DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Salimos de Bilbao

DIARIO: Un mes en el ÁFRICA AUSTRAL por libre

Comenzamos este DIARIO de un mes en el ÁFRICA AUSTRAL por libre en Zimbabwe. Empezamos en las famosas Victoria Falls, para luego seguir hacia el Parque Nacional de Hwange, el Parque Nacional de Matopos, y las Mutarazi Falls. De ahí cruzamos frontera hacia Mozambique, donde alojados en Tofo y Vilankulos, hemos hecho snorkel y conocido alguna isla paradisíaca.

El siguiente país, Swazilandia, nos deja un regusto amargo, ya que por el mal tiempo no hemos podido disfrutarlo apenas. Y cruzando Sudáfrica, llegamos a Lesoto, un pequeño pero gran país que nos ha sorprendido y cautivado. Grandes contrastes de turísticas ciudades a pequeños pueblos, de playas caribeñas a frías montañas.

Viajamos del 26 de septiembre al 21 de octubre 2017, con climas para todos los gustos, del tremendo frío en Lesoto o la lluvia de Esuatini (Suazilandia) al calor caribeño de Mozambique. Nos hemos movido, como siempre, utilizando transportes públicos. Autobuses,  taxis compartidos y privados, que en un total de 25 días nos han ayudado a recorrer aproximadamente 4.300 km.

En este viaje por 5 países del ÁFRICA AUSTRAL nos gastamos cada uno un total de 1980 euros, de los cuales 485 en vuelos, 205 en buses y taxis, 225 en alojamiento y el resto en comida, compras, excursiones y demás.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Lesoto Katz y Saioa, Maletsunyane Falls, Semonkong, Lesotho

Esa es la ruta por Zimbabue, Mozambique, Esuatini, Sudáfrica y Lesoto, y este es el DIARIO de un mes en el ÁFRICA AUSTRAL por libre:

DÍA 1: SALIMOS DE BILBAO AL ÁFRICA AUSTRAL

Aeropuerto de Madrid, nos toca esperar en una cola para facturar la bolsa con la tienda de campaña. El equipaje facturado va sólo hasta Roma, allí lo tendremos que coger y volver a facturar, además de coger las tarjetas de embarque de Ethiopian Airlines desde allí a Vic Falls. El azafato muy majo, como vamos separados nos deja movernos a salida de emergencia.

Salimos rápido, la mochila facturada tarda algo en salir. Vamos con ella al mostrador de Ethiopian Airlines. El chico nos dice que estaba a punto de cerrar, nos factura y da las 2 tarjetas de embarque. El vuelo bien, pero entre comidas y que no dura mucho, pues poco dormir.

Una de las veces que me despierto Katz me cuenta que se ha encontrado en el baño un sobre con 600 eur. Se lo ha comentado a una azafata que le ha dicho de quién era, una señora que se lo quería regalar a ellas pero no han aceptado, y lo ha dejado ahí abandonado… devuelto ya a su dueña, nos preguntamos dónde acabará.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Saioa y doble de Cos, Aeropuerto de Addis Adeba

DÍA 2: LLEGADA A VIC FALLS, ZIMBABUE

En Adís Abeba el aeropuerto es precario, las sillas están casi todas ocupadas aunque conseguimos al final para los dos. Los baños son módulos metidos en la terminal, pero muy limpios, hay una chica limpiando continuamente. Casi 1 hora antes de embarcar la gente ya se pone a la cola, así que nosotros también para coger sitio para las mochilas.

Al poco de montarnos nos dormimos, ni enterarnos del despegue. Reparten snack: panes con bebida. Volvemos a dormir, hace frío.

Nos reparten papeles para rellenar para el visado. Cuando dicen que en 15 min llegamos estoy atenta en la ventana a ver si veo las cataratas, pero nada. Casualidad vamos sentados en el lado contrario, y sólo vemos el río Zambezi. Y lo más “indignante”, es que los que van en el lado bueno para verlas, ni miran por la ventana…

VISADO DE ENTRADA DESPACITO

Bajamos, vamos rápido, y hacemos el visado (30 usd por persona). Los polis majos, Katz pregunta si usan moneda de USA y no lo hacen, sólo usan los billetes, ella mira interesada los centavos. Nos pregunta qué significa “despacito”… qué daño ha hecho esa canción… Vamos a salir y nos acordamos de la maleta facturada, esperamos en la cinta hasta que se para… no aparece.

Hacemos el parte explicando lo que llevamos dentro, nos dicen que mañana sabremos si ha ido a Gaborone (el siguiente destino del avión), o si se ha quedado en Adís Abeba. En este caso llegará el jueves. Cogemos taxi hasta Mambo Backpackers (30 usd), conocemos a Mambo y nos lleva a la habitación. Genial, con mosquiteras y todo. Una buena ducha y a ponerse pantalones cortos que hace calor.

Viajar por libre a Zimbabue Casa de Mambo, Vic Falls, Zimbabwe

PASEO POR VICTORIA FALLS ENTRE MONOS Y PUMBAS

Hablamos con Mambo y cogemos 2 excursiones para mañana, helicóptero a las 12 y crucero a las 3. Las regatea y las 2 para los 2 con tasas incluidas por 370 usd. Vamos a dar una vuelta y encontrar algo que cenar, preguntamos a Mambo por sitios baratos y nos recomienda 2. Caminando nos paran continuamente para ofrecernos billetes de billones y trillones y artesanía hechas de madera.

En el centro del pueblo, entre los comercios, vemos monos, ahí sueltos, a su bola. Un poco más adelante preguntamos por el super, y encontramos junto a él facóqueros (o Pumbas).

Pumba, Vic Falls, Zimbabwe

SUPERMERCADO Y CENA

En el super precios caros, por ejemplo desodorante Nivea en España 2 eur, aquí 2.90 usd. Cosas de limpieza del hogar, y ciertos productos como leche muy caros, otros como en España. Compramos agua, antimosquitos (en crema, ya veremos qué tal…) y papel higiénico. Que está todo muy caro y al menos no les gastamos de eso en casa. Total 5 usd.

Tenemos sueño y estamos cansados, vamos a buscar cena antes de ir al hotel. Buscamos el Confort, que nos ha dicho Mambo que es barato y comida de aquí. La chica nos enseña los platos, hay rabo de cabra, pollo, rabo de vaca… Justo saca carne estofada y Katz pide eso, con acompañamiento de vegetales y una pasta (sadza) que aquí hace de pan.

Le pregunta si necesita tenedor, ya que aquí comen con la mano, ¡y a comer! La verdad es que está bueno, no tiene un sabor muy fuerte (3 usd). Volvemos al hotel, justo en la esquina de la calle nos encontramos con Mambo que se va en su coche, le decimos que estamos cansados y vamos a dormir. Y así es, sobre las 7 ya estamos en la cama. Nos ponemos las mosquiteras como podemos que hay muchos mosquitos.

Viajar por libre a Zimbabue 0029. Sadza, Vic Falls, Zimbabwe

DÍA 3: GASTANDO MUCHO DINERO EN VIC FALLS, ZIMBABUE

Nos hemos despertado 3 ó 4 veces pero hemos seguido durmiendo hasta las 8, a pesar de los mosquitos y del frío… Nos preparamos, con visita de cucaracha incluida en la habitación, damos a Mambo el dinero de las excursiones y al super a comprar desayuno. Tengo una picadura en la mano muy hinchada. El pasear por Vic Falls es de lo más entretenido, cuando no ves monos te encuentras con facóqueros.

En el pueblo los cajeros están abarrotados, hay colas enormes para conseguir sacar algo de dinero. Vamos a la ofi que vimos ayer de Ethiopian Airlines, y la chica comprueba lo de la maleta. Aún no sabe nada.

BIllete de 50 billones de dólares de Zimbabue Fifty Billion dollar note

ITELA DE LA OFICINA DE TURISMO DE VICTORIA FALLS

Entramos en la “Oficina de Turismo”. Nos atiende Itela, un chico con origen en Angola muy majo y que nos explica muchas cosas. Se hace llamar Mr Best Price… todo un personaje. Nos explica (quién sabe si será real) que los nombres en su país tienen significados, en su caso él tiene 2 hermanos y sus nombres significan “no digo mentiras”, “no he hecho nada malo” y “no he cometido ningún crimen”.

Merece la pena pasarse por allí y conocer a Itela. Si continúas leyendo, verás cómo resultó nuestra visita. Su local tiene un cartel fuera “Vic Falls Tourism Office”, y está más o menos enfrente de la oficina de ventas de “Shearwater”. Previa compra de 2 botellas de agua, nos vamos a casa, que a las 12 tenemos el helicóptero y pasan por allí a buscarnos. Para cuando llegamos casi nos hemos bebido todo el agua.

Consejo: Llevar dólares en efectivo. Es complicado conseguir dinero, ya que hasta los bancos andan escasos. Por ello se forman largas colas cuando anuncian que en un determinado día tendrán efectivo. El banco ha emitido “bonos”, de la misma valía que el dólar americano, es decir, 1 bono zimbabwuense es igual que 1 usd, al menos esto es la teoría. En la práctica, el dólar vale bastante más. Por la necesidad que tiene la gente que hace negocios fuera del país de disponer de efectivo para ellos, se ha creado un mercado negro en el que se hace un cambio muy favorable para los que llevamos dólares.

Viajar por libre a Zimbabue Katz, Saioa e Itela de la oficina de turismo, Vic Falls, Zimbabwe

EL «PASEO» EN HELICÓPTERO

Nos encontramos con Mambo y nos dice que ha estado buscándonos. Han cambiado la hora del helicóptero, es a las 2 y a las 4 el crucero. ¡Hay que aprovechar! Nos ponemos bañadores, Katz fumiga la habitación (gasta casi todo el bote de antimosquitos) ¡y a la piscina! Ahí pasamos el rato hasta que nos cambiamos y llegan los del transfer del helicóptero. Ya hay montadas 3 personas, son americanos.

Nos llevan al sitio desde donde despegan los helicópteros, nos pesan y graban un vídeo para luego vender. Katz pregunta que quién será el copiloto y dicen que ya verán, que irá por peso. Esperamos a que llegue el helicóptero y… ¡me dicen que monte delante! Me ponen el cinturón y los cascos, me presento al conductor y… ¡para arriba! ¡No hay palabras! Impresionantes vistas, sobre todo para mi, y nada de impresión.

Viajar por libre a Zimbabue Helicóptero, Vic Falls, Zimbabwe

EL CRUCERO POR EL RÍO ZAMBEZE

Lo peor que no voy junto a Katz y no puedo ver la cara que pone al ver las cataratas desde arriba. Bajamos, nos ponen el vídeo que nos han grabado a ver si alguien quiere comprarlo y nos llevan de vuelta a casa. Después de coger lo necesario vamos al salón a esperar a que nos recojan para el crucero y charlamos con la madre de Mambo.

Resumen del crucero: aves, hipopótamos, elefantes, cocodrilo, 3 cervezas incluyendo la Zambezi en el río Zambezi, 3 gin tonic, 1 fanta, y 2 botellines de agua, con cacahuetes y cosas para picar. Nos van repartiendo de nuevo por nuestros hoteles, le pedimos al chico si nos puede llevar al centro. Paramos junto al Pals, el otro restaurante que nos recomendó Mambo, pero está cerrado.

Dice el conductor que es que se ha ido la luz, así que al final vamos a un tipo centro comercial con 4 restaurantes en su interior que sí tiene electricidad. Volvemos andando al hotel con la linterna… tampoco en casa de Mambo hay luz, y sin electricidad tampoco funciona el baño… Pero tenemos suerte y a los 5 min vuelve la luz. A las 8 a dormir que hoy se nos ha hecho muy tarde jajaja

Viajar por libre a Zimbabue, Crucero sobre el Zambezi, Vic Falls, Zimbabwe

DÍA 4: LAS CATARATAS VICTORIA, ENTRE ZAMBIA Y ZIMBABUE

Me despierto pronto, son las 5, y despierto a Katz para ir a las cataratas. Tengo por aquí un mosquito que me ha comido. Nos ponemos en marcha y aunque el sol aún no ha salido ya hay claridad, así que no hace falta la linterna. Cerca ya de las cataratas vemos unos impalas. Por el momento no vemos mucha gente. Pagamos las entradas y estamos entrando a las 6:05 de la mañana.

No llevamos casi agua. Preguntamos y allí dentro nos cobran 2 usd por botellín de agua, fuera nos dicen que 1 pero no abren hasta las 8. El sol está saliendo, muy rojo. Las cataratas impresionantes, recorremos todos los miradores tranquilamente, sin apenas gente. Al ir a primera hora, se respira muchísima tranquilidad, el calor no aprieta y los turistas tampoco 😉.

