicis candadas y agarramos el bus para Cahuita.

Hoy tampoco tenemos mucha suerte con los perezosos, por lo que ni siquiera llegamos al final del sendero y nos damos la vuelta a la mitad. Al menos de regreso vemos un perezoso en lo alto de un árbol, un lagarto basilisco y una vívora bocaracá​ o crótalo cornudo de Schlege. Es tan bonita como venenosa y está bastante cerca de la cabeza de la gente encaramada a unas zarzas.

Parque nacional de Cahuita

Habíamos dejado las mochilas en una tienda de la estación de bus y por suerte compramos los dos últimos billetes para San José. Lo malo es que nos toca ir de pie. El trayecto se hace un poco pesado y terminamos sentados en el suelo, por lo que las 4 horas no son para tanto. Llegamos a San José y acertamos de pleno con el hotel Marruecos. Un sitio muy básico pero super limpio, cómodo y bien ubicado. Uve, la encargada, nos recomienda el Restaurante Yud Fad a la vuelta de la esquina. Es de comida rápida pero nos viene perfecto. Damos un mini paseo por el centro y a dormir.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Puerto Viejo

DÍA 18: SAN JOSÉ, VOLCÁN IRAZÚ Y CARTAGO

Nos vamos a visitar el Parque Nacional del Volcán Irazú. Desayunamos unos dulces de camino al bus. Es alucinante que el bus te lleva hasta el cráter del propio volcán por lo que no hay ni que hacer senderismo. Bueno te puedes bajar antes y subir a pie, pero no. Además no estoy recuperada de la lesión de tobillo. El bus cuesta unos 4 euros y tarda algo más de una hora. Para acceder al volcán es necesario hacer una reserva previa online, aunque hay wifi en la entrada y te permiten sacar el ticket al momento si hay disponibilidad.

Tenemos 2 horas hasta que salga de vuelta el bus y parece que se nos van a hacer eternas. Es caso es que está todo lleno de niebla y no se ve más allá de dos metros. Estamos a más de 3.400 metros y se nota el frío. Pero estamos de suerte, el viento se lleva la niebla y queda todo despejado para disfrutar de unas vistas estupendas de los cráteres del volcán. Una maravilla, tanto que al final tenemos que correr para no perder el bus…

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Parque Nacional Volcán Irazú

CARTAGO DE COSTA RICA

De regreso el bus para en Cartago, un bullicioso pueblo a los pies del volcán, y decidimos quedarnos a visitarlo. No es espectacular pero lo suficientemente interesante para pasar unas horas. Se da la curiosidad de que hemos visitado Cartago de Túnez este mismo año. Aquí nos llama la atención un mojón donado por el gobierno de Galicia en 2022, con la concha del peregrino marcando los km hasta Santiago: 8.075.

Nos damos una vuelta por el mercado y callejeamos por el centro. Un vistazo rápido al Museo Municipal de Cartago, que es gratuito y tiene varias obras de arte. Entre ellas destaca el mural más grande de Costa Rica de la Artista Guadalupe Álvarez. La obra cuenta la historia de Costa Rica y Cartago y es del estilo de los grandes murales de Diego Rivera. Regresamos a San José en el tren de las 16:30. El trayecto es super chulo y el tren muy cómodo. En San José nos queda la energía justa para cenar y tumbarnos hasta mañana, que nos espera un camino largo.

0505. Museo Municipal de Cartago, Cartago

DÍA 19: DE SAN JOSÉ A SIERPE

Compramos los boletos para Sierpe el día anterior para evitar sorpresar, y estamos puntuales a las 8 para salir hacia el Pacífico de Costa Rica. Tardamos unas 5 horas de San José a Sierpe. Lo mejor es el aire acondicionado del bus porque hace un calor extremo en la calle. Por el camino pasamos por el famoso puente sobre el Río Grande de Tárcoles. Es famoso porque desde este puente de Costa Rica se ven decenas de cocodrilos que infestan el Río Grande de Tárcoles.

Nos quedamos en el Hotel Margarita de Sierpe, en la provincia de Puntarenas. El hotel está super bien, y no es que sea barato pero es lo más económico que podemos encontrar. Dejamos contratada la excursión al Parque Nacional Corcovado, que es el motivo de haber venido hasta aquí. El pueblo de Sierpe es pequeño con un parque, varias tiendas, un par de restaurantes, y el muelle desde el que salen las lanchas para Drake y Corcovado.

Todos nos han dicho y hemos leído que Corcovado es la joya de Costa Rica. Dicen que las probabilidades de ver tapires, pumas u otros felinos son muy altas y que visitar el parque es toda una aventura. Es por eso que decidimos pagar los 120 dólares que cuesta la excursión a San Pedrillo. La mayoría de turistas van a Bahía Drake en la Península de Osa y desde allí visitan el parque nacional. Hicimos cuentas y sin ser barato, visitarlo y dormir allí sale bastante más caro. Cenamos y nos vamos pronto a dormir.

0575. Barca de Corcovado a Sierpe

DÍA 20: CORCOVADO EN COSTA RICA

Ha llegado el esperado momento de la excursion de día a Corcovado. Había dos opciones para ver Corcovado, desde la estación de San Pedrillo o desde la de Sirena. Según la persona de Osa Discovery Tours la mayor diferencia era la distancia, estando Sirena más lejos. Es por eso que el precio a Sirena era de 150 dólares y a San Pedrillo «sólo 120». También nos indicó que la dificultad era intermedia y que había mayores chances de ver fauna en San Pedrillo. Le agradecemos mucho esta info ya que creemos que es correcta salvo lo de la dificultad, que era baja o directamente era nula.

El tour comienza en la lancha desde Sierpe por el río del mismo nombre hasta llegar a mar abierto. Se desembarca 45 minutos después en la estación de San Pedrillo, en la península de Osa, dentro ya del Parque Nacional Corcovado. No sólo la persona de los tours sino que otros blogs que habíamos leído y vídeos que habíamos visto insistían en la dificultad y «aventura» del recorrido. Debemos tener un concepto diferente de aventura, porque nos pareció poco más que un paseo en llano por la jungla, sin perder de vista la orilla de la playa y por senderos totalmente marcados.

0524. Katz, Sector San Pedrillo, Parque Nacional Corcovado

LA DECEPCIÓN DE CORCOVADO

Sabemos que ver animales es difícil y algo vemos. Guacamayas escarlata o macaos, monos carablanca, un pavo salvaje o hocofaisán, algún tucán… poco más. Pero eso no nos decepciona, somos conscientes de que los pumas no van a venir a vernos, pero todo el tour nos parece decepcionante. La comida deja bastante que desear, los guías ponen de su parte, pero no son estrictos con los turistas para mantener silencio y el camino no es para nada exigente. Una pena. Lo mejor, el trayecto en lancha y conocer algunas personas muy majas. El parque en sí y la excursión en general nos parece poco atractiva.

Ya en Sierpe, averiguamos los trayectos que tenemos que hacer mañana para visitar un Patrimonio de la Humanidad cercano, cenamos y nos vamos a descansar.

0547. Sector San Pedrillo, Parque Nacional Corcovado

DÍA 21: EL DÍA MÁS COMPLETO EN COSTA RICA

Madrugamos pero no cogemos el bus hasta las 8. Queremos visitar el parque de las Esferas y el Museo del Sitio Arqueológico Finca 6. Las esferas de piedra de Costa Rica son un grupo de más de quinientas petroesferas precolombinas de la cultura del Diquís ubicadas principalmente en el sur de Costa Rica. Las esferas de piedra son un símbolo de la Costa Rica precolombina. Hoy en día se han convertido en un emblema de Costa Rica y se usan para decorar casas, jardines, esculturas, plazas o edificios públicos.

El parque de las Esferas está en Palmar Sur a menos de 15 km de Sierpe y el museo a menos de 7. Avisamos al condu pero se pasa de largo por lo que aprovechamos a ver el parque de las Esferas de Palmar Sur mientras vuelve para llevarnos de regreso. En el parque del pueblo hay ocho esferas que se pueden ver a simple vista. También hay algunos paneles con información y columpios para niños.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Pano, Parque de las Esferas, Palmar Sur

SITIO ARQUEOLÓGICO Y MUSEO FINCA 6

Tras las fotos de rigor llega el bus y nos deja en la puerta del Sitio Arqueológico y Museo Finca 6. El nombre del lugar es un poco extraño pero este área está dividida en parcelas y es justo en la finca 6 donde se encontraron varias esferas. Hoy en día aún se mantienen algunas en su ubicación original aunque otras están desperdigadas por la geografía del país. Se les han atribuido distintos significados a través del tiempo, como símbolos de rango, marcadores territoriales, jardines astronómicos, ayudas de memoria… todo hipótesis a las que no faltan teorías esotéricas, sobrenaturales y extraterrestres.