Viajar por libre a Zimbabue Saioa, Amanecer, Paseo de las cataratas, Vic Falls, Zimbabwe

Me gusta más esto que el verlas desde el helicóptero. Cuando acabamos el paseo vamos hacia la entrada ¡en el camino vemos Pumbas! En la entrada dejan salir a Katz a comprar 2 botellines de agua fuera. Volvemos a empezar el camino de las cataratas, ahora se nota muchísima más gente. Lo hacemos de ida y vuelta de nuevo. Vemos pajaritos peques de tonos rojos y monos…

Viajar por libre a Zimbabue Katz, Pano, Paseo de las cataratas, Vic Falls, Zimbabwe

EL PUENTE ENTRE ZAMBIA Y ZIMBABUE

Después de esta mega visita que nos ha encantado, vamos hacia el puente que separa Zimbabwe y Zambia. Yo estoy cansada, pero sobre todo con mucha sed y calor. Cada vez hace más calor. Para cruzar el puente hay que pasar por inmigración y decirles que quieres un pase para cruzar el puente, te piden el comprobante de pago de la visa, lo sellan y para dentro.

Las vistas increíbles, no se ven las cataratas pero los cañones son espectaculares también. De vuelta por el otro lado del puente vemos a dos chicos haciendo puenting. Uno se tira de frente, y bota tanto que parece que se va a estrellar contra el puente; el otro se lanza de espaldas. Yo me encuentro mal, tengo mucha sed y el sol cae de pleno, Katz se preocupa de que me pueda dar una insolación.

Justo entre finalizar el puente y la caseta fronteriza de la poli, un señor vende bebidas. En el pueblo, primera parada en el super para comprar agua y algo para comer.

De aquí vamos a hablar con Itela, para avisarle de que le mandaremos whatsapp diciendo cuándo vamos a Hwange, porque dependerá de nuestra maleta. Y por fin vamos a casa, momento de relax. Katz va a la piscina y yo me quedo un poco en la habitación y me pego una ducha fría (Katz dice que caliente).

Viajar por libre a Zimbabue Katz y Saioa, entrando en Zambia, Puente fronterizo

DE PASEO POR EL PUEBLO DE VICTORIA FALLS

Después de un buen rato de descanso en las horas más calientes, sobre las 4 salimos a hablar con Itela de nuevo, pero no está en la ofi. Así que vamos andando a ver el “big tree” o un baobab gigante. Está algo más lejos de lo esperado, vemos cagadas de elefante por el camino, así que vamos vigilando por si vemos.

Volvemos al pueblo, hablamos con Itela y acordamos lo del viaje de mañana. Él nos mandará un taxi para llevarnos a la estación de bus, y contactará con una empresa en Hwange para que estén esperando a la llegada del bus y nos lleven al Base Camp de Hwange, nos dice que nosotros tendremos luego que quedar con ellos para que nos hagan los safaris. Sin un duro para él… Iremos viendo.

Vamos a la ofi de Ethiopian Airlinesla ofi está cerrada, así que esperamos que la bolsa de la tienda esté ya en casa. Paseamos por el centro, vemos la estación de tren, y entramos al Pals a ver que hay para cenar, Katz pide un filete con patatas y yo un wrap de verduras.

Y a casa… ¡donde nos espera nuestra bolsa de la tienda! Preparamos todo, organizamos y recogemos y dejamos todo listo para mañana, que toca madrugar.

Viajar por libre a Zimbabue Saioa, Baobab gigante, Vic Falls, Zimbabwe

DÍA 5: PARQUE NACIONAL DE HWANGE EN ZIMBABUE

A las 3.50 suena el despertador, a las 4.10 salimos con las bolsas y ya está un coche esperando… ¡con Itela dentro! Nos dice que era para asegurarse de que viniesen a recogernos sin retrasos. Nos dejan junto al bus, y vamos a comprar los billetes. 13 usd por persona nos piden, Katz le dice que pensábamos que eran 8 (es lo que nos había dicho Itela) y nos dice que vale, que 10 usd por persona.

Nos despedimos de Itela agradeciendo todo lo que ha hecho por nosotros. Un 10 por las gestiones que ha hecho. Montamos, es como un Alsa viejito. Ahora dicen que sale a las 5.30… y nos ponen una música horrible y a todo volumen. ¡Siempre hay que llevar a mano unos tapones para los oídos en los viajes en bus por Zimbabwe! No sé si todos los buses serán así en el país, pero desde luego en este la música está a un volumen bastante alto… y no son ni las 5 de la mañana.

El trayecto nos encanta. Increíbles paisajes y contrastes, monos a su bola, poblados con casas redondas de adobe y tejado de paja, chicos haciendo footing… El bus hace una parada un poco más larga en Hwange, donde compramos 2 botellines de zumo por 1 usd. Sigue la ruta, hace una parada en la ‘nada’, y en la siguiente parada bajamos nosotros, es la que nos dijo Itela.

Viajar por libre a Zimbabue Pano, Hwange, Zimbabwe

LLEGAMOS A HWANGE

Allí nos está esperando un señor, mientras Katz se presenta yo me bajo del bus, y veo que empieza a arrancar… ¡Casi se lleva nuestras mochilas! Subimos al coche con nuestro conductor y guía Andrew, y… ¡ya flipamos! ¡Nos encontramos con una manada de elefantes por el camino de entrada al parque! ¡Qué emoción! Vemos también las vías de tren.

Existen varias frecuencias semanales desde Vic Falls hasta aquí, pero se llega a la 1 de la mañana (a la 1 de la mañana y en medio de la más absoluta nada, no hay pueblo ni casas cerca de esta parada…). Por ello, cuando organizamos desde casa lo poco del viaje que pudimos organizar, decidimos venir en bus hasta el Parque de Hwange. Entramos en el Main Camp y Andrew nos lleva a recepción.

Entrando en el Parque Hwange, Zimbabwe

TENEMOS CABAÑA

Allí preguntamos por diferentes opciones de alojamiento y nos quedamos con un chalet con baño compartido, que sale 40 usd por noche y si acampamos son 34 usd por noche. Andrew nos lleva a nuestro chalet, y quedamos con él a las 3 para hacer un game drive. Dejamos las cosas, intentamos echar a la inquilina del porche, una araña plana y gorda y grande. En el Main Camp hay restaurante y un supermercado y vamos a ver precios.

Este super no es muy grande, y no tiene mucha variedad, pero para un par de días no está mal. En el super Katz se compra dos pasteles de guiso de carne por 1 usd cada uno, yo me pido en el restaurante un sándwich de jamón york, queso y cebolla.

Siesta en la habitación. Me despierto 10 minutos antes de que suene la alarma, y escucho un ruido. No se qué es. Me levanto, miro por la ventana, y no veo nada. Salgo a ver si hay algo fuera, y cuando abro la puerta de la habitación al porche… ¡unos monos ahí dentro cogiendo nuestras cosas! Nos quedamos mirando el mono más grande y yo, y llamo a Katz. En cuanto me oyen salen corriendo. A partir de ahora tendremos cuidado de cerrar bien la puerta.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Chalet, Parque Hwange, Zimbabwe

NUESTRO PRIMER SAFARI EN ÁFRICA

A las 3 estamos preparados, y empezamos con el game drive. Es imposible describir lo que hemos visto, ver a los animales en su hábitat es la leche. Elefantes, ñus, pumbas, leones, búfalos… ¡incluso una caza de unos leones a un búfalo! Emocionante, impresionante…

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pájaro, Toco piquigualdo sureño, Southern yellow-billed hornbill, Parque Hwange, Zimbabwe

Cuando llegamos al lodge sobre las 9, hay unos chicos franceses con los que vamos a tomar algo, quedando antes con Andrew para mañana a las 6. Los chicos franceses muy majos, nos dan unos consejos ya que ellos vienen de Bulawayo. Alucino de lo majo que ha sido Itela, ya que gracias a él (que encima no ha ganado nada), nos han ido a buscar al cruce gratis, mientras que a estos chicos les sale 20 usd por persona y trayecto… Nos despedimos que ellos se van mañana y nosotros a cenar.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Andrew GUIA DE HWANGE, Katz y Saioa, Puesta de sol, Parque Hwange, Zimbabwe

DÍA 6: MÁS HWANGE Y MÁS ANIMALES EN ZIMBABUE

Suena la alarma, nos levantamos zombis. Nos preparamos, y recogemos lo que llevar, ya que desayunaremos en el coche. Mientras Katz va al baño, saco de la bolsa de plástico algo de comida, meto la mano para ver si sacar algo más… ¡y sale una araña grande y negra! Pego un grito y no sé qué hacer, justo entra Katz y le digo, pero ya se ha escapado.

Andrew nos está esperando y dice que vamos tarde. Miro la hora y… 06.02… ¡2 minutos tarde! ¡Joe que puntualidad tienen aquí! Subimos y lo mismo… mucha tranquilidad, mucho relax… ¡y mucho frío! Mira que lo había leído, y me he traído sudadera y pañuelo, pero da igual… ¡Hace un frío que pela!

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL Pano, Ñus, Lago, Parque Hwange, Zimbabwe

Andrew es un señor muy majo. Está jubilado, pero le encanta su trabajo de guía en el Parque y nos cuenta que de vez en cuando acepta trabajos. Además está muy implicado en la labor social de su comunidad, y una vez al mes hace quedadas con los peques de la comunidad para hacer recogida de basuras en la zona e intentar concienciarlos. Hoy nos tiene más tiempo del debido, hasta las 11.20. ¡Y hemos tenido casi choque con elefantes!

Le hemos comentado nuestros planes de seguir mañana hacia el Parque de Matopos, y nos ha recomendado marchar de aquí a primera hora, ya que según él hay un autobús que pasa por la carretera principal sobre las 8. Así que después de pensarlo, decidimos que así lo haremos.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Katz y Andrew, Parque Hwange, Zimbabwe

DESCANSO Y SEGUNDO GAME DRIVE

Compramos un par de botellines de agua y 2 pasteles del cocido y nos vamos a la habitación. Hemos quedado a las 3.30 con Andrew, así que tenemos un ratito para una siesta. Cuando nos levantamos y nos estamos preparando, veo en el suelo la araña que esta mañana me ha salido de la bolsa. Le digo a Katz, y consigue sacarla fuera de la cabaña. Nos juntamos con Andrew a las 3.30.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Zorro orejudoCebra y Jirafa en Hwange, Zimbabwe

En esta ocasión no tenemos mucha suerte porque no vemos ningún leopardo ni ningún otro león, pero vemos a unos elefantes bebiendo agua y bañándose con la puesta de sol, unas imágenes para recordar.

Nos pedimos para cenar 2 crepes de verduras y una patata asada con salsa de queso que nos recomienda el chico que nos atiende. Mientras esperamos, un escarabajo un poco extraño anda por allí a su bola.

Volvemos al chalet, y cuando vamos a entrar vemos murciélagos, y oímos un búho. ¡Katz busca con la linterna y lo encuentra! Katz prepara su mochila para mañana. Yo me voy a la cama directa después de tomar un paracetamol.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Elefantes, Puesta de sol, Lago, Parque Hwange, Zimbabwe

DÍA 7: DE HWANGE A BULAWAYO, ACAMPANDO EN MATOPOS

A las 5.15 suena el despertador. Katz se va a duchar, yo no puedo ya que no hay duchas para chicas. Preparamos todo y vamos hacia la recepción, donde vemos un grupo numeroso de impalas. Además el sol está super rojo… ¡precioso!

Llega Andrew y salimos con pena del parque… ¡lo que no sabíamos es que iban a salir a despedirse de nosotros! ¡En este camino vemos babuinos, elefantes, jirafas, duikers comunes, y cebras! Ya en el cruce nos lleva hasta una tienda donde Katz compra un tetrabrick de zumo. Y luego unos metros más allá para esperar al bus hacia Bulawayo. Nos da su contacto, y dice que espera con nosotros al bus.

Pano, Jirafas, Saliendo del Parque Hwange, Zimbabwe

AGUR ANDREW, NOS VAMOS PARA BULAWAYO

De repente nos dice que ya viene a lo lejos el bus… ¡si acabamos de llegar! Nosotros que pensábamos que tendríamos que esperar casi 2 horas aquí… Montamos al bus, son 4 horas hasta Bulawayo con alguna parada en pueblos como lupane. Otras paradas de controles policiales, burros, vacas, caballos, gente por las orillas andando, esperando transporte, vendiendo algo, casas “normales”, poblados como los del otro día, árboles con flores violetas preciosos…

Cuando bajamos del bus nos asaltan los taxistas. Katz habla con uno mientras yo guardo la sudadera y el polar en mi mochila. Por 4 usd nos lleva a la oficina de turismo. Llegamos y está cerrada, es domingo. Así que le decimos a ver si conoce algún sito que organice excursiones a Matopos (también conocido como Matobo), y dice que hay un Hostel a las afueras que tiene excursiones, pero serán 10 usd. Es el mismo sitio que viene en la guía, así que le decimos que nos lleve.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Lupane, Zimbabwe

DANDO VUELTAS POR BULAWAYO

Llegamos  y dicen que van a llamar a un guía que nos pueda informar, así que nos despedimos del taxista. Uno de los billetes con que le pago está roto y dice que prefiere otro, le doy uno que está bien y nos dice riendo si nos tiene que devolver el roto… ¡pues claro! 😁

Así que ahora estoy escribiendo estas últimas líneas desde la recepción de este Hostel, donde llevamos más de media hora esperando que llegue ese chico que ya venía cuando han llamado. Por fin llega y nos da varias opciones, todas carísimas.