El edificio del museo es nuevo y aunque es pequeño está muy interesante. La zona de visita es rara ya que el recorrido está atravesado por las cable vías y garruchas que transportan plátanos a través de las plantaciones que rodean la finca 6. Salimos a la carretera cargados con las mochilas, pero antes nos hacemos una foto navideña con los adornos de la finca. Como no viene el bus empezamos a caminar y sacar el dedo. Al rato, y gracias a los dioses, nos para una pick up. Es una de las trabajadoras del museo que nos rescata de este sol abrasador. Al poco estamos en Palmar Norte esperando al bus a Savegre.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Finca 6, Esferas, Palmar Sur

PLAYA DE MATAPALO EN SAVEGRE

Una pareja alemana del tour a Corcovado nos dijo que en la playa de Matapalo, en la zona de Savegre, era el mejor sitio para ver perezosos en Costa Rica. Ni cortos ni perezosos allí nos dirigimos y nos hospedamos en La Palapa. Un resort de mini lujo en medio de la selva por un precio razonable, 60 dólares. La dueña es un personaje peculiar de los que te encuentras viviendo de las rentas en sitios como Costa Rica. Emprendemos camino a la playa de Matapalo para buscar perezosos pero está a 6 kilómetros y el bus no pasa. Esperamos y esperamos más de una hora pero nada.

Nos ponemos a caminar y hacer dedo cuando de repente empieza a diluviar. Típica tormenta tropical. Entonces, milagrosamente, para una furgoneta, pero no porque estuviésemos haciendo dedo. Aún así Katz se acerca y debemos de darle pena porque nos acerca hasta la entrada de la playa. Caminamos a lo largo de todo playa Linda y cruzando un estero hasta la playa Matapalo en el pueblo de Savegre. Casi dos kilómetros de playa salvaje, con arena volcánica y árboles cerca de la orilla. Justo lo que les gusta a los perezosos. Tenemos la suerte de ver un par de ellos en lo alto de un árbol y varios monos que pasan por encima molestándolos y perturbando su sueño. Pero no porque seamos unos linces, sino porque nos chiva su posición una familia que está pasando el día aquí.

Ya estamos contentos, aunque no los veamos de cerca. Cuando llegamos a Matapalo vamos a pedir una pizza para llevar y mientras esperamos cae otra tormenta. Esta vez mucho más intensa y duradera. Nuevamente un alma bondadosa se apiada de nosotros y nos lleva al hotel. La verdad que nos ha salvado la vida porque no había ni taxis. Antes de ir al hotel completamos la cena comprando unos patacones en el Portalón. Nos comemos todo en el hotel mientras escuchamos el partido del Athletic en la emoción del bacalao. 2-0 al Atlético y a dormir a gusto.

0638. Katz, de Playa Linda a Playa Matapalo

DÍA 22: POR FIN PEREZOSOS DE CERCA

Decidimos marcharnos para la capital para poder subir al volcán Poás antes de terminar las vacaciones. Antes de salir no queremos dejar de intentar ver perezosos una vez más y nos toca la lotería. La dueña del hostel nos acerca a Playa Matapalo cuando en el mismo pueblo, sin llegar a la playa, nos encontramos con la pareja que nos recomendó Matapalo. Nos despedimos de nuestra anfitriona y nos quedamos con ellos. Estaban parados junto a la carretera viendo un perezoso encaramado a un árbol.

Tras un rato de charleta aparecen iguanas, tucanes y otros pájaros que se acercan al árbol. Pero luego sucede lo increíble. Un perezoso aparece de la nada, bajando de un árbol para hacer sus necesidades justo a nuestro lado. Increíble, es precioso. Una maravilla. Además con la velocidad que lleva podemos difrutar de él o ella cuanto queremos. Una pasada. Sólo bajan una vez a la semana del árbol para «ir al baño» y ahí estamos justo. Pasamos varias horas junto a ese árbol. Sin duda lo mejor del viaje. Nos despedimos de nuestros amigos dándoles las gracias por todo y por acercarnos a la parada de autobús 😄.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Perezoso, Playa Matapalo

FESTIVAL DE LA LUZ EN SAN JOSÉ

Después de un par de horas esperando llega un bus que nos acerca hasta Quepos. Lamentablemente el próximo bus a San José no sale hasta dentro de unas horas por lo que tenemos tiempo de comer y ver Quepos. El viaje hasta San José no se hace muy pesado. Aunque son 4 horas y más de 3 nos las pasamos de pie. Hoy es el festival de la luz en San José, y además celebran el Bicentenario. El tema central del festival son los 200 años de San José como capital de Costa Rica.