Finalmente decidimos ir a dormir a la farm house a la entrada del parque en tienda, y mañana hacer el tour completo. 130 usd por persona + 15 usd por persona por acampar. El chico que nos hará de guía se llama Ángel (aunque después nos enteramos que era Engelbert), y le pedimos que nos lleve a un supermercado antes de ir hacia Matopos para comprar algo para comer y cenar y el desayuno de mañana. La comida de mañana está incluida con el tour.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Estación de buses, Bulawayo, Zimbabwe

APROVECHANDO EL COCHE AL MÁXIMO

Hacemos acopio de comida en el super, y vamos comiendo en el coche con permiso de Ángel, que mientras está buscando una gasolinera para echar gasolina, y no encuentra ninguna con gasolina. La única que tiene, tiene una cola enorme, así que allí esperamos.

Con el depósito ya lleno, recogemos a una amiga de Ángel y vamos hacia el camping. Se tarda en llegar una media hora, en la que Ángel nos va dando varias explicaciones de por dónde vamos pasando.

DIARIO: Un mes por el AFRICA AUSTRAL Katz, Saioa y Angel, Camping, PN Matopos, Zimbabwe

NOCHE DE ACAMPADA EN MATOPOS

La propietaria de la farmhouse es una señora blanca. Son 15 usd por persona, pero como le vamos a pagar en usd americanos nos lo deja en 10. Nos dice que la zona del camping está a 2 km, y esta noche estarán allí durmiendo 2 chicos más. Así que Ángel nos lleva en coche, y se va hasta mañana. Nos presentamos al chico que está aquí, tienen montadas unas tiendas enormes y un pedazo fuego en el centro.

Primero montar la tienda, buscamos el sitio desde el que pensamos que mañana se verá el amanecer, y ahí la ponemos. Metemos todo dentro y ale, ya está listo. Las vistas espectaculares. Nos vamos a charlar un poco con ellos, son 3, trabajan para una agencia turística, y se han quedado desmontando el campamento de unos turistas que han salido hoy hacia Hwange.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Viajar por libre a Zimbabue Katz, Saioa y compañeros de Camping, PN Matopos, Zimbabwe

Están haciendo su cena, y nos dicen que la tenemos que probar, que luego comparten. Es sadza con carne guisada, tiene muy buena pinta, pero no tenemos nada de hambre. El más hablador es Sugar, un chico de 40 años casado por segunda vez, que tiene 4 hijos, el mayor de 16 y el pequeño de poco más de 1 año.

Trabajaba con furtivos, ahora en esto gana poco más de 10 usd al día. Yo veo pasar algo corriendo junto a mi, cuando lo vuelvo a ver pasar lo comento… es una araña grande, casi blanca, super rápida y venenosa. Nos vamos a dormir sin frío gracias al calor del fuego que han hecho.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Katz, Vistas desde el camping, PN Matopos, Zimbabwe

DÍA 8: EL DÍA DE LOS RINOS EN PARQUE NACIONAL DE MATOPOS, ZIMBABUE

Nos despertamos varias veces por la noche, está lloviendo. A la mañana, cuando nos levantamos, vemos que ha entrado agua a la tienda. Mi saco está un poco mojado, la manta también, y mi riñonera bastante. Desmontamos y doblamos las cosas todo lo que podemos, para volver a montar el tetris.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Amanecer, Vistas desde el camping, PN Matopos, Zimbabwe

Nos despedimos de nuestros compis de fuego… Ángel ya ha llegado y está esperándonos. Metemos todo en el coche y arrancamos, parece que el día va a mejorar, pero ahora está bastante nublado. A medio camino a la entrada de la farm house (o camping de toda la vida), se le cala el coche y no arranca porque está sin batería. Llama a recepción para que suban a echarle un cable (o unas pinzas) y, mientras tanto, salimos del coche.

Hay muchos ñus y nos entra curiosidad… aunque no más que la que tienen ellos, que en cuanto les damos la espalda nos persiguen. Parece el juego de 1, 2, 3 carabín bon bán.

Lo primero, a comprar la entrada del parque de Matopo, que cuesta 37 usd por los 2, y que está incluida en el precio de la excursión que acordamos ayer con Ángel. Entramos al parque y paramos en puntos famosos por las vistas que tienen de estas rocas en equilibrio.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Camping, PN Matopos, Zimbabwe

MUY BONITO MATOPOS PERO QUEREMOS VER RINOCERONTES

Pero como le hemos repetido que lo que queremos es ver rinos blancos, es lo siguiente que vamos a intentar: un tour andando para encontrar rinos. Pero… Ángel, en lugar de contratar el oficial en la entrada del parque que cuesta 20 usd, intenta que los veamos desde el coche, sin ranger. De cualquier forma los paisajes son preciosos, ya que el parque en sí y sus formaciones valen la pena. ¡Y vemos hipos y les oímos!

Cuando Ángel ve que no encontramos rinos, intenta localizar un ranger dentro del parque, para pagarle en negro 10 usd en lugar de 20 usd. Encontramos un chaval muy joven, que se viene con nosotros. Subimos a una plataforma desde donde hay vistas a un trozo del parque, y ahí no se ven rinos por ningún lado…

Aún así aparcamos el coche y empezamos una caminata que comienza bien, ya que vemos cebras nada más empezar. Pero luego es andar bajo el sol, sin agua, dando vueltas y más vueltas por los sitios que antes hemos visto desde la plataforma y que ya hemos comprobado que no había rinos… el chaval-ranger se va guiando de Ángel, y va por donde él le dice, no parece tener mucha idea.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Hipos en el lago, PN Matopos, Zimbabwe

NO HAY SUERTE CON LOS RINOS NI CON EL COCHE

Y la verdad, mientras voy andando detrás de él pienso qué hacer si vemos rinos, porque me da que este chaval con esa escopeta poco va a hacer para salvarme el cuello. Katz ya está mosqueado porque no dejamos de dar vueltas por el mismo sitio, y le dice a Ángel que por allí ya hemos visto antes que no hay ni uno. Así que vamos para el coche, y poco más allá dejamos al chaval seguir su camino con zumo y galletas de Ángel, además de 5 usd de propina que también le da Ángel.

Seguimos las visitas. Ahora nos lleva a ver unas pinturas rupestres. El camino es bastante malo también, mucho mejor para un 4×4 que para este coche de bajos muy bajos… vemos un charco que ocupa todo el asfalto.

Katz le dice que igual hay que dar la vuelta, Ángel dice que no. Acelera, y pasamos el charco… un poco más arriba Ángel mira por el retrovisor, detiene el coche y se baja. Miro a ver que hace, y está bajando al charco… ¡donde se ha quedado la rueda de repuesto! La coge, la vuelve a poner y continuamos el camino.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Ranger, PN Matopos, Zimbabwe

LAS PINTURAS RUPESTRES DE MATOPOS

Aparca el coche, y empezamos a subir. Como nota que estamos un poco mosqueados, nos dice que si subimos luego a pie a la cima de esa roca, ahorramos tiempo de ir a otra cima con el coche y podemos ir a hacer otro tour a pie para ver rinos.

Pero ahora toca subir a ver las pinturas, y nos explica un poco la historia de los bush man que fueron los que las pintaron. Después subimos a la cima, trepando un poco sobre todo el primer tramo, luego ya bien. Las vistas desde aquí muy chulas. Bajando la roca vemos unos lagartos de colores. El camino de bajada está chulo y un poco a la sombra así que se agradece. Ángel nos para y nos enseña una planta.

Arranca un trozo de ella, le quita las ramitas y hojas, y con el tronco fino lo muerde y chupa. Nos explica que era el antiguo cepillo de dientes, y antiguo pincel. Dice que fresco tiene un buen sabor, que cuando se seca ya no sabe tan bien. A mi me recuerda a algo… le pido un trozo, lo mastico, chupo y saboreo… ¡es regaliz de palo del que nos traía aitite!

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Saioa, Pinturas rupestres bosquímanas, PN Matopos, Zimbabwe

EL APERITIVO QUE NO FALTE

Nos metemos al coche, cruzamos el charco esta vez sin problema, y vamos a la orilla de un lago a comer. Nada más bajarme voy al baño, que no he ido desde esta mañana… ¡madre que guarrada de baño! Y sin papel… sin respirar termino y salgo rápido.

Ángel y Katz han sacado las cosas. Saca un zumo que nos mezcla con agua, echando un 20% de zumo sólo. Los mosquitos nos hacen la comida pesada, nos echamos antimosquitos pero no podemos con ellos, así que recogemos rápido y nos vamos.

Siguiente parada: nuevo tour a pie para ver rinos… o eso pensamos hasta que nos dice que eso es para ver la tumba de Cecil Rodhes, que ya le hemos dicho varias veces que no nos interesa… nos dice que por ver la tumba son 10 usd por persona. Como no nos interesa y estaba incluida en el precio que nos dio, le decimos que no entramos y que nos lo descuente.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz y Saioa, PN Matopos, Zimbabwe

Y POR FIN LOS RINOCERONTES, SUERTE DE VERLOS Y PODER CONTARLO…

Como ve nuestro mosqueo, habla con los ranger, y uno nos acompañará a hacer el tour. Montamos al coche y vamos donde el ranger dice, ya que según ellos controla las zonas donde están… bajamos y empezamos a andar. 10 minutos después le digo a Katz que me da que no va a haber suerte. 2 min después nos mandan parar para escuchar bien… y el ranger señala hacia la izquierda.

Vamos un poco más allá, y… ¡ahí hay uno! ¡Ufff qué enorme! Nos explica que si vemos que las orejas quedan quietas apuntando en nuestra dirección ni nos movamos, que sino nos atacarán. Vamos en contra del viento para que no nos huelan. Su sentido de la vista no es bueno. Y seguimos al ranger, en fila india y en silencio. Veo que el ranger mira hacia los lados buscando alguno más, ya que los rinos no suelen estar solos.

Un poco más adelante vemos que se ha juntado a otro. Les seguimos intentando acercamos, pero cada vez ellos se van alejando. Hay una roca delante, desde la cual parece que se podrá verlos bien, Ángel le dice al ranger que vayamos hacia allí para sacar fotos. Katz sube a ella con Ángel, yo me quedo con el ranger, ahí no me subo.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Rinos blancos, PN Matopos, Zimbabwe

CADA VEZ MÁS CERCA DE LOS RINOS

Estoy mirando los rinos un poco desde ahí entre los árboles, ya se han juntado 5 ó 6. El ranger me empieza a hacer señas de que le siga, y empezamos a acercarnos muy poco a poco. Él silba para que los rinos se piensen que somos pájaros. Me empiezo a poner nerviosa, porque veo que estamos ya muy cerca y estamos solos él y yo, miro a la roca y veo a Katz allí.

Miro al otro lado y tengo a los rinos muy muy cerca… ¡que grandes son! Son bonitos… pero estoy demasiado cerca y da un poco cague. Veo que Ángel baja de la roca y poco después Katz, los rinos se han alejado un poco. Cuando estamos todos juntos de nuevo, les pedimos acercarnos otra vez, así que con el ranger en cabeza allá que vamos.

Los rodeamos poniéndonos contra el viento de nuevo, y nos acercamos de nuevo bastante. El ranger nos pide la cámara y nos dice que nos acerquemos Katz y yo un poco a los rinos para sacarnos una foto. A Ángel no hace falta que le diga nada, parece más ilusionado que nosotros y va a su bola acercándose mucho y haciéndoles fotos con el móvil… ¡con sonido!

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Rinos blancos, PN Matopos, Zimbabwe

IMPRUDENTEMENTE CERCA DE UNA PELEA DE RINOCERONTES

Vemos que uno de los rinos se queda quieto mirando en nuestra dirección, parece que oye el disparador de la cámara del teléfono y eso no se parece mucho a un pájaro… empiezan a hacer ruidos extraños, así que corriendo nos ponemos tras un mini árbol… y los segundos siguientes son un poco caos, ya que 2 rinos empiezan a pelearse allí, junto a nosotros.

Estamos tras un mini árbol que no hará nada si nos atacan, les veo correr y pienso que no sé qué hacer si vienen a por nosotros, ya que me pillan en el segundo 1… y pienso… ¿por qué narices el ranger no dispara al aire? Pero se calman, nos dice que era una pelea entre ellos, ya que el macho mayor quiere echar a los otros dos machos de la manada. Que no saben que estamos, pero que nos alejemos rápido por si vuelven otra vez.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Saioa y Angel, Rinos blancos, PN Matopos, Zimbabwe

SIGUEN AL LADO

Así que tan rápido como podemos para no delatarnos, vamos dirección al coche… hasta que Katz que va delante mío se para… ¡tiene una telaraña enorme pegada en la parte delantera del cuerpo! Se la intenta quitar pero es súper pegajosa, yo estoy un poco paralizada, no puedo ayudarle (odio las arañassss) y veo a Ángel que está detrás y le digo que por favor le ayude él a quitársela… están en ello ¡y veo una araña enorme igualita a la que vimos en el Sáhara subiéndole por el lateral!

Se la quito a golpe de gopro, acaba de quitarse la tela de araña, y seguimos andando, que aún estamos muy cerca de los rinos. A todas estas, el ranger ya en la carretera. Montamos al coche, poco más allá el ranger se baja y se pira con un zumo, unas galletas y 10 usd más. Nosotros estamos ya bastante satisfechos, así que nos vamos a Bulawayo.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Rinos blancos, PN Matopos, Zimbabwe

OTRA INSUFRIBLE NOCHE EN BUS

Primero nos lleva a la estación a consultar los buses, luego nos invita a cenar a su casa. En la estación nos dicen que el bus sale a las 11.30 y que llega a Mutare a las 10. Son 12 usd, pero el bus es bastante viejito. Vamos a otra estación a ver si tienen más buses un poco mejores. Sí tienen, sale a las 8.30 y llega a las 4, cuesta 15 usd y el bus parece más nuevo, así que preferimos ir en este. No nos da tiempo a ir a cenar a su casa, y él no quiere que nos quedemos en la estación porque dice que es inseguro.

Así que nos lleva al centro a coger algo de cena. Al final acabamos tomando una cerveza con él y unos amigos, pedimos en un sitio una pizza y 2 trozos de pollo con patatas para llevar. Volvemos a la estación, nos despedimos de Ángel, y subimos al bus. Nos sentamos en primera fila, y empezamos a cenar. Cuando arranca sólo pienso en que quiten la música para dormir, pero sigue y sigue…

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz y Saioa, Rinos blancos, PN Matopos, Zimbabwe

DÍA 9: RUTA IMROVISADA A LAS MUTARAZI FALLS, LAS MÁS ALTAS DE ZIMBABUE

Y sigue durante toda la noche. No conseguimos dormir nada, ni con los tapones. Llegamos sobre las 4.15 a Mutare, está muy oscuro, así que como nos dicen que podemos esperar a que amanezca en un bus durmiendo, allí vamos.

Nos dicen también que ese mismo bus sale sobre las 6 o 6.30 y nos lleva gratis al centro del pueblo. Así que ahí dentro esperamos. Tampoco conseguimos dormir mucho. Al fin salimos a las 7.15, en 5 min estamos en el centro. Como no sabemos muy bien qué hacer, y los taxistas empiezan a venir, al final hablamos con uno y decidimos ir con él. Le pedimos que nos lleve a un hotel con las tres B 🤑.

Nos lleva y Katz sale a mirar, viene y me dice que no está mal, sale 20 usd la noche, pero que ha estado preguntando y que en la zona de las cataratas hay hoteles, así que igual podemos ir allí… ¡venga va! Así mañana nos evitamos ese trayecto y estamos allí tranquilos… (¡pobres ilusos!!! jeje)

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Cataratas Mtarazi, Zimbabwe

EL CRUCE DE NYANGA PINGA

Cogemos el taxi de nuevo al centro y le pedimos que nos deje en la zona de las combis, las que vayan a Nyanga que es la población que nos dicen que está más cerca de las Mutarazi Falls. Vamos a consultar a las combis, hay que esperar que faltan 3 personas.

Aprovecho a buscar desayuno, que acabo comprando en el super que he visto antes. Cuando vuelvo a la combi siguen buscando a 1 persona, así que me quedo yo ahí mientras Katz aprovecha a ir a la oficina de turismo que le han dicho que está cerca. Cuando vuelve me dice que tenemos que parar en Nyanga Pinga, ahí preguntar en la oficina de turismo.

Arrancamos, en total en un coche para 7 adultos vamos 10 adultos y una peque de unos 2 años. Me entra muchísimo sueño, voy dando cabezadas, a Katz le tengo delante mío y también se duerme a ratos. Nos deja en Nyanga Pinga: es un cruce, no hay nada. Sólo una tiendita con refrescos y algo de comer, y currelas. No sabemos muy bien qué hacer, hablamos un poco con la gente y preguntamos si alguien tiene coche que nos pueda llevar, ya que nos dicen que hasta el hotel son como 7 km, y con mochilas y bolsas como que no.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Douglas, Katz y Saioa, Mirador subiendo a las Cataratas Mtarazi, Zimbabwe

DOUGLAS, LEÑADOR Y GUÍA IMPROVISADO A LAS CASCADAS MUTARAZI

Un chico nos dice que él tiene, pero que no sabe si nosotros querremos ir en ese coche… le decimos que si y acordamos 10 usd para que nos lleve al hotel. Katz se monta delante con el chaval, que se llama Douglas, y yo detrás, en la parte de carga del coche, con las mochilas. Llegamos al hotel después de una carretera de polvo y baches.

En el hotel nos dicen que la noche sale 70 usd, y no incluye ninguna comida y que no hay super, tendríamos que volver al cruce a comprar comida y volver. Nos dice además que las cataratas están a unos 11 km de aquí. Vamos, que aquí sin coche estás perdido. Le digo a Katz que por qué no le decimos al chico para pagarle más y que nos lleve él, y así no dormir ahí e irnos de nuevo a Mutare.

Negociamos de nuevo, y acordamos 30 usd por que nos lleve a las cataratas y nos deje en el cruce. Ahora me siento yo delante y Katz atrás. El camino es peor que el trozo de antes incluso. Entra mucho polvo, Katz se tapa como puede. Tardamos más de media hora en llegar hasta una parada en un mirador. La entrada al parque son 10 usd por persona. Hay un pequeño sendero con 3 miradores. Unas vistas muy chulas, y es que las cascadas de Mutarazi tienen 772 metros de altura. Mutarazi Falls son las cascadas más altas de Zimbabue, las segundas más altas de África y las sextas más altas del mundo. Vuelta al coche y a bajar al cruce, casi 1 hora.

Saioa, Cataratas Mtarazi, Zimbabwe

VUELTA A MUTARE Y PARA LA FRONTERA DE MOZAMBIQUE DEL TIRÓN

Allí a esperar a una combi, que llega como 20 min después. Estamos cansados, y llenos de mierda. Cuando llegamos a Mutare… ¿qué hacemos? Pues coger un taxi que nos deja en la frontera, para así ya mañana despertarnos en Mozambique. Salimos sin problema de Zimbabwe, al hacer papeles en la entrada de Mozambique el poli nos pide 100 usd a cada uno por el visado.

La verdad es que no nos acordamos del precio, pero nos suena algo como 75 usd. El poli nos dice que son 100, Katz le pide que nos enseñe algún documento oficial en el que lo ponga, a lo que él contesta que él es el oficial. Como le decimos que no, nos dice que tendremos que hablar con su jefe, que esperemos sentados a que llegue. Un rato después viene, y nos sentamos en su mesa.

Taxi de Nyanga a Mutare, Zimbabwe

REGATEANDO EL VISADO DE MOZAMBIQUE

Nuestras sillas bajitas, la de él bien alta. Katz le dice que no entiende el porqué de ese precio, ya que su primo trabaja en la embajada en España y le ha dicho que sin problema se puede hacer aquí el visado por 70 usd… así lo que el señor responde que 76 usd por persona. Por fin, después de muchísimas preguntas y revisiones de papeles, pasamos a una sala a hacernos los visados.

Pero el poli que está ahí se da cuenta de que sólo tiene un papel de visado. Así que tenemos que volver a esperar, han llamado al centro de Mutare para que les traigan otro papel de visado. Otro rato después nos vuelven a llamar, foto, huellas y visados hechos… aunque con un problema. En el de Katz ha habido un problema de impresión y han salido unas rayas todo lo largo del visado, y desde Mutare sólo les han traído 1 visado más… ¿para que van a traer 2 ó 3?

DE MACHIPANDA A CHIMOIO DEL TIRÓN

Nos ponen una nota con firma y sello, por si algún poli nos pone problemas, para que lo enseñemos y les llamen. Y ya fuera con los pasaportes y visados, me doy cuenta de que en el papel pone el precio del visado en meticales, la moneda de Mozambique. Hago la conversión, y son 35 usd… ¡Vamos, que aún así menuda tangada nos han pegado! Cambiamos 40 usd a meticales, y esperamos la chapa.

Nos metemos como podemos, nos lleva a la ciudad de Machipanda. Vamos como sardinas en lata. Katz habla con un chico a su lado que va también a Chimoio, como nosotros. Así que nos acoplamos a él. Bajamos en Machipanda y el chico nos lleva rápido hasta la chapa que va a Chimoio. Katz y él van hablando y Katz le comenta el hotel donde queremos ir, que sale en la guía, por si lo conoce ya que es de noche y no queremos andar perdidos por ahí.

COMPAÑERO DE HABITACIÓN IMPROVISADO

El chico flipa, ya que él paga por su hotel 120 usd. Y dice que se viene con nosotros a probar este hotel. Bajamos de la chapa y están unos amigos suyos esperándole con el coche, así que nos van a hacer de chófer a todos. Cuando estamos saludando en plenas presentaciones, viene la poli y nos pide la documentación a Katz y a mi. Se ponen super serios.

Subimos al coche y nos llevan al Hostel Pink Papaya. Es un Hostel muy raro y pequeño, sólo tiene 2 dobles (1 de las cuales está ocupada) y en el dormitorio compartido sólo les queda 1 cama. Así que al final compartimos habitación con este chico, Amón, ya que la doble tiene además 2 camas pequeñas, nos sale la noche 1500 m (unos 20 €).

Katz se ducha primero y mientras yo me ducho él va a ver si encuentra algo para cenar, ya que ni hemos comido. Pero de noche, sin conocer nada, le da un poco cosa y se vuelve. Así que cenamos del paquete de gusanitos gigantes que compramos el otro día en Zimbabwe, que tienen sabor a pollo. Y a dormir que estamos reventados.

Pano, Cataratas Mtarazi, Zimbabwe

DÍA 10: DE CHIMOIO A VILANKULOS, CARRETERA Y POLVO

Me despierto y oigo que Amón se está preparando y sale. Se despierta Katz y nos levantamos y preparamos. ¡Queremos ir a desayunar ya! Le decimos a Amón si quiere venir con nosotros, y se apunta. De camino sacamos meticales del cajero, 5000 que es lo máximo que deja.

Nos lleva a una cafetería. Yo pido un trozo de tarta de chocolate y café, Katz un plato con huevos y patatas y chocolate. Amón se pide un sándwich y un té. Pero tardan un montón en servirnos, Amón tiene que coger un avión y ya va muy justo. Es un tío muy majo, da gusto encontrarte con personas así.

Amón, Katz y Saioa, Desayunando en Chimoio, Mozambique

GRACIAS POR EL DESAYUNO AMÓN

Al final cuando viene el desayuno él se lo tiene que comer a toda prisa, y uno de los amigos que conocimos anoche le viene a buscar para llevarle al aeropuerto. Antes de irse paga la cuenta y nos invita al desayuno. Nosotros acabamos de desayunar tranquilos, y vamos a la estación de buses a preguntar por los que vayan a Vilankulos. Allí un chaval de un bus nos dice que el que ha salido de Dete a Maputo y que para en Vilankulos va con retraso, así vamos rápido al hotel, cogemos las mochilas y volvemos.

De lo contrario, tendríamos que esperar a coger el directo mañana a las 5, y no nos apetece pasar aquí todo el día. Al final esperamos 1h30. Cuando pensamos que ya no vendrá nos dicen que está llegando y aparece.

Felipe, Katz y Saioa, Chimoio, Mozambique

EL LARGO VIAJE HASTA VILANKULOS

El conductor de este otro bus nos dice que entremos rápido, entramos por la puerta delantera y nuestros asientos están detrás del todo, así que como podemos llegamos. Es la última fila del bus, detrás nuestro sólo hay equipaje. Son 3 asientos juntos, el de la ventana está ocupado por un chico, nosotros ocupamos los otros dos. El viaje se hace interminable, la carretera es muy mala, de hecho los coches y buses van por el arcén de tierra en lugar de por la propia carretera, que tiene miles de agujeros.

Aún así, son tantas horas que da tiempo de hacer nuevos amigos, como Ayami George, que viaja de Malawi a Maputo para subirse un coche y venderlo allí. Hacemos una parada para comprar comida, pero literal lo de comprar, porque comer ya hay que comerla en el bus.

Katz y Ayami George, Bus de Chimoio a Pambarra, Mozambique

POR FIN SALIMOS DEL AUTOBÚS, LLEGAMOS A VILANKULOS

Llegamos a Pambarra llenos de mierda. Cuando bajamos del bus, toca buscar transporte a Vilankulos. Se acerca un taxista, pero nos ofrece un precio muy caro.

Pregunto a unos niños que están vendiendo alguna cosa, y me señalan dónde se cogen las chapas. Nos dirigimos hacia allí, y el taxista nos baja el precio a 100 m. cada uno. Así que nos montamos en el taxi con otro chico y una señora, y en poco más de media hora ya estamos.

Le pedimos que nos lleve al Baobab, ya que es de noche y no nos apetece buscar nada. Por llevarnos hasta él nos cobra al final un total de 300 m. entre los 2. Cogemos una cabaña aquí en el Baobab, está genial, sale 1600 m. por noche. Así que nos cenamos una cerveza entre los 2 (100 m.) mientras nos enganchamos un poco a Internet.