Hemos reservado un hotel a través de Ágoda y cuando llegamos están en obras. Se habían olvidado de quitar la disponibilidad y amablemente nos preparan un par de colchones, así que genial. Nos vamos a dar una vuelta por el festival de la luz. Gran cantidad de carrozas desfilan acompañadas por música y bailarines. Un desfile en toda regla para el que los ticos cogen sitio desde primera hora. Aún así podemos difrutar del ambiente y ver unas cuantas carrozas. Como siempre pronto a dormir que hoy si que estamos perezosos…

0799. Festival de la Luz de San José

DÍA 23: ALAJUELA Y VOLCÁN POÁS

Nada más amanecer vamos a desayunar a nuestra zona favorita de San josé que ya tenemos controlada: una panadería argentina con buena mierda. Bien satisfechos nos vamos a coger el bus para Alajuela y allí mismo nos vamos con las mochilas al Volcán Poás en otro bus. Ha sido una suerte, porque los buses para el Poás salen cerca de donde dejan los de San José y además pasa cerca de nuestro hotel en Itiquís.

Ya tenemos las entradas para el volcán y al igual que el otro día, el autobus te deja casi en el cráter. El amable autobusero nos guarda las mochilas y tenemos unas 3 horas para ver toda la cima y los dos cráteres. El Volcán Poás tiene un cráter espectacular, muy abierto, desértico y con un pequeño lago de azufre en su interior. Hay un mirador desde el que se contempla todo perfectamente. Muy cerca hay un sendero que te lleva hasta el cráter Bótos, que ha formado una laguna a escasos 600 metros del Poás. Regresamos al cráter y caminamos hasta el parking para no hacer esperar al autobús. Bajando las faldas del volcán está nuestro hotel, el Villa Pacandé B&B,  damos el alto y el bus nos para en la puerta. Plan redondo.

Dejamos la mochilas y una hora escasa caminando desde Itiquís hasta el centro de Alajuela. Paseamos un poco por el pueblo haciendo tiempo para cenar en un hamburguesría cercana al hotel. Regresamos en bus al poco de que abran y nos comemos una de las mejores hamburguesas de nuestra vida. El lugar se llama History Burger y realmente tiene una hamburguesa histórica. Gran acierto para terminar el día.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA Katz y Saioa, Volcán Poás, Alajuela

DÍA 24 y 25: SE TERMINA EL VIAJE POR COSTA RICA Y PANAMÁ

Tomamos el desayuno en el hotel rodeados de colibríes, pájaros y ardillas que acuden a comer de la mano del responsable. Justo al lado de las mesas de desayuno hay un frondoso jardín. Tienen un monton de recipientes llenos de fruta para los animalillos y las ardillas se acercan mucho. Nuestro avión no sale hasta las 18:00 por lo que nos vamos a dar una vuelta por Alajuela.

Hacemos algunas compras y comemos en una cadena de comida rápida que se llama «El Pollote». Regresamos al hotel y pedimos un uber hasta el aeropuerto. Todo transcurre sobre lo previsto, incluida la escala en Madrid de 5 horas para llegar a Bilbao el 19 de Diciembre a las 17:00. El viaje se termina pero estamos satisfechos, ya hemos visitado todos los países continentales de Centroamérica.

DIARIO Tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre Katz y Saioa, Isla Ranchería, Santa Catalina

No olvides consultar las recomendaciones oficiales para viajar a Panamá y Costa Rica. Esperamos que te haya servido el DIARIO de tres semanas en PANAMÁ y COSTA RICA por libre. Y ya sabes, si quieres hacernos un comentario puedes encontrarnos en Twitter, Instagram y Facebook, en todos nos llamamos @SalimosDeBilbao. Si te ha gustado este post puedes compartirlo en cualquiera de las redes sociales con los botones de aquí abajo 👇🏽

Compartir es amar 🤝🏼