Saioa, subiendo al bus de Chimoio a Pambarra, Mozambique

DÍA 11: RELAX EN VILANKULOS A PIE DE PLAYA

Nos levantamostranquilos, una ducha reparadora y a ver la playa. Pedimos el desayuno aquí en el hotel, yo un pancake con miel y Katz salchichas y huevos revueltos. Conocemos a una pareja de catalanes, ellos están haciendo todo Mozambique. Salimos a dar una vuelta por el pueblo, vamos a la oficina de turismo y allí nos atiende Jonas, un señor muy majo que nos tiene allí un rato. Nos aconseja coger las excursiones con Dolphins y un sitio para comer barato, y nos dice dónde están los bancos.

En el banco el sistema de turnos es muy gracioso, hay dos filas de sillas, te sientas en la última, y según va avanzando vas pasando de una silla a otra.

Al final casi echamos 1 hora en este banco, cambiamos 550 usd, echando cálculos rápidos creemos que con eso nos llegará. Vamos a Dolphins y hablamos con Albeito, contratamos 2 excursiones. Le preguntamos si tiene alojamiento, y nos enseña una habitación que nos sorprende de lo genial que está, pero sale 3000 m. así que nos quedamos donde estamos.

Pano, Playa de Vilanculos, Mozambique

DE PASEO POR VILANKULOS

Volvemos al hotel, y poco después salimos a la búsqueda de algo para comer. Vamos a un restaurante que nos ha recomendado Jonas. Está en un hotel de alemanes, y nos pilla a 10 min andando. Dice que tiene buenas vistas además porque está como en una segunda planta.

Lo encontramos rápido. Finalmente cogemos espaguetis a la boloñesa, pizza margarita, y patatas fritas. Desde él hay vistas del mar y de las cabañas del complejo alemán.

Katz, Saioa y Jacob, Oficina de Info Turística, Vilanculos, Mozambique

DÍA 12: EL CARIBE MOZAMBIQUEÑO

Nos levantamos pronto, y aprovechamos a montar la tienda para la próxima noche. Con ella montada dejamos todo dentro, preparamos la mochila para el día de excursión y ¡al centro a desayunar!

Acabado el desayuno vamos al Dolphins, está Alfiedo y nos presenta a Mitu, otro de la agencia. Pagamos la excursión, al final vamos a Magaruque. Con los catalanes Carlos y Marta. Esperamos, se juntan 2 chicas portuguesas.

Saioa, Isla Magaruque, Mozambique

EXCURSIÓN A MAGARUQUE

Seremos los 6 en la excursión de hoy. Nos sacan aletas para elegir, y nos subimos al dhow. El viaje es lento pero da gusto, me encanta. La temperatura es muy buena, y corre una brisa que se agradece. Mientras nosotros hablamos con los catalanes, las portuguesas ayudan a los 2 chicos del dhow a preparar la comida. Al final por vacilar a Katz le toca limpiar la lechuga.

El último tramo de bote se pasa rápido, ya que nos dan cangrejos (como las nécoras en España) para que comamos. Están calientes y los han cocido con pimiento y cebolla. Llegamos a la isla, y mientras descargan tenemos un poco de tiempo, nos metemos al agua pero ahí el snorkel no es muy bueno.

Salimos y nos dicen que vayamos al final de la isla, nos acompaña uno de ellos para decirnos dónde. De ahí nos metemos y tenemos que ir nadando hasta el dhow. El fondo no es muy bueno, el poco coral que hay está machacado, el resto son rocas y arena. Pero sí que hay peces diferentes, más grandes de lo normal.

Katz, Saioa, Marta y Carlos, Dhowl, Isla Magaruque, Mozambique

BUFFET EN LA PLAYA DE MAGARUQUE

Para comer hay arroz blanco; un guiso como de tomate, pimiento, cebolla y patata con judías; lechuga con tomate cebolla y pepino; y calamares cortados en tiras. Además cangrejos y fruta (naranja, piña, y papaya). Luego tiempo libre, vamos hasta el extremo de la isla, donde vemos una estrella de mar.

Nos volvemos a meter al agua a hacer snorkel y vemos 2 peces león super cerca. Vuelta al barco y a Vilankulos. Cerca ya de la costa deciden izar las velas, así que mientras los dos chicos del dhow lo hacen, a Carlos le toca ponerse al mando. Vamos al hotel, nos despedimos de Carlos y Marta, luego nos veremos por la noche por aquí. Nos duchamos y salimos a cenar algo.

Dhowl, Isla Magaruque, Mozambique

CENA EN EL RESTAURANTE ALEMÁN Y A DESCANSAR

Pasamos por la oficina de información turística, y justo llega Jonas con 2 chicos franceses que vienen mañana con nosotros a Bazaruto. Vamos al hotel de los alemanes a cenar. Por cierto, en realidad su nombre es Complexo Alemanha, y totalmente recomendable.

Cena, Vilanculos, Mozambique

Todo acompañado con una cerveza de 550 ml. Y al hotel, ya ha oscurecido. Una pena que se nos ha hecho tarde para estar con Carlos y Marta, les dejaremos una nota con nuestros tlfs.

En el hotel, encontramos una nota enganchada a nuestra tienda con sus teléfonos… se nos han adelantado. Katz se pone el bañador y se da un baño nocturno.

Pano, Amanecer, Vilanculos, Mozambique

DÍA 13: PECES Y CORALES A MOGOLLÓN EN BAZARUTO

A las 3 me despierto con música bastante alta, que ya no quitan, así que no duermo más. A las 5 suena la alarma para ir a ver el amanecer, el cielo está chulo pero como hay nubes no se ve tan bonito.

Aún así nos quedamos un rato disfrutando, luego vamos y empezamos a recoger la tienda. Con todo recogido, dejamos las mochilas y bolsas en recepción. Vamos al centro del pueblo, y a la panadería.

Yo desayuno café expreso con cruasán y un trozo tarta de chocolate. Katz un trozo tarta de chocolate y una tortilla, que también le traen con cebolla y tomate, y patatas fritas. De aquí directos al Dolphins, somos muchos, cogemos aletas y vamos a los barcos. Hoy Mitu viene con nosotros.

Saioa, Pano, Isla Bazaruto, Mozambique

EXCURSIÓN A BAZARUTO

Cuando bajamos a la orilla, hay una zodiac y un bote. En la zodiac hay mucha gente así que nos montamos en el bote con 3 chicos de Lisboa. El bote va mucho más lento que la zodiac, pasan la comida a la zodiac pero aún así nos quedamos atrás y Mitu y la zodiac dejan de verse. De repente los chicos que llevan nuestro bote se paran y miran el mar… ¡delfines! Los vemos bastante cerca, y con este color de agua tan transparente está precioso.

Cuando llegamos a Bazaruto los otros llevan allí un rato, tenemos 10 min para coger lo que necesitemos para el snorkel. Una pasada. Cuando volvemos al bote, se para. El chico intenta arreglarlo, pero no puede y hace señas a Mitu, que viene hacia nosotros con la zodiac.

Parece que intenta hacerse el guay girando al lado nuestro, pero lo que consigue es golpearnos. Se le estropea también la zodiac. Estamos 5 min zodiac y bote parados, hasta que nuestro conductor consigue arreglar el bote casi al tiempo que Mitu la zodiac. Mitu nos hace cambiarnos a la zodiac, y manda al bote de vuelta a la isla. Cruzamos una zona de fuertes corrientes y la zodiac da unos botes tan enormes, que uno de los de Lisboa va dando botes y levantándose por completo.

Katz, Pano, Isla Bazaruto, Mozambique

UN ESNORQUEL ESPECTACULAR, PERO PODRÍA HABER SIDO AÚN MEJOR

Mitu para la zodiac y nos echamos al agua, preciosos peces y corales en esta zona. De los mejores que hemos visto, al nivel del Mar Rojo en Egipto. Volvemos a la isla, hora de la comida. La misma que ayer pero sumando pescado.

La cantidad para todos los que estamos no es mucha. Tiempo libre, aprovechamos para pasear y subir la duna. Nos quemamos los pies, está que arde. Bajamos y Katz vuelve al agua a hacer snorkel. Le voy siguiendo, le veo que saca la cabeza y me pide la cámara.

DIARIO Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Snorkel

Sale al poco y me cuenta que ha visto una morena gigante. De nuevo al bote, y vamos a la isla de Benguerra. Como Mitu dice que no hay buen snorkel, paseamos por ella en el rato que nos dan libre.

Cuando volvemos al bote, estamos hablando en la orilla con Marco, un chico de Suiza, y Katz ve saltar una manta raya. Coge gafas y tubo y se mete, pero ya no ve nada. Montamos al bote y pregunta a los chicos que lo llevan, nos dicen que ahí se pueden ver mantas rayas y tortugas… ¡mecagüen la leche Mitu!

Saioa, Pano, Isla Benguerra, Mozambique

RUMBO A MAXIXE

Nos llevan al mismo Baobab. Cogemos un tuktuk por 50 m. hasta la estación de chapas, donde nos dicen que ya no hay a Maxixe. Tenemos que ir a Pambarra y de ahí coger a Maxixe. Así que cogemos una chapa a Pambarra, bastante cómoda. Tardamos como 50 min en llegar, así que estamos ahí sobre las 6.20.

Nuestro transporte de hoy ⬇.

Katz y Saioa, Camión de Vilanculos a Maxixe, autoestop en Mozambique

AUTOSTOP EN MOZAMBIQUE

Ya ha oscurecido. Katz empieza a preguntar a la gente, nos dicen que ya no hay chapas a Maxixe, que estemos atentos al camión… ¿camión? Y vemos cómo cada vez que pasa un camión le hacen dedo… hasta que pasa uno que para. Katz va allí con otros 3, nos coge a todos. Vamos con mochilas y bolsas, subimos… ¡y es que en la parte de atrás de la cabina tiene 2 literas!

Así que así hacemos el camino a Maxixe, con otros 3 chicos, sentados todos en la litera de abajo, tan cómodos que incluso echamos siesta. El trayecto nos cuesta 400 m. los 2, le dejamos 50 de propina. Nos montamos en un coche ya que el camión ha parado a las afueras, y nos deja cerca de un hotel dicen… Vamos andando y si, hay un hotel. Entramos y empezamos a subir por unas escaleras. Da miedo, todo sucio, sin luz y sin gente… ¿dónde vamos?

Es caro pero a estas horas (11 de la noche) no hay otra cosa, así que nos quedamos. La habitación está muy bien, pero sin wifi ni desayuno.

Vistas desde el hotel, Maxixe, Mozambique

DÍA 14: TOFO, LLEGADA AL PUEBLO DE LAS BALLENAS

Nos despertamos muy pronto, son las 6. La habitación algo ruidosa, se oyen coches, camiones, gente… y eso que estamos a las afueras. Ducha, cogemos mochilas, y a la calle. Preguntamos a la chica de recepción por los ferries a Inhambane y nos acompaña un rato. Luego nos indica, estamos muy cerca.

Compramos los billetes al ferry y subimos. Aquí desayunamos mientras sigue subiendo gente y esperamos a partir.

Puerto, Maxixe, Mozambique

FERRY DE MAXIXE A TOFO

Más pronto de lo que pensaba llegamos, la gente empieza a salir sin respetar ningún orden, salimos los últimos y en el muelle un chico nos pide 10 m. por mochila, vemos que la gente le paga así que le pagamos nosotros también. En el agua hay un par de barcos oxidados.

Al salir del puerto nos ofrecen tuktuk para Tofo a 500 m., pero preferimos ir a la chapa. Vamos siguiendo indicaciones de la gente y como 15 min después llegamos, somos rodeados de tuktuk, taxistas, vendedores… Cuando encontramos la chapa montamos. En una van que pone que caben 15 personas vamos 18 adultos, 3 niños y el conductor.

La chapa nos deja en el centro de Tofo, aunque es mucho decir ya que es un pueblecillo muy pequeño. Bajamos y Katz se despide de su compañera de asiento junto al conductor, una señora que nos dice que vayamos a comer a su restaurante dentro del mercado. Se llama Elena. Con todo a cuestas de nuevo, nos ponemos a andar un poco sin saber bien hacia donde.

Pano, Puerto de Inhambane, Mozambique

POR FIN EN TOFO

Los chicos catalanes nos han dicho el nombre del hotel donde están, casualidad lo vemos el primero y entramos a preguntar. Está muy bien, baños compartidos, y si hacemos más de 3 noches sale cada una 1500 m. Nos quedamos sin mirar más.

Salimos a preguntar por los safaris a ver tiburones ballena, al final contratamos con Liquid Ocean un safari para mañana, a las 10 tenemos que estar preparados. Así que con los deberes hechos, salimos a comer-cenar. Todos los sitios que vemos tienen precios caros para ser Mozambique, así que decidimos ir al restaurante de Elena, la señora que ha venido con Katz en la chapa.

Miramos lo que tiene, pero le faltan varias cosas. Al final Katz coge arroz con pollo, y para mi 2 salchichas con patatas. Todo con un refresco 350 m. Anochece muy pronto, para las 5.30 ya está todo oscuro, así que charlamos un poco con Marta y Carlos y a la habitación, nos quedamos dormidos en nada.

Elena, Comiendo en el mercado, Tofo, Mozambique

DÍA 15: CONOCIENDO AL TIBURÓN BALLENA EN TOFO

Me despierto a media noche con el sonido de unos truenos. Katz está con tapones y ni se entera. Los truenos se van oyendo cada vez más cerca, hasta que empiezo a oír gotas en el techo, y noto alguna de ellas… ¡hay goteras! Al poco Katz se me junta y me dice que se está mojando, que le está lloviendo encima… Y es que a su lado está la mosquitera con persiana, y el agua entra por ahí. Sigue lloviendo con ganas bastante tiempo.

Cuando amanece el día parece nublado, pero al menos no llueve. Vamos al mercado a ver lo que podemos desayunar. Nos quedamos en un puesto donde nos hacen una tortilla a cada uno con tomate y cebolla. Además nos compramos 1 pieza de pan para cada uno.

Ya con la tripa llena volvemos a la habitación a cambiarnos y ponernos bañadores, y vamos al safari.

Viajar por libre a Mozambique Katz, Desayuno en el Mercado, Tofo, Mozambique

VER AL TIBURÓN BALLENA EN TOFO

En el Liquid Ocean nos dicen que al final no tienen salida, que si queremos lo podemos hacer con Tofo Diving, y aceptamos. Nos llevan en coche hasta allí.

Después nos explican alguna cosilla como la distancia mínima que hay que dejar entre nosotros y el tiburón ballena, y algo más de media hora después vamos ya a la zodiac. Primero tenemos que ponemos todos en los laterales a empujar para meterla al mar, cuando cubre ya un poco dicen “chicas dentro” y nos metemos todas… o esa es la teoría, porque yo no puedo entrar ahí sin ayuda. Luego dicen “chicos dentro” y yo aún estoy intentando subir 😄

Al final me ayudan desde dentro, y subo. Katz aún no ha subido, le pasa lo mismo que a mi, que no puede sin ayuda jeje. Una vez dentro hay que agarrarse bien, ya que ponen la zodiac a bastante velocidad y va saltando y pegando unos botes de alucinar. Al poco vemos una ballena jorobada, y luego otra… ¡qué chulas! ¡Y qué cerca! Estamos un buen rato dando vueltas sin ver nada, hasta que al cabo de un rato nos dicen…. ¡Al agua!

OTRO TIBURÓN BALLENA

Salto y cuando las burbujas se apartan de mi cara, veo que estoy junto al tiburón ballena. Enorme. Demasiado cerca. Así que nado para apartarme y busco dónde está Katz para ubicarle. Nos ponemos a nadar detrás del tiburón ballena pero lo perdemos rápido. Subimos (o nos suben) a la zodiac, y volvemos a echarnos 3 veces más, 2 para otros tiburones ballena y otra para una manta raya que no logro ver. Precioso. Mañana más.

Cuando estamos llegando a la orilla nos avisa el instructor de que nos agarremos bien, que no nos caigamos. Me cojo fuerte a varias cuerdas, pero aún así me lanzo contra Katz con un rasguño de la cuerda en mi pierna. Ducha y al Liquid a contratar otra para mañana. Una vez aquí nos lanzamos y contratamos para las 2 un buceo. Mañana día completo.

DIARIO Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Ballena Joroba

TARDE DE RELAX POR TOFO

Ahora ya sólo queda comer. Vamos donde Elena, donde ayer le pedimos un menú para hoy de camarones con patatas para mi y carne con patatas para Katz. Los camarones están fritos, pero se agradece comer algo diferente. Katz dice que su carne está muy rica, aunque no es mucha cantidad.

El resto del día se pasa entre hotel, playa y supermercado, donde Katz descubre los helados Magnum “muerte por chocolate” que le flipan. Volvemos al hotel, charla con los catalanes de nuevo, y a la habitación a las 8.15 donde me quedo dormida al minuto de tocar la almohada.

Viajar por libre a Mozambique Katz, Wuyani Pariango Beach Motel, Tofo, Mozambique

DÍA 16: OTRA VEZ TIBURÓN BALLENA Y BUCEO EN TOFO

Desayunamos en el hotel de lo que compramos ayer en el super. Rato de ocio y escribir este diario, echar unas decenas de fotos a un escarabajo… ¡Y al Liquid a por el segundo safari! Esta vez somos muchos, 15 personas. Vamos con Ricardo, un chico colombiano. Vemos de nuevo el tiburón ballena… ¡increíble! Pero no vemos nada más, ni ballenas ni delfines ni mantas rayas…

Cuando llegamos al Liquid, nos dicen que sólo tenemos 20 min libres antes de preparamos para el buceo, así que pedimos aquí mismo una lasaña de espinacas para los 2, comemos y a prepararse. Con todo el equipo revisado, vamos hacia la playa, donde botamos la zodiac y salimos. El mar ser mueve un montón, la zodiac parece que va volando. Hay unas olas muy grandes.

¡Qué decir del sitio! Muy bonito, corales y miles de peces, morenas gigantes… A la subida me mareo, una vez arriba me quito como puedo el chaleco y lo paso, Katz me ayuda a subir y una vez arriba a potar…

DIARIO Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Tiburon Ballena

EL BAÑADOR OLVIDADO

Una vez en tierra se me pasa todo, en Liquid nos bañamos en la piscina para quitar el salitre, y salimos al super que está cerca, para comprar la cena. Al salir del Liquid están los sudafricanos que conocimos en Vilanculos ahí… ¡y han traído el bañador que se olvidó Katz allí! ¡qué majos! Vamos al super y compramos espaguetis y tomate frito para cenar. También un helado, pero nos equivocamos y no es el “death for chocolate” que quería Katz y que probó ayer.

Vamos con los sudafricanos a recoger el bañador, y quedamos en vernos mañana. De vuelta en el Hostel Katz prepara la cena mientras yo interneteo un poco, tengo hambre y frío y estoy cansada. Cenamos luego con Carlos y Marta, mientras comienza otra tormenta con bastantes relámpagos. Luego friego yo, y a dormir que ya es hora y el buceo cansa.

Viajar por libre a Mozambique Yan, Barb, Katz y Saioa, Playa de Tofo, Mozambique

DÍA 17: LA DESPEDIDA DE LAS BALLENAS EN TOFO

Me despierto durante la noche con frío, a la mañana igual. Se nota que ha refrescado, aunque el cielo está despejado. Desayunamos y a las 7.30 estamos en Liquid. Vamos a hacer el buceo con una pareja más mayor, Marta y Carlos, y 2 profes más otros 2 de prácticas, así que genial. Con todo preparado a la playa de nuevo, consigo montarme a la primera a la zodiac.

Otra vez mucho oleaje, vemos 2 ballenas cerca. El buceo genial, más morenas, y muchos muchos peces, pero ninguna manta raya o tortuga. A la subida en la parada de seguridad me mareo de nuevo.

La profa jefa nos da la enhorabuena a todos porque dice que ha sido difícil. Nosotros como somos novatos ni lo hemos notado. En el jardín hay unas ranas mini. Una de ellas se le sube a Katz a la cámara.

Viajar por libre a Mozambique Carlos, Marta, Pablo, Ana, Katz y Saioa, Liquid Ocean, Tofo, Mozambique

TARDE DE SALTOS CON BALLENAS

Nos bañamos en la piscina de nuevo, y vamos al hotel. Katz se come los espaguetis que sobraron ayer, y nos echamos una pedazo siesta mañanera. Salimos al mercadillo que yo tengo hambre.

Nos encontramos con los sudafricanos, y vamos a comer una tortilla. Me la como entre pan y pan para que llene un poco más. Vamos al super, y entre compras variadas no podían faltar 2 helados de “death for chocolate”. Vamos a consultar el horario del bus de mañana.

Echamos la tarde luego sentados con Yan y Barb, la pareja de Sudáfrica, en el Fátima viendo las ballenas saltar desde allí y charlando. De vuelta al hotel hacemos maleta y reorganizamos, que a partir de ahora viene el frío.

Ballena jorobada saltando en Tofo Beach, Mozambique

DÍA 18: AGUR MOZAMBIQUE, KAIXO SWAZILANDIA

Me despierto a la 1.30. La alarma está puesta a las 3.30 para coger el bus de las 4. Ya no me vuelvo a dormir, cuando suena despierto a Katz y nos levantamos. Salimos al mercado que es donde para el bus, ya están allí Pablo y Ana, dos instructores de Liquid que se vuelen a casa.

Nos sentamos detrás los 4. El viaje se hace pesado aunque se va más cómodo que otras veces. A las 13.15 llegamos a Maputo. Nos bajamos del bus, nos despedimos de Pablo y Ana, y preguntamos para ir a Swazilandia. Nos indican dónde están los minibuses y vamos para allá.

Hay ya varias personas montadas, Katz pregunta que cuándo sale y un señor que está esperando dice que él lleva esperando desde las 9 de la mañana a que salga. Es un portugués que lleva aquí viviendo 11 años, trabaja con la fundación Remar, y hoy se le acaba la visa así que necesita cruzar a Swazilandia si o si. Nos piden los pasaportes y se los llevan.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Vistas del bus, de Maputo a la frontera de Goba, Mozambique

FRONTERA DE MOZAMBIQUE CON SWAZILANDIA

Sobre las 14.30, salimos. Bastante cómodos también la verdad. La carretera bastante mejor que el resto del país. Según nos acercamos a la frontera, empezamos a ver montes.

A 10 minutos de la frontera la carretera empieza a tener rayas pintadas. En la frontera bajamos, presentamos en la ventanilla de Mozambique el pasaporte, sello de salida y adiós. Luego pasamos por otro edificio, ventanilla, sello de entrada a Swazilandia. ¡Ya estamos! Ahora a esperar a que el resto acabe. Revisan el equipaje, a una chica le hacen sacar del saco lo que lleva, que son más de 20 pares de zapatillas, y contarlas.

Por fin nos dejan seguir. Las carreras aquí son buenas. A los 15 min otro control policial, nos hacen salir y enseñar pasaportes. Vuelven a revisar equipaje y le vuelven a hacer sacar el calzado a la chica. Hace frío. Subimos, cruzamos la primera ciudad, donde se monta gente. Katz se pone a hablar con un chico de aquí que se sienta al lado suyo.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Frontera, Saliendo de Mozambique

NOCHE EN MANZINI

Esta gente se lo curra para sobrevivir, en unos países o unas zonas lo consiguen mejor que en otras, pero todos por ejemplo hablan mínimo 2 idiomas. Y nosotros a trancas con el inglés.

Cuando por fin llegamos a Manzini, nos deja en el hotel Mozambique, de los más baratos. Y vamos a comprar la cena. Entramos en un local y pedimos. Nos pregunta que si para comer aquí o para llevar.

Le decimos que para comer aquí, mira la hora y pone cara rara. Le decimos si no nos da tiempo, que nos lo llevamos. Sonríe y nos dice que mejor, porque cierran a las 10 y son las 9.20. Claro, si se toman el comer con la misma rapidez que el resto igual uno de aquí termina a las 11. Cenamos en la habitación, todo muy rico.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz y Saioa, Frontera, Entrando en Swazilandia

DÍA 19: SWAZILANDIA, O EL PAÍS DE LAS MONEDAS EN EL SUELO

Ducha, desayuno de 2 galletas y salimos, hace frío y llueve. Damos vueltas por las calles a la búsqueda de una oficina de información turística, preguntamos a la gente, pero nadie sabe nada. Cambiamos 200 usd en el banco que mejor cambio tiene.

Viajar por libre a Esuatini Katz, Billetes de Swazilandia

Para desayunar Katz se coge un hojaldre relleno de hamburguesa con queso, yo un rollo de pan de ajo con queso como el de la cena. Cogemos mochilas en el hotel y a la estación de chapas que está al lado. En este momento ya me he encontrado un montón de monedas por el suelo.

Montamos en la chapa, muy cómodos porque vamos 4 atrás y no 5 como en Mozambique. En menos de media hora llegamos a Mbabane, a ver si aquí encontramos más información. Una chica del bus nos ha recomendado un hotel, pero queremos ir a la oficina de información turística a ver si conocen algún otro y a ver qué podemos hacer en el país sin coche.

Viajar por libre a Esuatini Saioa, Pano, Manzini, Swazilandia

CARGANDO PROVISIONES Y RECOGIENDO MONEDAS EN MBABANE

Bajamos del bus, llueve. Empezamos a andar, preguntamos y seguimos andando. Sigue lloviendo. Llegamos a unos bloques de edificios que son los ministerios, un señor nos dice que mejor vayamos a la otra oficina del centro porque aquí no nos van a poder ayudar mucho.

Volvemos a la zona de la estación de buses, y seguimos andando, y dando vueltas, y preguntando. Nadie sabe nada de la oficina de información. Yo sigo recogiendo monedas. Por fin, más de 2 horas después, damos con la oficina. En un centro comercial y con unos carteles que bien pueden vender pollo, o ser una lavandería, pero no una oficina de turismo.

Y el caso es que hemos pasado por aquí cerca unas 3 ó 4 veces. Nos dice qué chapa coger para ir al hotel, lo mejor de todo es que ¡mañana haremos canopy! Primero hacemos compras para la comida en un supermercado, donde venden comida caliente.

Estatua del rey de Esuatini en Manzini, Suazilandia

Estatua del rey de Esuatini en Manzini, Suazilandia ⬆. Recordemos que el país cambió de nombre, de Suazilandia a Esuatini.

CENA Y DESCANSO EN SUAZI

La chapa nos deja en menos de 10 minutos en el hotel. La habitación genial, nos quedamos con la cara. Y hoy sin más que hacer, porque ya son las 16.30 y nos quedamos en el hotel que en una hora oscurece.

Viajar por libre a Esuatini Katz y Saioa, Felicitación de Navidad, Mbabane, Swazilandia

DÍA 20: SUAZILANDIA, SUDÁFRICA Y LESOTO, CRUZANDO FRONTERAS

A las 5.15 estamos despiertos, hace malo, mucha niebla y llueve, así que haremos tiempo a ver si despeja y sino nos iremos a Sudáfrica quedándonos sin el canopy, porque con este tiempo imposible. Definitivamente nos vamos de Swazilandia. Salimos de la habitación a las 7.30, entregamos las llaves y preguntamos a la chica cuánto se tarda en ir andando hasta la estación de buses.

Nos dice que un taxi. Le decimos que preferimos ir andando. No lo entiende, nos pregunta si no tenemos dinero para un taxi. Cuando empezamos a andar son las 7.38. A las 08.08 ya estamos sentados en el minibús que hace el trayecto a Johannesburgo, con unas cuantas monedas más en el bolsillo y otras tantas no recogidas ya por pereza. ¡Son las 10.05 y arrancamos a Johannesburgo! En poco más de media hora ya estamos en la frontera.

Viajar por libre a Esuatini Pano, Estación de minibuses, Manzini, Swazilandia

FRONTERA DE SWAZILANDIA CON SUDÁFRICA

Nos bajamos del bus y encuentro otra moneda más 😅. Primero a hacer cola para salir de Swazilandia. Como nuestros pasaportes los lleva el chófer, él ya se los ha dado al poli. Va llamando. Con los nuestros los agita, imagino que imposible pronunciar nuestros nombres. Toma unos datos, y nos deja irnos. Fuera otro poli nos pide verlos antes de dejarnos pasar, el mío sin problema, pero en el de Katz se han olvidado de poner el sello de salida…

Volvemos a la ventanilla, nos pone el sello y salimos. Ahora toca fila para la entrada a Sudáfrica. Esperamos un buen rato, nos mira, y nos manda a otra ventanilla con otra cola. El resto del bus ya ha pasado y nos esperan. El señor de esta ventanilla nos pone el sello. ¡Ya estamos dentro!

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL Frontera de Oshoek, Entrando en Sudáfrica

A LESOTO DEL TIRÓN

Ahora sí, unas 3 horas de bus. Se hacen largas, se nos están juntando varias horas de bus seguidas y se nota. Sobre la 1 llegamos a Johannesburgo. Lo primero buscar de dónde salen los buses a Lesoto, entre Katz que se ha estudiado la guía y alguna persona que nos va orientando, llegamos… pasando un mercadillo enorme que vende de todo, y donde no se ve ni un blanco.

El señor que nos atiende en la ventanilla nos dice que el primer bus mañana es a las 6. Tarda de 4 a 5 horas a Maseru. Tenemos que buscar un hotel y no sabemos ni dónde mirar, le comentamos al señor y medio nos convence de ir hoy a Maseru, dice que hay bastantes hoteles. Y además así estamos ya allí y mañana sólo nos queda un corto trayecto en bus. Así que compramos los billetes para hoy. Sacamos 4000 rands y volvemos a esperar  a que salga el bus.

TRAGEDIA EN EL CAMINO

A la hora de viaje, el bus hace una parada y nos pedimos 1 ración de patatas grande (25 rands), una hamburguesa para Katz (12 Rand) y una salchicha para mí (12 Rand). Montamos rápido al bus, no hay tiempo de más, y vamos comiendo dentro. Las patatas están impresionantes.

Oscurece, son las 19h y a mi se me está haciendo largo, tengo muchísimas ganas de llegar ya, pero aún quedan mínimo 2 horas. Al rato, hay coches con luces de emergencia en la carretera, el minibús para el último de una cola que se ha formado por un accidente. Ha sido grave, 3 muertos y alguna persona sigue atrapada en el coche. La gente va y viene a mirar, y te cuentan todo con todo detalle. Ha pasado poco antes, podíamos haber sido nosotros.

FRONTERA DE LESOTO CON SUDÁFRICA

Después de un rato de espera, el conductor decide que montemos y que iremos por otra carretera un poco peor… ¡Estos no saben lo que es una carretera mala! ¡Ya les gustaría en Mozambique tener esta carretera!

Llegamos a la frontera, es un puente. Tenemos que bajar con todo, ya que el bus no nos lleva al centro. Salimos de Sudáfrica, entramos en Lesoto. Una de las chicas del bus nos dice que no nos preocupemos, que su hermano viene a por ella y una amiga y nos lleva a nosotros también. Viene y nos montamos, es taxista. Nos lleva a un hotel que sale carísimo, le decimos que nos lleve a otro que dicen que sale algo más barato.

Tardan en atendemos, pero viene un chico que dice que hay una habitación libre así que nos quedamos. Eso sí, previo pago de 200 rands para el taxista…. ¡Jo que cara! Entramos en la habitación, se ha quedado en los 70 con cortinones y colchas y recargado. El baño es compartido pero no tiene pestillo. La luz no funciona. Da igual, antes de las 12 ya estamos dormidos.

Katz y Saioa, Frontera del Puente de Maseru, Entrando en Lesotho

DÍA 21: LESOTO, EL GRAN DESCUBRIMIENTO

A las 6.30 estamos despiertos, entra mucha luz. En recepción, nos ponen desayuno de tortilla francesa y salchichas. Además hay cereales, y tostadas con mantequilla, zumo y leche. Nos preparamos y a andar al bus.

En 20 minutos estamos ya en la zona de buses. Está dentro de un mercado que vende de todo, a estas horas ya tienen en parrillas pollo y carne. El olor no es bueno. Encontramos el minibus que va a Semonkong. Vamos a un super que hay al lado a comprar agua.

En este super venden paquetes gigantes de 2 kilos de torcis de 4 colores (e imagino que sabores) diferentes, también de palomitas. Una vez en el minibus a esperar a que se llene. Pasan vendiendo de todo, desde bolsas con líquido de sabores tipo flash, hasta relojes-smartphone, pasando por bananas, galletas, cargadores, cascos, baterías externas…

La gente está bastante abrigada. Las chicas llevan de falda mantas en lugar de pareos. Un señor de los que monta lleva 2 jerseys, abrigo y gorro. Nosotros vamos en tirantes y manga corta y por el momento con calor. A las 10.55 salimos. Creo que son unos 114 km, pero se supone que vamos a la montaña así que el camino no será muy bueno.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz con los torcis, Maseru, Lesotho Risketos Gigantes

SALIMOS PARA SEMONKONG

En principio nos han dicho que se tarda desde 1h30 hasta 3, así que contemos con que llegaremos allí a las 14, con tiempo suficiente para mirar los 3 hoteles que indica en la Lonely que hay allí y elegir. Los paisajes son muy bonitos, no tan verdes como imaginaba pero chulos. La última hora es increíble las montañas, los ríos, el color, la gente…

Eso sí, la música es ensordecedora. Vamos con música de iglesia y sus respectivos “Aleluya”, “Amén”, “Osana” a todo trapo. Inaguantable. Aún con tapones, que hoy hemos sido previsores y los teníamos a mano. ¿Había dicho ya que es necesario venir con tapones? Este trayecto en bus es de momento el más insufrible de todos… La minivan nos deja en el centro del pueblo.

Nada más bajar del minibús se nos acercan varias personas, todas a ver si queremos taxi. Al final vamos andando con un chico que venía en la minivan, ya que va para uno de los hoteles, el Semonkong Lodge. Nos cuenta que es guía del hotel.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Saioa, Semonkong, Lesotho

DE PASEO POR SEMONKONG BUSCANDO HOTEL

La verdad es que el hotel es una pasada, bastante integrado en el paisaje, junto al río, en una zona que no pega tanto el viento… preguntamos en recepción por las habitaciones. Tienen la doble a 980 rands, o dormitorio compartido a 200 Rand por persona. Nos enseñan los 2, la habitación es increíble, pero el dormitorio también está bien y mucho más barato, además de momento estamos solos. Dejamos las mochilas en recepción y miramos la carta del restaurante y las actividades que ofrecen.

Decidimos quedarnos en este hotel, ya que de los otros dos que aparecen en la Lonely uno ya no existe y el otro está bastante apartado de todo.

Viajar por libre a Lesoto Saioa, Semonkong, Lesotho

NOS QUEDAMOS EN EL SEMONKONG LODGE

Entramos en un supermercado, y en un puesto compramos los torcis naranjas. Están muy ricos. Pasamos por un bar donde compramos una cerveza para tomar en el hotel. Hay que devolver el casco luego. Con todo vamos al hotel, y reservamos 2 noches.

Comentamos además que mañana queremos ir a las cataratas y quedamos en el mostrador de actividades a las 9. Así que cerveza con torcis y palomitas en la habitación, luego paseo para devolver la botella de cerveza. En el hotel conocemos a un chico que es de Namibia y ha trabajado en un montón de sitios. Muy majo y carismático. Es el mánager.

Cenamos en el hotel berenjena frita y rollitos de primavera como entrantes y arroz con champis y raviolis rellenos de calabaza creo. Y según llegamos a la habitación nos han encendido el fuego, todo un lujo… así que a la cama rápido que hace frío y son las 8.30. Con polar puesto y todo.

Viajar por libre a Lesoto Pano, Semonkong, Lesotho

DÍA 22:  MALETSUYANE FALLS EN LESOTO

Desayunamos y vamos donde hemos quedado con el guía. Everist (o algo similar) es su nombre y vamos para Maletsuyane Falls. Salimos del Lodge y cruzamos un par de pueblos, paisajes impresionantes, colores increíbles.

Katz y Saioa, Maletsunyane Falls, Semonkong, Lesotho

Llegamos hasta una grieta, un pedazo cañón se abre ante nosotros. Rodeamos y vemos la catarata de frente. Maletsuyane es impresionante, es que no tengo más palabras. Continuamos hasta otro mirador un poco más allá. Luego bajamos hasta los pies de la cascada. El camino me cuesta un poco pero con paciencia llegamos. ¡Katz se mete al agua! Dice que está congelada, cuando sale le arde el cuerpo.

Katz, Pano, Maletsunyane Falls, Semonkong, Lesotho

Durante el camino de vuelta, el guía nos señala unos animalillos que ni habíamos visto hasta ahora… ¡y fijándonos bien hay bastantes! Llegamos al lodge 6 horas después.

Daman roquero, Rock hyrax dassie, Maletsunyane Falls, Semonkong, Lesotho

Vamos directos al pueblo, donde entramos en un restaurante y comemos lo que tienen: patata machacada con cordero y verduras. ¡Buenísimo! Vamos a una tienda a comprar una tarjeta de teléfono para avisar que estamos bien. 10 Rand. Y vamos a la habitación, y estamos con Internet cuando llega un compañero: Ryan. Es americano, y ha estado 2 años de voluntariado en Tanzania pagados por USA. Ahora viaja antes de volver a casa, va con su coche alquilado. A dormir a las 8.

Saioa, Comiendo cordero, Semonkong, Lesotho

DÍA 23: SEGUIMOS EN CONTACTO CON LA NATURALEZA EN LESOTO

Bueno, eso de dormir es un decir. Yo he dormido bastante poco, tengo constipado.

Hace muchísimo frío fuera, vamos a hacer ronda de supermercados. Entramos en 3, y en cada uno compramos diferentes cosas: dulces, fruta, verdura… Con todo esto al hotel y de camino 4 paquetes de risketos 😋

Desayunamos de nuevo en el hotel tostadas con mantequilla. Son las 11, y hace tanto frío que no sabemos ni qué hacer. Nos dicen que la semana anterior ha estado todo nevado, hoy las temperaturas andarán por los 0º.  Yo llevo un polar y una sudadera además de camiseta térmica, y es poco, muy poco. Por algo aquí la gente viste con mantas y ropa de lana… ¡cuando bajan las temperaturas hace mucho frío!

Cordero, Salida por el valle en 4x4, Semonkong, Lesotho
Hoy no comemos cordero… nos come él…

RUTA EN 4X4 POR LOS MONTES DE LESOTO

Al final sobre las 12 decidimos hacer una ruta de 4×4. Nos dicen que para la 1.30, así que hacemos tiempo dando una mini vuelta por la orilla del río. Viene el conductor del 4×4, nos despedimos de Ryan que sigue su viaje, y al coche.

Las 2 horas se pasan muy rápido, paisajes increíbles, y casas en lo alto donde no parece que pueda vivir nadie. Antes de llegar al pueblo, nos hace una parada en un mirador, donde gracias al helador viento apenas podemos estar, pero nos da tiempo a ver otra cascada y otras vistas espectaculares. Y es que todo aquí es bonito.

Pano, Salida por el valle en 4x4, Semonkong, Lesotho

De vuelta ya son las 3.30, subimos a la cocina común y preparamos unos espaguetis con cebolla y pimientos y mantequilla. Con un poco de pimienta que hay aquí quedan ricos ricos. Volvemos a la habitación, donde tenemos 2 nuevos compañeros.

Katz prepara el fuego, y a las 7 estoy en la cama. Al principio parece que me cuesta un poco dormir, pero al final me quedo como un tronco.

Pano, Salida por el valle en 4x4, Semonkong, Lesotho

DÍA 24: MALETSUNYANE FALLS POR LIBRE EN SEMONKONG

Nos despertamos pronto y hacemos un poco tiempo. Katz baja al pueblo a coger café y yo me voy a la cocina. Vuelve con una bandeja con chocolate y café del bar del hotel, el bar del pueblo estaba cerrado. Preparamos una tortilla francesa con los 2 huevos que quedaron ayer y que olvidamos echar a los espaguetis, y desayunamos la tortilla y bimbo con mantequilla.

Hoy hace mejor, no corre el viento, y al sol se está agusto. Iremos por nuestra cuenta a un paseo a ver la cascada desde otro punto. Apetece aprovechar este día tan bueno. Se van nuestros compañeros de habitación, ¡ducha y a andar!

Hace más calor que ayer así que se está estupendamente andando. Pasamos cerca de un cole que está en medio de la nada. Y seguimos hasta que ya sólo queda el precipicio. Ahí está la cascada cayendo, unas vistas muy bonitas también desde aquí. Vuelta al pueblo, pasamos de nuevo junto al cole, donde los peques están en el recreo y Katz echa un par de canastas con ellos (o mientras ellos le miran en plan bicho raro jeje).

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Saioa, Pano, Maletsunyane Falls desde arriba, Semonkong, Lesotho

REGRESO AL HOTEL ENTRE CHIQUILLOS Y CACHORROS

Siguiendo el camino pasamos junto a una casa que tiene unos cachorrillos preciosos, vienen a jugar con nosotros. Y llegamos al pueblo con niños siguiéndonos y preguntándonos nuestros nombres Sesothos, parecen no entender que sólo tengamos uno, ya que ellos tienen dos, el inglés y el seshoto.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Canasta, Cole, Pano, Maletsunyane Falls desde arriba, Semonkong, Lesotho
Cancha de Basket de la escuela de Semonkong

De vuelta en el hostel, en la cocina hoy tocan noodles, y además Katz tiene sus super espaguetis con albóndigas precocinados… Luego vagueamos toda la tarde. Hoy el hotel está hasta arriba.

Cuando oscurece salimos con el telescopio que tienen a la fría noche, pero imposible conseguir ver algo… ¡Hay que sacarse un máster para saber usarlo! Nos vamos a la habitación, fuego encendido y a la cama, que mañana hay que madrugar bastante para irnos, y yo necesito recuperarme del resfriado y de las agujetas…

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Saioa, Perros, Maletsunyane Falls desde arriba, Semonkong, Lesotho

DÍA 25: TRISTES… NOS VAMOS DE LESOTO

Madrugamos… no son ni las 5 cuando estamos saliendo del hotel. Subimos a la estación, lentos, muy lentos, gracias a mi que estoy para el arrastre. En la parada hay que esperar a que se llene el minibús. Casi 45 min después se sube la última persona y empezamos la vuelta a casa.

Nooooooooo…. otra vez noooooo… se me había olvidado la música de iglesia a todo volumen de la ida. Nos ponemos tapones de nuevo, pero la vedad es que hay poco que hacer contra los “Osana”, “Amén” y “Aleluyas” que se oyen a grito pelao. Desde la ventanilla de minbús se ven casitas, y muchos montes de camino a Maseru.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Vistas desde el Bus de Maseru a Semonkong, Lesotho

El minibús nos deja en Maseru en la misma estación del otro día, preguntamos dónde coger minibús a la frontera y nos indican. Bueno, no ha sido tan fácil, nos lo indican después de ofrecernos taxi como 10 veces y rechazarlo otras tantas, hasta que se dan por vencidos. Conseguimos al fin un taxi compartido, que en 15 minutos nos deja en la frontera.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Pano, Iglesia, Maseru, Lesotho

BLA BLA CAR DE LESOTO A BLOEMFONTEIN

Hemos tenido una suerte de la leche, ya que nada más tocar suelo nos han venido a preguntar, y nos han llevado hasta un coche que nos dicen que nos lleva a Bloemfontein por 100 rands cada uno. Es un coche particular, que en lugar de anunciarse en Blablacar, lo dice a los chicos que están en la entrada y ellos distribuyen a la gente quedándose con alguna comisión.

Pasamos la frontera, con bronca por parte del poli primero por ponernos en la cola de sólo Zimbabwenses, y luego porque ve a Katz sacar una foto a una bandera. Ya con el sello de salida de Lesoto y de entrada en Sudáfrica, nos quedan unas 4 horas de coche que se hacen súper cómodas. Vamos como reyes en la parte trasera del coche toda para nosotros.

Llegando a Bloemfontein, el conductor nos cuenta que trabaja en la Uni. Nos va indicando los puntos importantes de la ciudad según vamos pasándolos, y nos pregunta dónde queremos bajarnos, y le decimos que si conoce algún hotel económico que esté bien pues ahí mismo.

Nos lleva a uno junto a un centro comercial, el Mimosa Mall, porque así nos dice que podemos pasar ahí la tarde y comer tranquilos. El hotel tiene muy buena pinta, las chicas muy majas y nos dicen que sale esta noche 150 rands. Ya cuando aceptamos nuestro chófer particular se despide y se marcha… ¡Qué majete el tío!

Viajar por libre a Sudafrica Banderas Sudáfrica

VAMOS AL CENTRO COMERCIAL

No nos pueden dar aún la habitación ya que es muy pronto, así que dejamos las mochilas y nos vamos a cambiar dinero, que no tenemos fondos. Miramos en los bancos que hay en el Centro Comercial, y el que mejor cambio tiene nos indica que ahí no lo cambia, que tenemos que ir a una oficina que tienen a la vuelta. La vuelta de la esquina se convierte en casi 45 minutos dando vueltas hasta que entramos al frescor del aire acondicionado.

Pedimos dos pizzas que nos comemos acompañadas de unas patatas, agua y coca cola. Energías recuperadas, toca ahora bajar la comida buscando la estación de buses. A todas estas, Katz se aprovecha de que mi sentido de la orientación está igual de congestionado que yo, y vamos dando un rodeo de la pera, con un calor de la leche. Que no digo que no me haya gustado, sino que ha costado la tira…

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Super Pep, Bloemfountain, Sudáfrica

BARAJANDO OPCIONES EN SUDÁFRICA

Eso sí, alucinamos cuando vemos pasar unos tanques al lado nuestro. En la estación de buses preguntamos en todas las ventanillas de las diferentes compañías de autobuses. Pero en ninguna tienen horarios que nos encajen. Toca momento de pensar qué hacer.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Tanques, Bloemfountain

Primera opción es coger un bus a primerísima hora (quiere decir las 4 ó 5 de la mañana) de mañana, con el que llegamos a Johanesburgo prácticamente a la hora del otro día, con todo el ajetreo y la locura que allí había y teniendo que buscar hotel, quedándonos muy poco tiempo libre esa tarde para conocer algo de la ciudad. Segunda opción coger un bus más tarde para no madrugar, pero teniendo el mismo problema de encontrar un hotel a la llegada…

O, la opción que al final elegimos… quedarnos el día de mañana tranquilamente por aquí, e ir el sábado a primera hora a Johanesburgo. Bloemfontein no es que sea una ciudad con cosas muy interesantes que hacer, pero es tranquila y relajada, lo que preferimos para el fin del viaje.

Volvemos al hotel, nos dan la habitación, y flipamos. Está genial, muy nueva y limpia. Una ducha necesaria y descanso con siesta incluida, salimos a visitar de nuevo el centro comercial. Tiene un salón de juegos de máquinas antiguas que está muy chulo. Y finalmente cenamos en una cadena (imaginamos que Sudafricana) de hamburguesas.

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Saioa y chica del hotel, Bloemfountain, Sudáfrica

DÍA 26: BLOEMFONTEIN Y LOS HOBBITS EN SUDÁFRICA

Nos levantamos y a desayunar… ¡que está incluído en el precio! Nos dan un plato a cada uno preparado con pollo, lechuga, tomate, beicon… nos montamos un sandwich, y con café, zumo y cereales desayunamos. ¡Qué majetas las chicas de recepción! Otra vuelta por el centro comercial.

Vemos que hay wifi, y nos enganchamos un poco. Luego, lo primero es ir a comprar los billetes de bus de mañana. Lo siguiente, pasamos de nuevo por el centro comercial y picamos unas patatas como comida. Después, Katz ha visto en la guía que JRR Tolkien, escritor de El Hobbit y el Señor de los Anillos, nació y vivió 3 años en Bloemfontein. El antiguo hogar de Tolkien está en el nº 19 de la calle President Steyn Ave de Westdene y ahora es un hotel. Como no podía ser de otra forma se llama Hobbit Boutique Hotel y justo están renovándolo.

Seguro que quedará genial, muy bonito por dentro, aunque por fuera tenga un aspecto sobrio por dentro no decepciona, al fin y al cabo la Tierra Media nació aquí… Tiene un pequeño bar en el jardín digno de El Hobbit. Muy simpáticas dueña e hija que nos guiaron por la casa donde había muchos objetos de Tolkien, e incluso algún dibujo por ahí desperdigado entre los trastos de las obra de renovación. Dejamos unas fotos de archivo para ilustrar el lugar donde nació J. R. R. Tolkien.

Hobbit boutique hotel bloemfontein Tolkien

CENA DIGNA DE UN HOBBIT EN BLOEMFONTEIN

Y volvemos a nuestro hotel, y vagueamos, y vamos al centro comercial. Y ya que estamos aquí cenamos, hoy nos damos un lujazo. Vamos a cenar a un restaurante que tiene muy buena pinta. Pedimos hamburguesa y costillas, las dos cosas con acompañamiento de patatas y aros de cebolla.

No tengo palabras para describir esto… está todo increíblemente bueno. Rico, jugoso… acabamos petados, vamos a bajar rodando las escaleras. Volvemos al hotel, hacemos mochilas, y dejamos todo listo para mañana… la vuelta es ya inminente… snifff snifff

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Katz, Cena, Bloemfountain, Sudáfrica

DÍA 27: FIN DE VIAJE, BLOEMFONTEIN, JOHANESBURGO, MADRID, BILBAO

Madrugamos. El taxista es muy puntual y está a las 04.15. En 10 min estamos en la estación de buses, donde esperamos sentados dentro que fuera hace fresco. En bus sale puntual, y en poco más de 5 horas llegamos a Johanesburgo. Hoy nos libramos del caos del otro día, ya que apenas salimos de la estación. Ahí mismo hay un super, y compramos desayuno y comida para luego.

Y salimos buscando la estación del tren, que está 100 metros más allá, en medio de una plaza limpia y despejada de gente, con altos edificios bien cuidados alrededor. Esto es otra cara de Johanesburgo muy diferente a la del otro día. Compramos los billetes del Gautrain. Esto está un poco mal para guiris como nosotros, ya que te obligan a comprar una tarjeta para cada persona (3 rands) para meterte los viajes comprados, y luego no puedes devolver como en otros sitios. Te comes el dinero que cuesta.

El tren tarda super poco en llegar al aeropuerto, 15 min. Una vez allí, cola para sacar las tarjetas de embarque. Pasamos los controles de seguridad, y mientras esperamos gastamos los últimos rands en 2 pizzas. El vuelo muy confortable, la espera en Adis Adeba no es como esperábamos. Tengo en el recuerdo un aeropuerto precario, pero hoy no bajamos a la planta donde estuvimos el otro día.

En esta que estamos parece un aeropuerto de lo más normal, con baños “normales”, agua gratis… El otro vuelo sin mucho que comentar, ya que dormimos bastante… Llegada a Madrid, recogida de coche de alquiler, y vuelta a Bilbao, pensando en nuestro viaje de Noviembre… ¡Ya queda menos!

DIARIO: Un mes en el AFRICA AUSTRAL por libre Salimos de Bilbao a Mozambique

Y ya sabes, si quieres hacernos un comentario puedes encontrarnos en Twitter, Instagram y Facebook, en todos nos llamamos @SalimosDeBilbao. Si te ha gustado este post puedes compartirlo en cualquiera de las redes sociales con los botones de aquí abajo 👇🏽.

Compartir es amar 🤝🏼